El nuevo Citroën C5 promete reinventar el automóvil

El nuevo Citroën C5 promete reinventar el automóvil

El concept del Citroën CXperience rinde homenaje al mítico Citroën CX en su denominación y es una lástima que no haya visos de que llegue a la producción en serie, pero podría anticiparnos algunos de los rasgos del próximo Citroën C5, un coche que la marca afirma que nos dejará con la boca abierta. ¿Será capaz?

La marca francesa anuncia que el próximo Citroën C5 revolucionará el concepto del automóvil como lo conocemos y ya se escuchan algunas carcajadas. Personalmente también soy algo escéptico viendo en lo que PSA ha ido convirtiendo a Citroën desde que tomó el control de ésta en 1975, pero tengo claro que, si han sido capaces de meter 3 de sus modelos entre los considerados como los coches más influyentes de la historia del automóvil, ¿por qué no iban a hacerlo una cuarta vez?

Es curioso cómo la publicidad logra que una mentira repetida una y otra vez termine por parecernos verdad y que acabemos por olvidar lo real. En la actualidad creemos que los únicos capaces de inventar algo en el mundo del automóvil y de sorprendernos son los alemanes. Nos hemos creído eso de que Audi inventó la tracción total en un turismo o los TDi cuando es rotundamente falso. Sin embargo, esbozamos una sonrisa escéptica si Citroën anuncia que revolucionará el mundo del automóvil, cuando, históricamente, es la marca que más veces lo ha logrado.

Es cierto que en los últimos veinte años la marca francesa de los galones no ha destacado como en el pasado, pero nos equivocamos de pleno al infravalorar su capacidad creativa. Sí, algunos de los coches más revolucionarios han llevado los chevrones de Citroën en su coraza y, además, lo han sido sin necesidad de ser carísimos y exclusivísimos.

Poco se sabe de cómo será la tercera generación del Citroën C5, aunque es probable que tome algunas de las soluciones presentes en el Citroën CXperience Concept, por eso lo hemos elegido para esta galería fotográfica. Incluso puede que el nombre homenajeando al Citroën CX nos dé alguna pista. Lo único que se sabe oficialmente al respecto es que la marca promete que sí habrá un relevo para el C5 y que sí habrá una berlina de Citroën, algo que se ha puesto en duda tras la escisión de DS y el cese de la producción del C5 actual sin tener todavía un relevo claro.

Los modelos más revolucionarios de Citroën

El CXperience podría darnos alguna pista sobre cómo será el nuevo Citroën C5.
El CXperience podría darnos alguna pista sobre cómo será el nuevo Citroën C5.
Ampliar

Mientras unos se hacen ricos con el don de la oportunidad a la hora de hacer suyos los inventos de otros, Citroën ha sufrido en sus carnes tres bancarrotas por culpa de su osadía diseñando coches realmente revolucionarios. Sí, hacer algo excepcional cuesta dinero y no siempre se ve recompensado, incluso aunque sus ventas sean un éxito.

La primera vez que Citroën entró en números rojos fue tras la presentación del que es considerado como el primer automóvil de tracción delantera del mundo. Esto es falso en sentido estricto (los franceses de Bucciali o los americanos de Cord son anteriores), pero sí es cierto que fue el primero en hacerlo con éxito y gran difusión. El Citroën Avant fue mucho más que el primer coche con tracción delantera, fue toda una revolución y se le puede considerar como el padre del coche moderno tal y como lo conocemos.

Nunca antes del Citroën Traction Avant se habían conjugado en un único automóvil tantas cualidades. No fue el primer coche de tracción delantera, ni el primero con frenos hidráulicos, ni el primero con carrocería autoportante de acero, ni el primero con faros eléctricos, pero sí fue el primer automóvil del mundo en integrar todas esas novedades en un mismo coche.

Puede que te interese: Los 10 mejores coches de la historia

El resultado fue excepcional y el Citroën Traction Avant presentado en 1934 era tan formidable que se mantuvo competitivo nada menos que 21 años, cuando cedió el testigo al que es considerado como el automóvil más revolucionario de la historia… y que volvió a arruinar a Citroën.

Sí, el Citroën DS presentado en 1955 dejó obsoletos a todos los demás coches que se presentaron en el mismo salón. Nada más descubrirse, el resto de rivales parecían veinte años más viejos. Su suspensión hidroneumática con control de altura constante y diferentes niveles, el techo de fibra traslúcida, el interior futurista, su aerodinámica carrocería, las ruedas monotuerca, la excepcional dirección asistida o el cambio “robotizado”… el Citroën DS fue un coche formidable y, de nuevo, hundió las finanzas de la marca.

El tercer modelo de Citroën en dejar un agujero financiero fue el Citroën SM, aunque (tampoco en los anteriores casos se puede afirmar que el Avant y el DS fuesen la única causa, pero sí un factor importante) no fue el único causante de la última gran crisis de Citroën (la estampida de Fiat de la sociedad en 1974 dejó a la compañía casi descapitalizada). El carísimo desarrollo del SM también provocó un disgusto y, en mi opinión, el peor de todos. Tras esta crisis, Citroën fue adquirida por su gran rival, Peugeot, y a partir de ahí se le acabaron las ganas de hacer coches revolucionarios. Siempre que a una marca se le ocurre sacar al mercado un coche demasiado avanzado acaba mal, sino que se lo pregunten a NSU con el Ro80, que acabó con la muerte de NSU para renacer Audi.

La industria del automóvil está en un punto de inflexión

La conducción autónoma, la ecología y el internet de las cosas están precipitando los cambios en el concepto de movilidad.
La conducción autónoma, la ecología y el internet de las cosas están precipitando los cambios en el concepto de movilidad.
Ampliar

No todos los grandes coches de Citroën han sido una ruina, ni tampoco han sido grandes en sentido estricto. Buena muestra de ello es el Citroën 2CV, un automóvil excepcional que también reunió varios conceptos bajo un único coche. ¿Alguien más ofrece en un único vehículo un descapotable, un utilitario, cinco plazas, bajo consumo, mínimo mantenimiento, máximo confort de suspensiones e incluso la capacidad de humillar a la mayoría de los SUV fuera del asfalto? sí, el Citroën 2CV.

El Citroën GS, el Citroën CX… incluso un modelo con tan poco glamour como la Citroën C15 han sido en realidad coches fuera de lo corriente en su especie.

Antes dije que desde que en 1975 Peugeot tomó las riendas de Citroën y se creó el grupo PSA las cosas cambiaron en Citroën. Se acabaron los proyectos demasiado arriesgados financieramente y por esto es normal que muchos sean escépticos ante el anuncio del lanzamiento de un Citroën revolucionario. Hasta a mí me cuesta creerlo. Sin embargo, en la actualidad hay un factor que no estaba presente desde 1975 y es que el automóvil como lo conocemos se encuentra al borde del abismo. Las nuevas tecnologías como la conducción autónoma o internet están haciendo cambiar el concepto de movilidad, del mismo modo que la necesidad de reducir las emisiones contaminantes están cambiando el tipo de motores.

Citroën ha logrado ya en otras ocasiones revolucionar el concepto del automóvil, así que ¿por qué no iba a conseguirlo una vez más?

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

david 29 septiembre, 2018

no me compraria mas un citroen ni muerto la casa citroen nos a dejado totalmente tirado al no actualizar los gps de los c5 dejando tirados a miles de usuarios de citroen c5 sin poder actualizar sus mapa para 2018 con que garantia compraria otro para que haga igual con estos modelo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba