Novedad

Nuevo Audi Q7 2020: más mejoras de lo que parece

18 fotos

Ampliar

28 de junio, 2019

El Audi Q7 se pone al día para no perder la estela de modelos más recientes presentados por la marca como el Q8 y recibe interesantes mejoras tecnológicas y en materia de conectividad.

El Audi Q7 de esta generación se presentó hace ya más de 3 años y esto ha hecho que algunos de sus hermanos menores, paradójicamente, contasen con un equipamiento más moderno, como el virtual cockpit en el Q2. Con la puesta al día del año modelo 2020, el Audi Q7 que llegará a los concesionarios en septiembre vuelve a estar en lo más alto de Audi no sólo por nombre y gama, también en tecnología y equipamiento.

Estéticamente los cambios no son muy profundos pero sí logran darle al nuevo Audi Q7 un aspecto más moderno y atractivo, además de emparentarlo más con los últimos modelos lanzados por Audi. Ahora, muestra el nuevo diseño de la familia Q, con parrilla Singleframe octogonal y con faros HD Matrix LED (opcionales).

En la parte posterior, una banda cromada crea la conexión visual entre los grupos ópticos, con grafismo de aspecto técnico y añadiendo una sensación de horizontalidad aún mayor.

Además, el acabado S line incluye de serie un blade en el paragolpes delantero, llantas de 20 pulgadas y un protector de bajos más deportivo en la parte trasera.

El nuevo todocamino de la marca de los cuatro aros también ha crecido respecto al modelo anterior. Ahora mide 5,06 metros de largo, 1,97 metros de ancho y 1,74 metros de alto. También está disponible con cinco o siete asientos y el maletero ofrece una capacidad de entre 865 y 2.050 litros. El portón trasero es eléctrico de serie.

Nuevo Audi Q7 2020: una gama optimizada

El nuevo Q7 se ofrece con dos motorizaciones por el momento.

18 fotos

Ampliar

Todos los motores del Audi Q7 se combinan con un cambio tiptronic de ocho velocidades y con la tracción total permanente quattro. En el lanzamiento al mercado se ofrecerán dos versiones diésel. Unos meses después, en septiembre, se unirá una versión de gasolina, seguida de una variante híbrida enchufable.

La tecnología Mild Hybrid de serie tiene un papel fundamental en la eficiencia de estos motores. En condiciones de utilización real, esta tecnología puede reducir el consumo de combustible hasta en 0,7 litros cada 100 kilómetros. Su componente principal es un alternador-motor de arranque por correa (BAS), que alimenta un sistema eléctrico principal de 48 voltios, en el que una compacta batería de iones de litio almacena la energía.

En las frenadas, el BAS puede recuperar hasta 8 kW de energía eléctrica y dirigirla a la batería. Si el conductor levanta el pie del acelerador a velocidades de entre 55 y 160 km/h, el Audi Q7 puede recuperar energía o avanzar en modo de marcha por inercia con el motor apagado hasta 40 segundos. El dispositivo BAS vuelve a arrancar el motor en cuanto se pisa de nuevo el acelerador, de un modo más rápido y suave que un motor de arranque convencional. El sistema start-stop opera automáticamente a velocidades inferiores a 22 km/h.

También se han puesto al día sus cualidades dinámicas. La estabilización activa antibalanceo está disponible como opción. Las barras estabilizadoras ajustables de este sistema reducen el movimiento de la carrocería al circular por carreteras con firme irregular. Cuando se practica un estilo de conducción deportivo, las barras se encargan de mitigar sustancialmente la tendencia de la carrocería al balanceo cuando el vehículo se inscribe en las curvas.

La dirección integral a las cuatro ruedas también está disponible opcionalmente. A baja velocidad, permite a las ruedas traseras girar hasta 5 grados en dirección opuesta a las delanteras, mejorando así la agilidad. Circulando en autopista, las ruedas traseras giran ligeramente en la misma dirección que las delanteras, para conseguir una estabilidad superior.

Gracias a la combinación de estos elementos de alta tecnología, el Audi Q7 ofrece una gran maniobrabilidad, mostrándose preciso y ágil en carreteras secundarias con curvas. Además, se comporta en vías rápidas como un SUV que ofrece un gran aplomo y resulta altamente confortable, especialmente en combinación con la suspensión neumática adaptativa. También proporciona una distancia al suelo variable y habilita al Audi Q7, con su tracción integral quattro, para rodar por terrenos lejos del asfalto. El modo de conducción offroad puede seleccionarse entre los siete disponibles en el Audi drive select.

Nuevo Audi Q7 2020: más moderno y equipado

En el interior se introducen elementos presentes en el Audi A8 y Q8 como la instrumentación completamente digital.

18 fotos

Ampliar

 

Uno de los aspectos en los que más se notaban los años en el Q7 era en el interior, especialmente en cuanto al uso de pantallas táctiles, instrumentación virtual, conectividad, etc. Audi ha aprovechado esta puesta al día para incorporar al Q7 los últimos avances en este campo y se suben al habitáculo más amplio de su categoría elementos lanzados recientemente en el Audi A8 y en el Audi Q8.

El MMI Navegación plus proporciona una conectividad superior. Incluye el estándar de conexión LTE Advanced (5G), un punto Wi-Fi, sistema de control por voz y la amplia gama de servicios de Audi connect. Los últimos en añadirse son la información online sobre tráfico, la radio híbrida y la navegación con Google Earth.

También es nuevo el servicio de voz Alexa de Amazon basado en la nube, integrado en el sistema operativo MMI. Lo mismo se aplica al servicio Car-to-X de información de semáforos, que se está implementando en una selección de ciudades europeas. Este sistema conecta la infraestructura urbana con el vehículo, lo que permite recibir información desde el ordenador central que controla los semáforos a través de un servidor, de modo que el conductor puede elegir una velocidad que optimice su marcha para llegar al siguiente semáforo en verde.

La instrumentación digital Audi virtual cockpit y el head-up display opcional muestran una recomendación de velocidad, así como el tiempo restante hasta la siguiente fase en verde, mientras el conductor espera ante un semáforo en rojo. De ese modo, el sistema promueve un estilo de conducción eficiente y anticipativo, que facilita un flujo constante del tráfico.

El Audi adaptive cruise assist, que combina las funciones de control de crucero adaptativo, el asistente de conducción en atascos y el active lane assist, reduce la tarea del conductor, particularmente en viajes largos, acentuando así el confort. En combinación con el efficiency assist, frena y acelera el vehículo anticipándose a las condiciones del tráfico. También es nuevo el Audi emergency assist, que detiene el Q7 e inicia las medidas necesarias de protección si detecta que el conductor está inactivo. Esta función está disponible en los modos manual y asistido.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche