El nuevo Audi A8 y su red eléctrica a 48 voltios1

El nuevo Audi A8 y su red eléctrica a 48 voltios

9 junio, 2017 por

El nuevo Audi A8 2018 hace su debut el 11 de julio, pero la marca de los anillos ya nos muestra la primera imagen de su nuevo buque insignia y lo hace luciendo orgullosa su red eléctrica a 48 voltios. Si quieres saber cuáles son las ventajas de este sistema y cómo será el nuevo Audi A8… sigue leyendo.

El nuevo Audi A8 y su red eléctrica a 48 voltios1

Los primeros coches arrancaban a manivela y su sistema de alumbrado eran simples candiles de petróleo o acetileno, de modo que no tenían ni batería ni instalación eléctrica. Con la llegada de los motores de arranque y el alumbrado eléctrico se hizo imprescindible dotar a los automóviles de una red eléctrica autónoma. Primero fue de 6 voltios pero el aumento de los consumidores eléctricos en el coche y la necesidad de un alumbrado más potente para poder ver a las velocidades cada vez mayores que alcanzaban, pronto se vio que se debía subir hasta los 12 voltios.

En los camiones y vehículos industriales (con enormes motores de arranque y sistemas de alto consumo energético) hace medio siglo que se emplean tensiones de 24 voltios, pero en el automóvil seguíamos sin variar la tensión de su red eléctrica, pero estaba claro que esto no podía seguir así.

El brutal aumento de sistemas eléctricos y electrónicos en el coche, el start & stop, la gestión eficiente de la energía… todo esto requiere de una red cada vez más compleja y con más consumo y, además, cuanto más alto es el voltaje menor es el tamaño necesario para los motores eléctricos (a igualdad de potencia) de, por ejemplo, la asistencia de la dirección, elevalunas… de modo que también se reduce el peso.

Alguien tenía que romper la barrera y dar un paso adelante y ha sido Audi quien lo ha hecho. El 11 de julio se presenta la nueva generación del Audi A8 (del que te anticipamos algunos datos en las fotos espía del Audi A8)que será el primer coche con una instalación eléctrica de 48 voltios, lo que permitirá a la nueva berlina incorporar sistemas que requieren de un elevado consumo eléctrico, entre los cuales está el nuevo BAS.

BAS son las siglas con las que se denomina a la versión moderna de los Dynastart empleados en los años cuarenta y cincuenta. En lugar de un motor de arranque convencional (que necesita un mecanismo que lo acople al motor de combustión para encenderlo y luego desengancharlo), estos Dynastart hacían la función de dinamo (generador eléctrico) y motor de arranque y estaban siempre conectados al motor.

El camuflaje no puede ocultar las proporciones de esta suntuosa berlina.1
El Audi A8 camuflado en su fase de pruebas.

Las dinamos son un tipo de generadores de corriente continua que tienen la ventaja de ser reversibles. Si los alimentamos con corriente giran y se convierten en un motor, pero si los hacemos girar generan corriente. Su inconveniente es que apenas generaban electricidad con el motor al ralentí y su rendimiento era bajo, por lo que se sustituyeron por alternadores, que no podían ser reversibles… hasta que evolucionaron y llegamos al BAS y a la batería de ión de litio de 48 voltios que alimentará la red eléctrica.

La ventaja de BAS es que en una única máquina eléctrica tenemos dos: el alternador para cargar la batería y alimentar el consumo eléctrico del coche y el motor de arranque. Está siempre acoplado al motor de combustión, de manera que puede ser accionado incluso con el coche rodando y una marcha engranada (puede activarse hasta a 160 km/h). Esto hace que la función start & stop sea mucho más eficiente, ya que podrá apagar el motor mucho antes de que el vehículo esté detenido y ponerlo en marcha también antes. Se acabó el quedarse “vendido” al entrar en una rotonda porque el sistema start & stop tarde en encender de nuevo el motor.

Hasta ahora los mecanismos de rueda libre dejaban al coche rodando en punto muerto pero con el motor encendido. Con este sistema el coche podría apagar el motor mientras rueda “a vela” y ponerlo en marcha al tocar el acelerador, un sistema en el que Bosch trabaja desde hace años.

Para lograr un alto nivel de eficiencia energética, el nuevo Audi A8 equipa una sofisticada gestión del sistema de propulsión, al procesar datos del itinerario y también información de su red de sensores, que incluye una cámara delantera. La gestión utiliza toda la información para decidir si el A8 debe desplazarse en modo de marcha por inercia o en modo de recuperación. Y recupera energía no sólo a partir del accionamiento expreso de los frenos o al rodar por inercia en retención; también lo hace si decelera autónomamente, al detectar que está demasiado cerca del vehículo precedente. Todas estas funciones son beneficiosas, no sólo para el confort, sino también de cara a la autonomía. En el Audi A8, el sistema mild hybrid reduce el consumo de combustible en hasta 0,7 litros por 100 kilómetros respecto al consumo que conseguiría un usuario durante su conducción habitual.

El Audi A8 es el primero en pasarse a 48 voltios pero no será el último porque sus ventajas son incuestionables.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba