Prueba

El Mercedes CLA 250 Sport 7G-DCT de 211 CV, a prueba

41 fotos

Ampliar

28 de febrero, 2014

El Mercedes CLA 250 es la versión más potente de la deportiva berlina compacta si exceptuamos el prestacional 45 AMG. Sus 211 CV son más que suficientes para divertirse a sus mandos y disfrutar de adelantamientos seguros, pero sus consumos distan bastante de los valores homologados.

Es indiscutible que el Mercedes CLA tiene algo que uno no se encuentra con facilidad en el segmento de las berlinas compactas. No sabría como definirlo, estilo, caché, elegancia… no sé, pero es evidente que la gente se para a mirarlo y que gusta mucho. Lamentablemente su diseño tiene algunas servidumbres como son su poco práctico acceso a las plazas traseras o al maletero y un habitáculo de los más pequeños entre las berlinas de 4 puertas y con una longitud total entorno a los 4,5m.

Desconcierta encontrarse algunos fallos en la terminación de un coche que supera los 50.000 euros y que luce con un orgullo exacerbado el logo de la estrella en su frontal, molduras con cantos afilados, grillos en el interior… pero casi todo se le perdona cuando te sientas a sus mandos y disfrutas de su excelente motor y un comportamiento dinámico sensacional con una de las mejores direcciones del mercado por su tacto y precisión.[auto_section id=”diseno”]Diseño[/auto_section]

Nuestra valoración: 7,7

9

10

9

4

6

8

Destacable

  • Estética
  • Iluminación nocturna
  • Motor

Mejorable

  • Acabados interiores
  • Consumos
  • Precio

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Mercedes CLA 250 Sport: Llamativo, elegante y aerodinámico

Las puertas sin marco tienen su puntito.

41 fotos

Ampliar

El CLA es uno de esos coches que hay que vestir un poco para que sea realmente bonito. La unidad de pruebas tiene el acabado Sport que personalmente creo que le sienta como un guante con las taloneras, las llantas de cinco brazos dobles y un frontal con una imagen que impresiona, en parte gracias a su acabado especial y original de Mercedes con unos diminutos hexágonos cromados tridimensionales que parecen una constelación rodeando a la estrella principal, protagonista absoluta de la parrilla y enmarcada de una forma que me recuerda a los preciosos coupés de la serie W126 de Mercedes y es, sin duda, la parte que más me gusta del CLA. En cuanto a la vista lateral y trasera, no acaba de convencerme, pero más por un tema de proporciones que de diseño en sí. Las líneas son preciosas y elegantes, pero le faltan algunos centímetros más de longitud para resultar equilibrado, y entonces dejaría de ser un CLA y sería un CLS.

Motor: Mercedes CLA 250 Sport: gasolina y turbo

El turbo de geometría variable con mando eléctrico es el secreto de este 4 cilindros.

41 fotos

Ampliar

Casi 40 años ha tardado la industria del automóvil en seguir los pasos iniciados por Saab en 1978 cuando sus ingenieros apostaban por una mecánica compacta sobrealimentada en lugar de por grandes cilindradas. El nombre de esta motorización del CLA, viene de aplicar el factor de corrección que se empleaba en competición por la sobrealimentación a su cilindrada real: 2 litros x 1,25 = 2,5; de ahí lo de 250.

El tacto de este 4 cilindros colocado transversalmente sobre el eje delantero es excelente. Apenas suena y está pletórico de par casi desde el ralentí: 350 Nm entre 1.400 y 3.400 rpm, mejor que un diésel de cilindrada equivalente. Esto se traduce en una respuesta al acelerador contundente y a que apenas necesitemos usar el cambio aunque fuese manual. La unidad de pruebas equipa la transmisión automática 7G-DCT de 7 relaciones con un escalonamiento más enfocado al consumo que a las prestaciones, afortunadamente la sobrealimentación es capaz de proporcionar el par necesario para tirar de unos desarrollos largos y a 120 km/h el motor apenas alcanza las 2.000 rpm. Sin duda, este 2 litros turbo es uno de los mejores apartados del CLA: es fino (no suena ni vibra), suave si queremos ir relajados y capaz de catapultarnos si pisamos el pie con decisión en un adelantamiento.

La caja de cambios por su parte es algo lenta de reacciones, pero es de las mejores en las maniobras de aparcamiento y por ciudad, sin los molestos tirones de las DSG cuando estamos aparcando en una cuesta.

Comportamiento: Mercedes CLA 250 Sport: La dirección perfecta

Las suspensiones del CLA son muy eficaces.

41 fotos

Ampliar

En su día me gustó el comportamiento del Mercedes Clase A, sobre todo el tacto de la dirección, muy precisa, rápida y con un grado de asistencia perfecto, y en el CLA más de lo mismo. Respecto al modelo del que deriva me ha gustado más, en parte porque su mayor voladizo trasero equilibra algo el reparto de pesos, lo que hace que el CLA sea más reactivo a la hora de jugar con los pesos utilizando los pedales. También su condición de 4 puertas aporta algo más de rigidez a la carrocería, especialmente en el eje trasero y el resultado es un coche muy agradable de conducir y con una pisada muy franca. En ciudad, el bajo perfil de los neumáticos nos pasarán factura en la espalda en los baches y bandas sonoras, tampoco la visibilidad es la mejor por su escasa superficie acristalada, siendo éstos sus dos únicos puntos flacos en el uso urbano.

En carretera la cosa cambia y el CLA es una auténtica delicia gracias a su bastidor, la excelente postura de conducción y la formidable iluminación de sus faros inteligentes.

Los frenos tienen un buen tacto, pero la unidad de pruebas está algo castigada en este apartado y con unas pastillas cristalizadas en el eje delantero las distancias de frenado son más largas de lo esperado, pero como digo, se debe más a un fallo de la unidad de pruebas que del modelo, pues recuerdo unas distancias excelentes en el Clase A probado anteriormente.

La maniobra de esquiva se supera sin el menor problema, dejando patente que el CLA tiene unas suspensiones y un chasis muy bien resueltos, lo que lo convierte en un coche muy seguro, con reacciones predecibles.

En la pista de pruebas, forzando las cosas y jugando con las transferencias de peso se puede sacar a relucir un eje trasero bastante juguetón que nos sacará una sonrisa si estamos forzando la situación, pero que puede asustar si no lo esperamos y es fruto de un error por nuestra parte y no de una provocación. El ESP corta de raíz cualquier riesgo en este sentido, con un funcionamiento bastante eficaz y sin reacciones raras.

Equipamiento: Mercedes CLA 250 Sport: Caro de vestir

El puesto de conducción es bueno y la postura ejemplar.

41 fotos

Ampliar

Como suele suceder con los modelos alemanes, el equipamiento de la unidad de pruebas es muy completo a base de tarjeta de crédito. No es que de serie venga mal equipado, pero elementos como los excelentes faros inteligentes (casi 800 euros que deberían ser obligatorios por la seguridad que ofrecen), el navegador, el techo panorámico, los umbrales de puerta iluminados, sensor de ángulo muerto, los cristales atérmicos… se pagan aparte, y desconcierta encontrarse cosas como pagar 300 euros por el reposabrazos trasero (que suele venir de serie casi en cualquier coche) o unas pequeñas guanteras bajo los asientos delanteros. Todo suma y hace que la unidad de pruebas se dispare por encima de los 52.000 euros, una cifra ya respetable y que hace que uno empiece a plantearse si a lo mejor nos compensa irnos a por todo un Clase E.

No termina de convencerme el no disponer de serie de un climatizador 100% automático en un coche cuyo precio de partida es de 46.000 euros y tener que seleccionar manualmente la distribución del aire, sólo la temperatura se mantiene constante de forma automática en el sistema de climatización del Mercedes CLA. Si queremos un climatizador automático de verdad, deberemos elegir el Thermotronic, casi 800 euros más a la factura.

Consumo: Mercedes CLA 250 Sport: eficiente, pero no tanto

La coraza delantera recuerda a los deportivos más llamativos de la marca.

41 fotos

Ampliar

Las cifras de consumo que he logrado con este modelo me han parecido buenos para tratarse de un modelo con 211 CV y una mecánica de gasolina contundente, pero ni por asomo he logrado acercarme a las cifras de consumo homologadas practicando una conducción normal. Se puede llegar a ellos a base de buscar la máxima eficacia, pero no es viable en el día a día.

Por ciudad los consumos van a estar por encima de los 8 l/100km pese al buen funcionamiento del sistema Start&Stop, muy rápido a la hora de poner en marcha el motor.

En carretera conseguiremos cifras que rondan los 6,5 l/100km a cruceros entre 80 y 100 km/h, mientras que con el control de crucero a 120 km/h en un recorrido con 2 puertos de montaña la media de consumo se estabiliza en 7,6 l/100km, unas cifras que no me parecen malas para un coche como éste y con esta capacidad para adelantar con contundencia, pero que no se parecen en nada a los poco más de 5 l/100km que homologa.

Me esperaba algo más de ventaja en autovía a 120 km/h gracias a su aerodinámica. Cierto es que la cifra récord de 0,21 de Cx aerodinámico se homologa con la versión básica, mientras que el Sport, con más rueda, faldones, tomas de aire, etc… empeora algo esa cifra, pero pensaba que la velocidad afectaría menos al consumo de lo que he podido comprobar. Supongo que para sacar verdadero partido de esta ventaja aerodinámica debería probarlo en un lugar donde poder circular por encima de los 150 km/h de forma mantenida sin riesgo de ir directamente a prisión.

Rivales

Vehículo

Mercedes-benz CLA 250 AMG Line 7G-DCT

Audi A3 Sedán 1.8 TFSI Attraction S-Tronic

Bmw 220i Coupé Sport

Audi A5 Sportback 2.0 TFSI 211

Precio Desde
45.976 €
Desde
33.100 €
Desde
34.534 €
Desde
43.100 €
Combustible Gasolina Gasolina Gasolina Gasolina
Cambio 7 marchas 7 marchas 6 marchas 6 marchas
Potencia (CV) 211 180 184 211
Aceleración 0-100 km/h (s) 6,7 7,3 7,0 7,1
Consumo Medio (l/100 km) 5,8 5,7 6,3 6,5
Emisiones CO2 (g/km) 137 129 148 149

Comparte este artículo:

Comentarios

Jorge Morillo 28 febrero, 2014

Hombre, si te compras un coche de estas características, debes tener asumidas ciertas pegas de espacio, ¿no?

fernando 28 febrero, 2014

el coche es muy bonito, aunque lo de la pantalla interior me parece un fallo grave, que mal integrada

Rubén Fidalgo 28 febrero, 2014

La verdad es que la amplitud no es una de sus virtudes. Me quedo con el motor y la dirección.

Pablo 2 marzo, 2014

No entiendo por qué tanta gente se queja de la pantalla, a mí me parece que está bien, pero le falta el punto de poderse orientar.

Rubén Fidalgo 2 marzo, 2014

Hola Pablo, la verdad es que el hecho de que se pudiera orientar estaría bien. El problema de que no esté integrada (estética aparte, pues es cuestión de gustos) acarrea un problema y es que ya se han dado casos en los que rompen la ventanilla del coche para llevarse la pantalla, pensando que es una tablet portátil y cosas similares. Un saludo y gracias por tu aportación.

Sebstian 6 junio, 2015

Creo que la poca habitalidad trasera debe ser asumida en un coche de estas características, pero lo de la pantalla, no tiene nombre, parece que se les olvido al diseñar el interior y que de pronto se acordaron de ella. Los BMW la integran muy bien. El diseño exterior es insuperable. Nada que ver con los AUDI (alguien distingue los diferentes modelos??) o el feo BMW 1.

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche