Prueba

El Hyundai i10 1.2 Style a prueba

36 fotos

Ampliar

23 de marzo, 2015

El Hyundai i10 nos dejó un buen sabor de boca en su presentación, sensación que se ha corroborado tras una semana de pruebas en las que el modelo coreano ha demostrado ser una interesante alternativa en el segmento de los modelos urbanos.

El Hyundai i10 de la prueba de hoy es lo que suelo llamar “un coche honesto“, no pretende ser lo que no es y no engaña a nadie. Me parece un buen producto: resulta cómodo en el día a día, tiene una estética agradable, un equipamiento en el que no falta nada de lo imprescindible y un motor sencillo y fiable, realmente no hace falta nada más.

En ciudad resulta cómodo por la buena visibilidad y la suavidad de funcionamiento de su motor de gasolina de 4 cilindros en una categoría donde la mayoría opta por los tricilíndricos, con más vibraciones y tosquedades. Al salir a carretera sorprende el aplomo con el que se puede viajar, con unas suspensiones bien diseñadas y un sistema de frenos con 4 discos en lugar de los tambores traseros que suelen utilizar sus competidores.

En líneas generales, el Hyundai i10 es una de las mejores alternativas que hay en su segmento, con pequeños detalles mejorables con los que se puede convivir sin problema, como los mandos del volante, bastante numerosos y dispersos, o la iluminación con lámparas de doble filamento, que dejan a oscuras las cunetas al poner las largas.

Nuestra valoración: 6,7

7

7

7

7

6

6

Destacable

  • Espacio interior.
  • Calidad de rodadura.
  • Facilidad de uso.

Mejorable

  • Iluminación.
  • Alfombra del maletero.
  • Mandos del volante.

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Hyundai i10 1.2 87 CV: imagen de marca

El frontal es típico de Hyundai, con su parrilla hexagonal y trazos angulosos.

36 fotos

Ampliar

El i10 de la prueba de hoy tiene una imagen moderna y simpática, especialmente en la vista frontal, con esa característica parrilla de 6 lados y unos grandes faros típicos de los Hyundai.

Conseguir un diseño que no resulte muy cúbico en un coche que apenas supera los 3,6 m de longitud y tiene espacio interior para 5 pasajeros es complicado, pero este coche entra por los ojos… y eso que la unidad de pruebas con las llantas de chapa con tapacubos y el color blanco no resulta especialmente llamativa.

Las luces diurnas LED están ubicadas a modo de “cejas” sobre los faros antiniebla. Poco a poco empiezan a ser cada vez más frecuentes, pero entre los modelos pequeños suelen buscarse soluciones más económicas integrando este tipo de luces con una lámpara de incandescencia en la misma parábola de los faros principales.

En la vista trasera destacan los pilotos, que van montados bastante altos para que sean más visibles y para alejarlos de los parachoques de otros coches, evitando roturas en los aparcamientos.

Interior: Hyundai i10 1.2 87 CV: amplio en su segmento

El Hyundai es amplio y está bien rematado.

36 fotos

Ampliar

Teniendo en cuenta sus compactas medidas exteriores, el Hyundai i10 es un coche bastante amplio y, aunque viajarán muy apretados atrás, con capacidad de llevar a 5 pasajeros en una categoría donde cada vez es más frecuente que se homologuen exclusivamente como 4 plazas.

Al abrir la puerta, resulta agradable encontrarse con un interior colorido en lugar de los típicos tonos oscuros de los modelos alemanes. Los materiales tienen un buen tacto y los ajustes son buenos.

El diseño de la consola central es moderno y la instrumentación muy legible y completa, con termómetro para el refrigerante, algo que ya casi ningún competidor monta y que personalmente encuentro imprescindible.

La postura de conducción es cómoda, con buenos reglajes en los asientos y en el volante. En cuanto al mullido de la banqueta y el respaldo, no resulta tan duro como en los modelos alemanes, pero es confortable y no fatigan demasiado.

Las puertas son amplias y dejan un cómodo acceso al habitáculo, también al maletero, con una buena capacidad pese a tener una rueda de repuesto bajo la alfombrilla (que, por cierto, podría ser algo más gruesa o rígida, la que trae tiene un aspecto muy pobre). Los asientos traseros pueden abatir los respaldos para ampliar el espacio de carga, pero no dejan un suelo plano al hacerlo.

En lo referente a la disposición de los mandos, su manejo es sencillo e intuitivo, pero el volante está repleto de teclas a las que hay que acostumbrarse para no apagar el control de crucero en lugar de descolgar la llamada, etc.

Motor: Hyundai i10 1.2 87 CV: simple y bien hecho

El motor 1.2 tiene un buen rendimiento y está bien fabricado.

36 fotos

Ampliar

Siempre he sido partidario de las cosas sencillas pero bien hechas y este 4 cilindros es un claro ejemplo. No hay alardes como el sistema start & stop (que, en mi opinión, sólo benefician al fabricante para lograr cifras homologadas irrealmente bajas), tampoco nos encontramos con un motor de 3 cilindros ultra eficiente pero que para lograr un mínimo de confort necesita de complicados sistemas de equilibrado y pesados volantes de inercia que se comen parte de la ventaja ganada; simplemente es un motor de 4 cilindros con un sistema de inyección moderno, con buenos materiales para reducir las fricciones internas y un nivel de potencia sensato que no compromete en absoluto la fiabilidad.

La caja de cambios es de 5 velocidades y tiene un escalonamiento bastante apropiado para el “temperamento” de la mecánica, con unos desarrollos acordes a la curva de par del motor. El accionamiento es bueno, con recorridos cortos.

Con sólo 1,2 litros de cilindrada y sin sobrealimentación, no estamos ante un coche con un gran reprís al pisar el acelerador, por lo que necesitaremos estar atentos al cambio de marchas y asegurarnos un buen margen de seguridad a la hora de hacer un adelantamiento. No es un cohete, pero tampoco una “chicane móvil” en carretera y resulta silencioso y de funcionamiento suave, sin vibraciones.

Comportamiento: Hyundai i10 1.2 87 CV: para todos los públicos

El Hyundai i10 es un coche muy fácil de conducir.

36 fotos

Ampliar

Además de un notable cambio de aspecto, el Hyundai i10 fue sometido a una profunda revisión de su bastidor, lo que redunda en una importante mejora en su comportamiento y dota al i10 de un aplomo de coche de categoría superior cuando salimos a carretera, con soluciones poco habituales en su segmento, como el hecho de contar con 4 discos de freno, como Dios manda.

En cuanto a las suspensiones, se han reforzado los anclajes a la carrocería de los componentes de los trenes rodantes, reduciendo las torsiones y las holguras, lo que hace que tengamos una mayor sensación de solidez y precisión. También los silentblocks han aumentado de calidad para reducir su fricción.

El mayor cambio está en el eje trasero, completamente nuevo. Aunque mantiene su estructura básica de eje semi independiente, los brazos que soportan los bujes son algo más largos para poder montar los amortiguadores por detrás de la rueda. Como ésta sube y baja a lo largo de un radio cuyo centro es el propio anclaje del eje, cuanto más lejos está el amortiguador de ese centro de pivote, más amplia es la cuerda que describe al subir y bajar. Es decir, el amortiguador tiene un recorrido mayor que los movimientos de verticales de la rueda, mejorando su respuesta. Lo mejor de todo es que esto se ha hecho sin que ocupen demasiado espacio de más en el maletero.

Gracias a todo esto, el tacto del Hyundai i10 resulta muy agradable: lo es en ciudad, donde el eje trasero no resulta demasiado seco de reacciones al pasar por las bandas reductoras de velocidad, tapas de alcantarilla, etc.,  y lo es aún más en carretera, donde el i10 sorprende por su aplomo.

Los 4 discos de freno facilitan que el ESP tenga unas reacciones muy progresivas, al ser más fácil controlar las reacciones del coche accionando los frenos.

La dirección tiene un buen tacto y nivel de asistencia, pero no vendría mal un radio de giro algo menor que hiciese más manejable al i10 en zonas estrechas y en las maniobras de aparcamiento.

En definitiva, el Hyundai i10 es un coche muy fácil y agradable de conducir para cualquiera, confortable en ciudad y que no se amedrenta a la hora de afrontar un viaje por carretera.

Equipamiento: Hyundai i10 1.2 87 CV: no hace falta más

El equipamiento de la unidad de pruebas es básico, pero suficiente.

36 fotos

Ampliar

La versión de esta prueba tiene un nivel de equipamiento normal, sin llantas de aleación ni climatizador automático, pero con faros antiniebla, control y limitador de velocidad, elevalunas eléctricos delanteros, volante multifunción, manos libres Bluetooth, toma USB… en realidad tiene todo lo necesario y algo más, por lo que los aproximadamente 14.000 euros de tarifa (puede haber promociones puntualmente) están dentro de la media en un modelo de esta categoría.

Personalmente no soy muy partidario de las llantas de aleación ligera (que a veces no lo son tanto, pues acaban siendo más pesadas que las de acero) en un modelo cuyo uso será principalmente en ciudad, donde es fácil golpearlas contra los bordillos, baches, etc.. Así pues, no echo de menos este elemento; además, las que trae montan unos neumáticos con unas medidas muy lógicas para las prestaciones y el tamaño de este i10. Sin embargo, sí me gustaría disponer de unos faros de doble parábola que mejorasen la iluminación (y por lo tanto la seguridad) en los viajes nocturnos.

Consumo: Hyundai i10 1.2 87 CV: en la media

Los consumos del i10 con el motor 1.2 están dentro de la media de su categoría.

36 fotos

Ampliar

Las cifras oficiales del motor 1.2 de 87 CV de este modelo son, como de costumbre, optimistas. A lo largo de la prueba, la media ha estado ligeramente por encima de los 6 l/100 km, cuando la media oficial es de 4,9 l/100 km.

Curiosamente, donde más diferencia respecto al valor oficial me he encontrado es en carretera, cuando esperaba más en ciudad, pero el hecho de no contar con sistema start & stop hace que los valores reales en ciudad se asemejen bastante a los homologados, con una media real de 6,9 l/100 km, mientras la oficial es de 6,5 l/100 km.

En carretera, con cruceros entre 70 y 100 km/h se pueden conseguir medias de 4,5 l/100 km si vamos finos, pero lo normal es rondar los 5 l/100 km, casi un litro más que los 4,1 l/100 km declarados.

Si subimos la velocidad media hasta los 120 km/h en autopista, con dos puertos de montaña, la media se queda en 6,2 l/100 km.

En general no son malos datos dentro de su categoría.

Rivales

Vehículo

Hyundai i10 1.2 Style Blue

Mitsubishi Space Star 120 MPI Motion

Opel Corsa 1.4 Excellence 90 (4.75)

Toyota Yaris 1.3 Active

Precio Desde
14.415 €
Desde
11.900 €
Desde
18.374 €
Desde
16.750 €
Combustible Gasolina Gasolina Gasolina Gasolina
Cambio 5 marchas 5 marchas 5 marchas 6 marchas
Potencia (CV) 87 80 90 99
Aceleración 0-100 km/h (s) 12,3 11,7 13,2 11,7
Consumo Medio (l/100 km) 4,9 4,3 5,2 4,9
Emisiones CO2 (g/km) 114 100 122 114

Comparte este artículo:

Comentarios

Rubén Fidalgo 23 marzo, 2015

El Hyundai i10 es un buen producto, sin estridencias cumple sobradamente las expectativas.

jcl 23 marzo, 2015

de los coche para ciudad es de mis preferidos….además tiene que yo sepa cadena de distribución y no correa ( una ventaja en costes de mantenimiento) y estoy contigo ruben prefiero un 4 cilindros que un “3” ….menos mal que Hyundai no se apuntado a la moda de quitar la aguja de la temperatura del motor ( menos mal)…coche simpático y mas que útil solo en ciudad…. a ver cuando probáis el ” nuevo” Hyundai i30 gdi también un gran desconocido en este país dieselizado para hacer 10.000km/ año ( con ironia) …un saludo.

Rubén Fidalgo 26 marzo, 2015

Lo de la cultura diésel que tenemos poco a poco parece que se va curando… un saludo jcl 😉

Toni 26 marzo, 2015

Buena prueba!!! Esta decidido, un i10!!!
Muchas gracias por tu trabajo.

Rubén Fidalgo 26 marzo, 2015

Hola Toni, muchas gracias a ti por leernos, ha hecho una buena elección. Un saludo, ya nos contarás cuando lo tengas qué tal te va con él.

Toni 26 marzo, 2015

Lo que si me hubiera gustado un video de la prueba…

Rubén Fidalgo 26 marzo, 2015

Tienes razón Toni, pero esa semana me fue imposible hacer el vídeo que intento hacer en cada prueba :-(, lo siento. Un saludo

Toni 28 mayo, 2015

Lo prometido es deuda. Después de una semana de uso, decir que el coche va finísimo, por poner alguna pega el consumo creo que es demasiado alto, supongo que se ira ajustando. Pero precio y equipamiento con rivales de la misma categoria, no hay color. Nuestro modelo es el Black line plus.

Rubén Fidalgo 30 mayo, 2015

Hola Toni, muchas gracias por cumplir tus promesas ;-). Como digo en la prueba los consumos son más altos que los oficiales con bastante diferencia. Es un motor muy sensible al estilo de conducción. Para lograr bajos consumos hay que ser suave y estar muy atento al cambio. De todos modos, es normal que al principio sean algo más elevados hasta que se asienta la mecánica y te acostumbras al nuevo coche. Revisa la presión de los neumáticos también, afecta muchísimo al consumo. Un saludo y a seguir disfrutando del coche nuevo 🙂

Toni 7 junio, 2015

Me parece muy elevado 8,5 l…no es un poco más, esperaremos se asiente la mecanica. Pero como bien dices en alguna de las pruebas, las llantas de aluminio a veces no son tan ligeras como nos pensamos. Si a eso le añadimos el clima+ trayectos cortos= 8,5 l.
Bueno seguiremos informando…

Rubén Fidalgo 8 junio, 2015

Gracias Toni por mantenernos al día de cómo evoluciona. Efectivamente las llantas y la medida de los neumáticos (y las presiones de inflado) influyen muchísimo en los consumos. Un saludo.

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche