El futuro de la movilidad de Toyota se llama Concept i14

El futuro de la movilidad de Toyota se llama Concept i

16 Octubre, 2017, modificada el 17 Octubre, 2017 por

Cada vez más, las marcas de automóviles tienen claro que el futuro, más que en fabricar coches, está en proporcionar soluciones de movilidad. Toyota lo tiene claro y lo demuestra con estos interesantes vehículos que presenta en el Salón de Tokio bajo el nombre de Concept i.

El futuro de la movilidad de Toyota se llama Concept i14

Toyota acude al Salón de Tokio 2017 con tres vehículos que pretenden demostrar cómo la inteligencia artificial y la propulsión eléctrica pueden convertirse en la solución para la movilidad del futuro, aprendiendo y entendiendo al conductor.

La tecnología central común de la serie Toyota Concept-i es un sistema que entiende a las personas (aprendizaje) y aplica la inteligencia artificial para reconocer emociones y determinar las preferencias del conductor. La tecnología que entiende a las personas (aprendizaje) y la tecnología de conducción automatizada se combinan para llevar al conductor a su destino sano y salvo e infundir tranquilidad (protección). Por otra parte, combinando la tecnología con el Agente de Inteligencia Artificial, será posible llegar a un punto de desarrollo en que se puedan anticipar las sensaciones del conductor, lo que dará lugar a nuevas experiencias de Pasión al volante (inspiración).

Para ofrecer nuevas experiencias y entusiasmo a más personas a partir de la idea de la ‘libertad y la alegría de la movilidad para todos’, se ha añadido un vehículo pequeño de movilidad universal a la serie Toyota Concept-i para que todo el mundo pueda tener libertad de movilidad, incluidos los usuarios de sillas de ruedas y los de edad avanzada. Por su parte, el vehículo de movilidad para zonas peatonales hace posible la libre circulación en el mismo espacio que los peatones.

El Agente de Inteligencia Artificial, que entiende a las personas, puede conectarse y desconectarse del conductor en todos los vehículos de la serie, lo que posibilita una movilidad sin interrupciones y una gran comunión con el conductor para alcanzar una movilidad segura y entretenida.

Toyota Concept i

El Concept i podría estar listo en 2020.14
El Concept i podría estar listo en 2020.

El Toyota Concept-i determina las emociones y el nivel de atención leyendo las expresiones, las acciones y el tono de voz del conductor de una forma compleja. Compara información general, como noticias de la web, con información sobre personas, como actividad en las redes sociales, información de posicionamiento GPS e historial de conversaciones en el vehículo, y determina las preferencias del conductor en función de los temas que se plantean de forma recurrente.

Se emplean tecnologías que entiende a las personas (aprendizaje), para cosas tales como medir las emociones o determinar las preferencias. A partir de esta tecnología, la serie Toyota Concept-i proporciona una valiosa innovación en el ámbito de la seguridad (protección) y las nuevas experiencias de pasión a volante (inspiración).

Además de las condiciones externas del vehículo, el Toyota Concept-i determina el estado del conductor por medio de una tecnología que entiende a las personas y controla la fiabilidad del conductor y el vehículo. Por ejemplo, si la fiabilidad del vehículo es elevada y se considera necesaria una asistencia al mismo, como en un momento en el que el conductor se vea superado por una situación peligrosa o de gran estrés, el Concept-i pasa a conducción automatizada.

A partir del concepto de asistente de movilidad de Toyota para la conducción automatizada, que tiene por objeto supervisar y asistir a los conductores cuando sea necesario, el Concept-i ofrece una orientación segura. Además, ayuda al conductor estimulando los cinco sentidos, incluidos la visión, el tacto y el olfato, en función de las emociones del conductor, el grado de fatiga y el nivel de atención, para que los conductores vuelvan a un estado de alerta cuando sientan somnolencia y para ayudar a los conductores que sientan un mayor nivel de estrés a relajarse.

El Toyota Concept-i entabla una conversación basada en las emociones y las preferencias del conductor. El vehículo sugiere temas de interés en función del estado de ánimo del conductor, lo que da lugar a un estilo de conversación libre y bilateral totalmente nuevo. Además, crea un ‘mapa de emociones’ representando periódicamente las emociones del conductor y los datos del GPS. Al recoger datos sobre las distintas emociones y utilizar esa información como datos masivos (big data), la serie Toyota Concept-i puede ofrecer experiencias nuevas sugiriendo rutas nuevas e interesantes como ligeros desvíos.

El diseño del vehículo comprende un habitáculo con una silueta futurista proyectada hacia delante y un interior sencillo y abierto, y a partir del Agente de Inteligencia Artificial situado en el centro del cuadro de mandos, el tema de diseño fluye desde dentro hacia fuera con un estilo sin interrupciones, en que el diseño del cuadro de mandos continúa hacia el exterior de la carrocería. Por otra parte, ofrece una nueva experiencia de usuario a través de una interacción intuitiva de la tecnología HMI —interfaz hombre-máquina— con el Agente de Inteligencia Artificial mediante un visor frontal 3D.

Toyota tiene previsto que el Toyota Concept-i salga a la carretera hacia 2020 y empezar a probar entonces vehículos equipados con algunas de las funciones de este prototipo en Japón.

Toyota Concept i-Ride

El i-Ride ofrece soluciones muy prácticas.14
El i-Ride ofrece soluciones muy prácticas.

El Toyota Concept-i RIDE cuenta con puertas de ala de gaviota que ofrecen una gran abertura y un asiento eléctrico que se desliza hacia el hueco de las puerta, de modo que incluso los usuarios de sillas de ruedas que no se sientan seguros al pasar de la silla de ruedas al vehículo puedan hacerlo con facilidad. Así mismo, la apertura y el cierre de la puerta de ala de gaviota permite la carga y descarga de la silla de ruedas y el funcionamiento del asiento ha sido diseñado para poder guardar la silla de ruedas fácilmente en la parte posterior.

Por otra parte, se utiliza un mando único que elimina la necesidad del volante y los pedales del acelerador y el freno y el tamaño del vehículo permite a los usuarios de sillas de ruedas aparcar y entrar/salir de una plaza de aparcamiento común para un vehículo, destacando la facilidad de funcionamiento durante la conducción, al detenerse y al aparcar.

Por otro lado, el Agente de Inteligencia Artificial, una de las características de la serie Toyota Concept-i, está situado en una pantalla de gran tamaño del cuadro de mandos y presenta activamente información que facilita y mejora los recorridos, como es el caso de datos sobre instalaciones adaptadas.

Durante la conducción, el asiento del conductor está situado en el centro. Al aparcar y estacionar el vehículo, entran en juego funciones de asistencia a la conducción como el aparcamiento automatizado con o sin el conductor, para que cualquier persona, incluidos no solo los usuarios de sillas de ruedas sino también los de edad avanzada, puedan circular seguros y tranquilos.

Toyota también prevé el uso de servicios compartidos con el Toyota Concept-i RIDE. Al compartir con muchas personas el acceso a la movilidad universal, que actualmente no está al alcance de todos, sobre todo a título individual, Toyota espera poder ofrecer una movilidad práctica, fácil de usar y accesible para todos.

El Toyota Concept-i RIDE proporciona un transporte seguro, práctico y agradable, incluso a destinos exteriores, empleando el Agente de Inteligencia Artificial para desconectarse y volver a conectarse con el conductor en los distintos vehículos de la serie, con lo que consigue ser uno con el conductor.

Toyota Concept i-Walk

Este vehículo puede modificar su distancia entre ejes.14
Este vehículo puede modificar su distancia entre ejes.

El Toyota Concept-i WALK puede rotar sobre sí mismo con una longitud inferior al paso de una persona y una amplitud que no supera el ancho de los hombros de una persona. Es una unidad compacta que ocupa el espacio equivalente al de un peatón mientras camina.

También entiende al conductor a partir de la conversación entablada con el Agente de Inteligencia Artificial y los datos obtenidos de sensores en los mandos y guía al conductor a una situación segura en función de las circunstancias. Si el vehículo detecta algún peligro durante la conducción, avisa activamente al conductor y automáticamente adopta las medidas correctoras oportunas. Por otra parte, las tres ruedas y el mecanismo de distancia entre ejes variable en función de la velocidad garantizan la estabilidad al estacionar y al circular.

Al emplear una función de dirección, los usuarios no tienen que controlar el Toyota Concept-i WALK desplazando el peso del cuerpo, lo que permite que cualquiera pueda usarlo con facilidad. Gracias al suelo más bajo, los usuarios pueden entrar y salir fácilmente sin verse limitados por su edad, sexo o atuendo, como es el caso de personas de edad avanzada o mujeres que lleven falda.

Toyota prevé la implantación de servicios compartidos asociados al Concept-i WALK, que aprovechen el Agente AI para desconectarse y volver a conectarse con el usuario en los distintos vehículos de la serie, con lo que consigue ser uno con el mismo. El objetivo es conseguir un vehículo que se pueda utilizar como parte de un trayecto corto en coordinación con otros servicios de transporte, como por ejemplo en emplazamientos exteriores y al desplazarse por atracciones turísticas.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba