El BMW M5 2012 ya es una realidad

16 Junio, 2011, modificada el 15 Septiembre, 2011 por

Se presentará en otoño, en el Salón de Francfort, con un motor biturbo de 560 CV de potencia y será capaz de superar los ¡300 km/h!

12

La quinta generación del BMW M5 supera en todos los aspectos a sus predecesores. Basado en el Concept M5, se mantiene fiel al concepto de berlina superdeportiva de cuatro puertas y cinco plazas con una carrocería con rasgos fieros, optimizada al máximo en el túnel del viento. Un lobo vestido de lobo fácilmente identificable por las enormes tomas de aire delanteras, llantas de 20 pulgadas, alerón trasero y faldón posterior con el difusor central entre las dobles salidas de escape.

Por vez primera en un M5, el motor no es atmosférico sino que va sobrealimentado con dos turbos. Se trata de un 4.4 litros V8, el mismo que monta el X6M, que desarrolla 560 CV, entre 6.000 y 7.000 revoluciones, y un par de 680 Nm a partir de las 1.500 vueltas. Un plantel técnico con el que el nuevo M5 mejora las prestaciones de todos sus antecesores. Así, acelera de 0 a 100 km/h en 4,4 segundos -13 segundos el 0-200 km/h-, y aunque la velocidad máxima se mantiene autolimitada a 250 km/h, con el opcional paquete M Driver esta se puede desbloquear hasta llegar a nada menos que los 305 km/h.

Mejores consumos

El nuevo BMW es también el mejor M5 en cuanto a gasto de combustible. Gracias al paquete Efficient Dynamics -que incluye Auto Start Stop y recuperación de energía en la frenada, entre otros- gasta 9,9 litros/100 km, cifra ‘escandalosa’ comparada con los 14,8 de la anterior generación. En esta reducción del gasto de gasolina, también ayuda la caja de cambios automática de doble embrague, de siete velocidades y programa Drivelogic, que transmte la fuerza a unas inmensas ruedas traseras en medida 295/30 ZR.

Dinamicamente el nuevo M5 se ayuda de un nuevo diferencial autoblocante con reparto de par inteligente, capaz de transferir toda la fuerza del motor a una rueda, para garantizar una precisión máxima en curva. También cuenta del programador M Drive que ofrece al conductor la posibilidad de elegir dos ‘setups’ o modos de conducción diferentes. programas en los que se varían parámetros como la respuesta del acelerador, del cambio automático, el control de estabilidad, la regulación activa de los amortiguadores y la información que se proyecta sobre el parabrisas.

El interior no defrauda. Como buen M5 desprende deportividad y exclusividad gracias a elementos diferenciadores como los asientos deportivos M tapizados en piel, instrumentación con tecnología ‘black pannel’, detalles en aluminio, climatizador de cuatro zonas. El equipamiento de serie incluye, entre numerosos elementos,  sistema de proyección de información en el parabrisas –‘head up display’, luces adaptativas de xenon, visión nocturna con reconocimiento de peatones, asistente de cambio de carril y acceso a Internet.

No te pierdas el vídeo del BMW M5

1 Comentario

Dalton 25 Junio, 2011

It’s much easier to undesrantd when you put it that way!

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba