Novedad

El Audi e-tron se recarga como un rayo

18 fotos

Ampliar

23 de abril, 2018

Esta espectacular imagen del Audi e-Tron comportándose como una jaula de Faraday es una manera muy gráfica de la marca para promocionar la red de supercagadores Ionity de hasta 150 kW.

Parece que ahora nadie va a querer fabricar coches, casi todas las marcas- Audi entre ellas- anuncian su intención de convertirse en proveedores de movilidad, pero está claro que para poder ofrecer movilidad, habrá que seguir fabricando cosas que se muevan, como por ejemplo el Audi e-tron concept. La versión definitiva de este SUV pretende ser el primer automóvil eléctrico preparado para soportar unas brutales recargas eléctricas en la red de cargadores Ionity de hasta 150 kW. Gracias a esta tecnología, el Audi e-tron se recarga como un rayo.

En menos de 30 minutos, la batería de iones de litio del Audi e-tron queda cargada para poder realizar hasta 400 km según el nuevo ciclo de homologación WLTP, que es más severo en cuanto a las condiciones respecto al vigente hasta la actualidad, denominado NEDC.

Para mostrar de manera muy gráfica la cantidad de energía y la velocidad a la que ésta se suministra a las baterías, Audi ha preparado esta llamativa presentación en la que se descargan rayos sobre la carrocería de su prototipo eléctrico.

La jaula de Faraday del Audi e-tron

La carrocería del e-tron se comporta como una jaula de Faraday.

18 fotos

Ampliar

El físico británico Michael Faraday demostró en un experimento que la corriente eléctrica elige siempre el camino más cómodo para ella y éste es recorriendo la superficie de un material conductor. Para ello, hizo pasar una enorme cantidad de energía eléctrica sobre una jaula metálica y una persona dentro podía tocar el metal sin electrocutarse. Los electrones prefieren moverse por la autopista metálica que atravesar una carretera secundaria a través del cuerpo del sujeto del experimento.

Audi ha reconstruido el experimento en el banco de pruebas de alto voltaje de la fábrica de Siemens en Berlín mide 42 x 32 x 25 metros. Un equipo de electricistas e ingenieros en la mayor instalación de este tipo en el mundo investiga con impulsos de rayos que generan un voltaje de hasta tres millones de voltios. Construida en 1958, la sala parabólica alberga un generador de tensión de impulsos del tamaño de una casa. Y el Audi e-tron prototype se encuentra justo en medio. Los rayos de luz dirigidos al techo del automóvil iluminan la sala de 25 metros de altura.

Los expertos dirigen una descarga eléctrica al automóvil en un experimento que simboliza algo con lo que se ha soñado durante miles de años: capturar rayos y utilizar su energía. Hoy en día no es posible utilizar un rayo para recargar la batería de un automóvil eléctrico, pero los ingenieros han dado un importante paso hacia delante para hacer realidad la recarga ultra-rápida. La versión de producción del Audi e-tron prototype es el primer automóvil que se lanza al mercado que puede recargarse con una potencia de hasta 150 kW.

Puntos de recarga ultra rápidos para los viajes en coche eléctrico

La red de supercargadores permitirá recargas muy rápidas en los trayectos largos.

18 fotos

Ampliar

En las estaciones de recarga de alta potencia con el estándar CCS –Sistema de Recarga Combinado–, como las de la red Ionity, el Audi e-tron prototype puede estar listo para la siguiente etapa de su viaje de larga distancia en menos de 30 minutos. La característica clave es el sofisticado sistema de gestión térmica de la batería de iones de litio. Ubicada en el piso del vehículo, tiene una capacidad de 95 kWh, lo que proporciona una autonomía de más de 400 km en el realista ciclo de homologación WLTP. El SUV ofrece así versatilidad para el uso diario. A finales de 2018, a lo largo de Europa habrá cerca de 200 de estas estaciones de recarga de alta potencia –high power charging (HPC)– con seis puntos de recarga cada una. Los planes contemplan 400 estaciones en intervalos de 120 km a lo largo de las principales autopistas y rutas de transporte continentales para 2020.

Además de la carga rápida con corriente continua, el SUV eléctrico también puede recargarse con cargadores de corriente alterna, con una potencia de hasta 11 kW de serie, o de 22 kW opcionalmente. En conjunto, los clientes pueden utilizar las más de 65.000 estaciones públicas de recarga disponibles en Europa. Su número aumentará significativamente en los próximos años.

En el lanzamiento al mercado, Audi proporcionará a los clientes del e-tron acceso simplificado a aproximadamente el 80 por ciento de estas estaciones de recarga, con un servicio propio. Ya sea con sistemas de corriente continua o corriente alterna, de 11 kW o de 150 kW, será suficiente con una tarjeta para iniciar el proceso de recarga. Los clientes deberán registrarse en el portal myAudi y formalizar un contrato individual. La facturación es automática, y no requiere forma física de pago. El procedimiento será aún más cómodo con la función Plug & Charge, que se ofrecerá en 2019. En este caso ya no se necesitará una tarjeta, ya que el vehículo autorizará la operación desbloqueando de forma automática el acceso a la estación de recarga.

Mediante la aplicación myAudi, o directamente en el vehículo, es posible planificar viajes de largo recorrido. En ambos casos se muestra al cliente la ruta adecuada, con los puntos de carga requeridos. El sistema de navegación considera no solo la carga de la batería, sino también la situación del tráfico, incluyendo el tiempo de carga necesario a la hora de calcular el tiempo total del trayecto. Se contemplan las estaciones de carga de corriente continua y la mayoría de los puntos de recarga de corriente alterna de toda Europa.

11 kW para las recargas domésticas de coches eléctricos

En los puntos de destino y en casa, las recargas serán de 11 o 22 kW.

18 fotos

Ampliar

Audi ofrece varias soluciones para la recarga en el hogar. Si el cliente lo desea, un electricista cualificado seleccionado por el concesionario local Audi verificará las opciones de recarga disponibles para el domicilio e instalará la tecnología correspondiente. El sistema de recarga estándar puede utilizarse de dos maneras: con una potencia de hasta 2,3 kW cuando se conecta a una toma doméstica de 230 voltios; y con hasta 11 kW si la conexión es a una toma trifásica de 400 voltios. En este último caso, la batería puede recargarse por completo en aproximadamente 8,5 horas. Con el sistema de recarga opcional, la potencia se duplica hasta los 22 kW, siempre que el SUV eléctrico esté equipado con el segundo cargador requerido para ello.

Junto con el sistema doméstico de gestión de energía, se añaden funciones de carga inteligentes. Por ejemplo, el Audi e-tron prototype puede recargarse con la máxima potencia de salida permitida por la instalación y el cargador del vehículo, al tiempo que se tiene en cuenta la demanda de energía eléctrica de otros dispositivos en el hogar. Esto evita la posibilidad de que se produzca una sobrecarga del sistema eléctrico. Además, los clientes pueden definir sus prioridades personales, como programar la recarga en los horarios en los que la electricidad resulta más barata. Si la casa cuenta con un sistema fotovoltaico, la recarga del vehículo también puede programarse para utilizar preferentemente la electricidad generada por este sistema, considerando incluso las fases de previsión de luz solar.

La aplicación myAudi permite un cómodo uso desde el sofá del salón. Se puede utilizar para planificar y controlar la recarga y la pre-climatización del SUV eléctrico. Los clientes pueden establecer una hora de salida, por ejemplo, para que el Audi e-tron prototype inicie la recarga o la climatización caliente o enfríe en habitáculo en el momento deseado. La aplicación también muestra datos sobre la recarga y la conducción.

Ver información de los modelos

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche