El Audi e-Tron GT Concept debuta en Los Ángeles 2018

El Audi e-Tron GT Concept debuta en Los Ángeles 2018

29 noviembre, 2018

El Salón de Los Ángeles ha sido elegido por la marca alemana para presentar el Audi e-tron GT Concept, un prototipo que anticipa cómo podría ser el futuro coupé deportivo eléctrico de Audi.

Con un color verde muy parecido al del Mustang Bullit y unas líneas musculosas que también tienen cierta inspiración en esa estrella de cine, Audi presenta en Los Ángeles 2018 el Audi e-tron GT concept, un prototipo que anticipa cómo será la futura berlina de estilo coupé de la marca alemana.

Aunque habrá que esperar hasta 2020 para ver el modelo definitivo, al igual que ha pasado con el Audi Q8, no se esperan grandes cambios estéticos entre este concept y el futuro Audi e-tron GT que podremos ver por las calles.

Las proporciones del Audi e-tron GT son las de un gran turismo clásico: largo, ancho y bajo con 4,96 metros de longitud, una anchura de 1,96 metros y una altura de 1,38 metros. La ligera carrocería del coupé de cuatro puertas se
fabrica según el principio de construcción multi material. Se reúnen aquí una sección de techo confeccionada en carbono con numerosos componentes de aluminio y elementos complementarios de acero de alta resistencia. La tecnología para este automóvil se desarrolló en íntima colaboración con Porsche. El diseño y carácter muestran el inconfundible ADN Audi.

La línea de techo suavemente descendente del e-tron GT concept que se extiende hacia la zaga, recuerda el estilo Sportback que es sello de la marca, proyectado al futuro y marcando el camino hacia la siguiente fase del lenguaje de diseño Audi. La cabina que se estrecha marcadamente hacia atrás es un rasgo diferenciador en comparación con los actuales modelos de Audi. Los pasos de rueda y la línea de cintura están esculpidos y, junto con el suelo plano, característica Audi poco habitual en un vehículo eléctrico, subraya visualmente el bajo centro de gravedad y el
potencial dinámico del Audi e-tron GT concept.

Las amplias líneas y los numerosos elementos funcionales de la carrocería, así como las rejillas de ventilación en los pasos de rueda y el sólido difusor trasero, enfatizan sus orígenes en el túnel de viento. Un bajo coeficiente aerodinámico, que reduce el consumo de combustible y la elevación de la carrocería, caracteriza visualmente el diseño.

El color y las aristas recuerdan a las del protagonista de Bullitt.
El color y las aristas recuerdan a las del protagonista de Bullitt.
Ampliar

La prominente zona de los estribos entre los pasos de rueda crea un distintivo contraste con la cabina. Atrae la mirada a la zona de bajos, donde se sitúa la batería y, por tanto, el centro de energía del Audi e-tron GT concept. El diseño de las ruedas, con sus cinco brazos dobles, también se alinea visiblemente con su función. Su dinámico diseño provee una óptima ventilación a los discos de freno, a la vez que reduce la resistencia aerodinámica. Calzadas con
neumáticos en formato 285/30, las llantas de 22 pulgadas de diámetro también suponen una declaración de poderío cuando se contemplan lateralmente.

La distintiva parrilla Audi Singleframe se sitúa en el centro de la sección frontal. En comparación con los dos e-tron con carrocería SUV, su arquitectura es mucho más horizontal. Su mitad superior incluye una zona pintada en el color de la carrocería. La estructura de su superficie es reminiscente del típico patrón en panal de nido de abeja de la parrilla de los Audi RS; un signo visual que caracteriza al Audi e-tron GT concept como un futuro producto de Audi Sport GmbH.

Junto con el flujo de aire de la carrocería convenientemente canalizado, las amplias entradas de aire del frontal enfrían con efectividad los conjuntos de batería y frenos. El capó imita a dos de los dos últimos prototipos de la marca, el Aicon y el PB18 e-tron. Sus formas se han concebido para que el flujo de aire abrace la carrocería, reduciendo así las turbulencias indeseadas.

La sección frontal con forma de flecha también realza los faros matrix LED con luz láser, subrayando la presencia dinámica del Audi e-tron GT concept incluso en parado. Como ya se ha visto en los actuales modelos Vision de la marca, la luz también está animada y da la bienvenida al usuario con una corta función secuencial, una ola lumínica que se prolonga horizontalmente; una nueva firma visual de la que en el futuro dispondrán los modelos de producción.

Una franja de luz cruza enteramente la zaga en toda su anchura, fundiéndose en ambos extremos con los propios grupos ópticos, para convertirse en segmentos individuales LED en forma de cuña. Esta disposición enlaza al e-tron GT concept con el SUV e-tron de producción, haciendo que ambos sean instantáneamente reconocibles, incluso en la oscuridad, como vehículos eléctricos Audi.

El nuevo color exterior kinetic dust –un color cálido, oscuro, similar al titanio– surge como una alternativa práctica, sin proporcionar una apariencia excesivamente tecnológica. Dependiendo de la incidencia y movimiento de la luz, ofrece un notable contraste entre las diferentes superficies de la carrocería. Y ese efecto se realza aún más con los elementos pintados en aluminio mate de las ventanillas y de los embellecedores de las llantas.

El interior del Audi e-tron GT Concept: confort y futuro

El interior es más espacioso de lo que uno espera de un coche de estilo coupé.
El interior es más espacioso de lo que uno espera de un coche de estilo coupé.
Ampliar

Aunque su línea es de estilo coupé, el Audi e-tron GT Concept tiene una práctica carrocería con cuatro puertas, cinco imponentes asientos y una distancia entre ejes de 2,90 metros, el Audi e-tron GT concept ofrece en su interior una gran dosis de versatilidad para uso diario, combinada con una sensación de soberbia calidad. El salpicadero está visiblemente enfocado al asiento del conductor. La consola central, la gran pantalla táctil superior y la línea desde la puerta y el cockpit enmarcan el espacio de actividad del conductor, integrándolo a la perfección de forma
ergonómica con los mandos y el infotainment del Audi e-tron GT.

La consola central y la instrumentación parecen flotar. La iluminación coloreada en la sección superior del cockpit y la graduación progresivamente más oscura hacia la zona del suelo crean la impresión de una clara anchura. Los asientos deportivos inspirados en la competición en ambas filas de asientos, procuran una óptima sujeción lateral incluso cuando se conduce de forma deportiva.

Tanto la pantalla de la instrumentación como el display táctil por encima de la consola central muestran un acabado black-panel, subrayando el amplio y relajante diseño del interior con su arquitectura básica predominantemente horizontal. Varias configuraciones están disponibles en los monitores para ilustrar las funciones según las preferencias del conductor, incluyendo los indicadores virtuales, mapas de navegación de fácil lectura con información de la autonomía, o varios menús de funciones de infotainment. Se controlan a través de la pantalla táctil con respuesta háptica.

Con este concept car, los diseñadores han recurrido deliberadamente al uso de materiales sostenibles, una clara declaración del diseño contemporáneo del automóvil. Para la tapicería de los asientos y otras superficies se utiliza un refinado cuero sintético, descartando cualquier tapicería de piel de origen animal. Tejidos hechos con fibras recicladas se usan en los cojines de los asientos, así como en los reposabrazos y en la consola central. Material de microfibra compone el tapizado de techo y el revestimiento interior de los montantes. Incluso la moqueta del suelo está confeccionada con hilo Econyl sostenible, una fibra reciclada a partir de redes de pesca usadas.

Con dos compartimentos para el equipaje, el Audi e-tron GT concept ofrece muchísimas opciones para tratarse de un Gran Turismo, haciendo pleno uso de su ventaja conceptual como vehículo eléctrico con motores compactos. La parte posterior con su amplio portón ofrece hasta 450 litros de capacidad para el equipaje. Bajo el capó delantero se dispone de otros 100 litros.

La tecnología del Audi e-tron GT Concept

El Audi e-tron GT Concept no es un ejercicio teórico sino un modelo producible.
El Audi e-tron GT Concept no es un ejercicio teórico sino un modelo producible.
Ampliar

Si por fuera es espectacular, el Audi e-tron GT concept no lo es menos tecnológicamente. Para moverse cuenta con un sistema de propulsión eléctrica de 434 kWs (590 CV) con motores eléctricos independientes montados en los ejes delantero y trasero. En ambos casos se trata de motores síncronos de excitación permanente. Aplican el par motor a través de cuatro ruedas motrices; el nuevo Audi e-tron GT concept es también un genuino quattro. Un quattro eléctrico, para ser precisos, dado que no hay enlace mecánico entre los ejes delantero y trasero. El sistema de control electrónico coordina la tracción en cada eje, así como la de las ruedas del lado derecho y el izquierdo. Esto
implica una tracción óptima y sólo el deseado grado de deslizamiento.

En el futuro, el vehículo debería poder acelerar de 0 a 100 km/h en unos 3,5 segundos, antes de continuar hasta los 200 km/h en poco más de 12 segundos. La velocidad máxima está limitada a 240 km/h para maximizar la autonomía. Un aspecto que no todos los rivales pueden igualar es la opción de utilizar plenamente el potencial de aceleración del sistema varias veces de forma sucesiva. Mientras que en otros casos la propulsión cambia automáticamente por razones térmicas, el Audi e-tron GT concept suministra al conductor el pleno potencial de ambos motores y de la batería, gracias a su refinada estrategia de refrigeración.

La autonomía del concept car será de más de 400 kilómetros, determinada según la nueva norma WLTP. La energía necesaria proviene de una batería de iones de litio con una capacidad de más de 90 kWh, que ocupa enteramente el área de los bajos entre los ejes delantero y trasero con su diseño plano. La decisiva ventaja de esta disposición es el extremadamente bajo centro de gravedad del coche –similar al del Audi R8– que, a su vez, beneficia decisivamente el comportamiento dinámico. La dirección a las cuatro ruedas traduce esto en una perfecta síntesis de agilidad y precisión, propias de un coche deportivo, reforzada por una soberbia estabilidad direccional.

El sistema de recuperación energética aumenta la autonomía hasta en un 30 por ciento en los vehículos eléctricos de Audi, lo que es esencial incluso en un coche tan deportivo como el e-tron GT concept. La recuperación implica tanto a los dos motores eléctricos, como al sistema integrado de control electrohidráulico de frenado. Diferentes modos de recuperación se combinan:

  • Recuperación manual en avance por inercia usando los pulsadores de cambio de
    marcha.
  • Recuperación automática en avance por inercia por asistencia predictiva de eficiencia.
  • Recuperación por frenada con suave transición entre deceleración eléctrica e hidráulica.

Hasta 0.3 g de deceleración, el Audi e-tron GT concept recupera energía sólo a través de los motores eléctricos, sin usar los frenos convencionales; y eso cubre el 90% de todas las deceleraciones.

Como resultado de ello, la energía es devuelta a la batería en prácticamente todas las maniobras normales de frenada. Los frenos sólo entran en acción cuando el conductor determina una deceleración de más de 0,3 g utilizando el pedal de freno. El Audi e-tron GT concept equipa discos carbocerámicos de alto rendimiento, que también funcionan con muchas deceleraciones extremas sin afectar al rendimiento de frenada.

Audi e-tron GT Concept: recargas a 800 voltios

Esquema técnico del Audi e-tron GT Concept.
Esquema técnico del Audi e-tron GT Concept.
Ampliar

La batería en el Audi e-tron GT concept puede ser recargada de diversas maneras: empleando un cable que se conecta bajo la tapa situada en la aleta delantera izquierda, o por medio de inducción sin cable con el sistema Audi Wireless Charging. En este último caso, una bobina instalada permanentemente en el pavimento en la plaza de estacionamiento está conectada de forma permanente a la red eléctrica. El campo magnético alterno induce un voltaje en la bobina secundaria montada en los bajos del coche, a través del aire. Con una potencia de 11 kW, este
sistema permite recargar completamente el Audi e-tron GT durante la noche.

La recarga con cable puede ser mucho más rápida, pues el coupé de cuatro puertas equipa un sistema de 800 voltios. Esto reduce sustancialmente el tiempo de carga en comparación con los sistemas convencionales actualmente en uso. Así, sólo toma unos 20 minutos recargar la batería al 80 por ciento de su capacidad, volviendo a ofrecer una autonomía de más de 320 kilómetros (norma WLTP). El Audi e-tron GT concept puede, no obstante, utilizar puntos de recarga con menores voltajes, posibilitando al usuario el acceso a la totalidad de la red de recarga.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba