El Atalanta Sports Tourer vuelve a nacer2

El Atalanta Sports Tourer vuelve a nacer

14 Marzo, 2012, modificada el 20 Marzo, 2012 por

Atalanta fue una marca británica nacida en 1936 y que presentó su primer modelo en 1937. Muy avanzada para su época, apenas media docena de ejemplares sobreviven. Hoy vuelve a nacer, 75 años después, adaptándose a los nuevos tiempos.

El Atalanta Sports Tourer vuelve a nacer2

No son demasiados los fabricantes que se resisten a que el tiempo pase. Marcas como Morgan o Caterham están creando automóviles que son prácticamente idénticos a los modelos originales de los años 30 y 60 del siglo pasado.

Otras, como la australiana Devaux, se inspiran en modelos legendarios como el Talbot Lago para fabricar coches de ensueño con mecánicas modernas, como el Devaux Coupé, básicamente un Chevrolet Corvette de última generación con carrocería inspirada en el mítico Talbot.

El Atalanta se parece más a los primeros. Esta marca se asentó en 1936 en Inglaterra y presentó su primer modelo en 1937. Supuso toda una revolución en la isla. Los coches británicos no destacaban por sus soluciones modernas, pero el Atalanta era la excepción. En un mercado dominado por suspensiones de ballesta y frenos de varilla,  este pequeño fabricante empleaba soluciones de vanguardia en la época, como la suspensión independiente por muelles, amortiguadores de dureza variable, frenos hidráulicos, caja de cambios electromagnética (parecida a las actuales secuenciales), sobrealimentación, culata multiválvula con doble encendido… En fin, casi parece moderno hoy en día.

Lamentablemente, la empresa tuvo que dedicarse a otras cosas con apenas 21 unidades fabricadas, debido al inicio de la Segunda Guerra Mundial.

Ahora, un grupo de entusiastas ha aunado esfuerzos para revivir la marca 75 años después, pero, al contrario que Bugatti (que fabrica modelos con diseño y tecnología casi del futuro), el nuevo Atalanta es idéntico al modelo original en cada detalle. Tan sólo un 15% de componentes son distintos por motivos de homologación. Nos referimos a detalles como los intermitentes, luces de freno, retrovisores o los obligatorios hoy en día cinturones de seguridad. Todo lo demás es como viajar atrás en el tiempo: nada menos que 75 años.

En 1939 decían los especialistas del motor que el Atalanta era una máquina definitiva en cuanto a comportamiento. Seguro que el utilitario más barato del mercado actual le supera en  prestaciones. Sin embargo, dudo que haya nada en ningún concesionario del planeta que transmita las sensaciones que este automóvil puede regalar a sus propietarios, que deberán solicitar su Atalanta por encargo.

Video Devaux Coupe

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba