Detroit Show-Car Audi e-tron

12 Enero, 2010, modificada el 24 Enero, 2011 por

Este compacto ensayo coupé, deportivo y biplaza, progresa en la estrategia eléctrica de la marca y anticipa soluciones tangibles a medio plazo.

11

Como el también ensayo e-tron, el Detroit Motor-Show Audi e-tron presentado estos días en la muestra americana es de impulsión completamente eléctrica. Mide 3,93 metros de largo -menos que algunos utilitarios, aunque en línea con el también prototipo lúdico Volkswagen Concept BlueSport-, 1,78 de ancho y 1,22 metros de alto, con un peso de 1.350 kg -a partir de su estructura de aluminio ASF con puertas, portones, paneles laterales y techo de material sintético reforzado con fibras, solución que la marca utilizará en futuros modelos-, sus 2 motores ubicados en el eje trasero liberan 204 CV para lanzarlo de 0 a los 100 km/h en 5,9 segundos; recuperando velocidad de 60 a 120 km/h invierte 5,1 segundos.


El coche distribuye la fuerza impulsora entre las ruedas traseras según el agarre de cada una. La denominada vectorización del par motor (torque vectoring) permite mayor precisión de marcha y tracción. Su ajustada tara, la corta batalla de 2,43 metros -22 cm menos que un R8– y un equilibrado reparto de pesos del 40/60% determina, según el fabricante, el dinamismo de un kart, con precisión en curvas y neutralidad al límite.


Y es que los 2 motores independientes permiten controlar de forma inteligente la dinámica transversal de forma parecida a un diferencial electrónico deportivo con una aceleración selectiva de cada rueda: el subviraje y el sobreviraje pueden compensarse mediante intervenciones individuales en los frenos e incrementos de potencia.


El chasis monta brazos triangulares dobles compuestos por elementos de fundición de aluminio. La dirección, de cremallera de ajuste directo, asiste de forma electromecánica según la velocidad (paramétrica), y sólo requiere energía para maniobrar, no cuando se avanza en recta. Calza llantas de 19 pulgadas y 35 radios con gomas 235/35 delante y 255/35 detrás de perfil exclusivo. Por frenos adopta un sistema electromecánico con recuperación. El tren delantero monta pinzas hidráulicas y el trasero pinzas flotantes accionadas eléctricamente (brake by wire).


Otra novedad es una bomba de calor similar a la del e-tron que contribuye a aumentar la eficiencia y la autonomía. Y es que el motor eléctrico no produce suficiente calor residual para calentar de forma eficaz el habitáculo. Para la refrigeración cuenta con un climatizador que, en cooperación con la gestión térmica, también acondiciona la temperatura de la batería de alto voltaje. Cuando el vehículo se conecta a una estación de recarga, la gestión térmica  preacondiciona el habitáculo según haga frío o calor -puede hacerlo según requisitos prefijados-.


El coche suma baterías de iones de litio 399 kg incluídos el convertidor y la electrónica de potencia- detrás del habitáculo y delante del eje trasero para beneficiar el centro de gravedad. Proporcionan un contenido energético útil de 45 kw/hora, lo que se traduce en una autonomía de hasta 250 km.


El habitáculo, de corte minimalista, es biplaza con asientos de construcción ligera. En lugar del clásico cuadro de mandos, incorpora una gran pantalla central con funciones MMI integradas -muestra la autonomía y datos del sistema Infotainment y la navegación-. Va flanqueada por 2 instrumentos circulares, el derecho para la velocidad y el izquierdo para visualizar, entre otros, la potencia generada. El MMI se controla de manera táctil mediante un mando sobre el volante (MMI touch), un diseño inspirado en los teléfonos inteligentes o smartphon modernos. El volante es achatado en sus tramos superior e inferior.


Integra un smartphone en la consola que el conductor puede usar como móvil, agenda, navegador y reproductor de música y vídeo. Con él y desde casa, el propietario puede planificar rutas o regular el sonido según preferencias. La comunicación entre el smartphone y el vehículo se realiza mediante telefonía móvil, incluso a distancia. El sistema también ofrece una función de seguridad: dentro del alcance de la red WLAN permite comprobar el estado del vehículo -si están cerradas las puertas y ventanas…- Si está aparcado en una estación de carga informa de la evolución del proceso.


El climatizador va a la derecha del volante. El display central de la instrumentación informa sobre la temperatura y la ventilación. Todo ello se controla a través de un regulador deslizante táctil similar al del smartphone.


A todo ello, presume de soluciones como faros Adaptive Matrix Beam cubiertos de cristal transparente. Todos los grupos ópticos son led. Reconocen las condiciones climatológicas y adaptan el haz a la lluvia o la niebla a partir de una cámara que, junto a un ordenador, detecta el tráfico en sentido opuesto, identifica las marcas de carril y mide las distancias de campo visual, por ejemplo, en caso de niebla.


Si un coche se aproxima en sentido contrario, la luz de carretera pasa de forma selectiva a luz de cruce para la zona de iluminación correspondiente. El sistema de iluminación en curva analiza datos del navegador e ilumina los virajes antes de entrar en ellos. Renuncia a faros antiniebla, pues varía la luz de forma inteligente: en caso de niebla amplía el campo horizontal de iluminación, de modo que el reflejo de luz no deslumbra.


Según la velocidad y las condiciones del entorno, los led cambian de aspecto y modifican las características del frontal. Además, las entradas de aire en la parrilla y detrás de las ventanillas laterales van cerradas hasta que aumenta la demanda de aire para la refrigeración, en cuyo caso las láminas retroceden y abren. Para optimizar el flujo de aire también abren unas láminas adicionales sobre el propulsor. Todo varía el Cx de forma puntual.


Se recarga a través de un cable con enchufe a la red doméstica (230 voltios/16 amperios); la conexión queda bajo de una tapa en la zaga. La recarga completa requiere 11 horas, aunque con corriente de alta tensión (400 voltios, 32 amperios) el tiempo se reduce a 2 horas. La batería también recupera en marcha: al frenar el alternador transforma la energía cinética en eléctrica para alimentar la red de a bordo.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba