Dacia Sandero Stepway

24 septiembre, 2009

De imagen acorazada y mayor altura libre al suelo, está pensado para circular por caminos sin asfaltar con más facilidad. Disponible en diésel y gasolina.

A la estela del segmento SUV o todocamino, en una línea que también toca a los Skoda Fabia Scout y Roomster Scout, y al Peugeot 207 SW Outdoor -estos utilitarios familiares-, la firma rumana del grupo Renault propone ahora una variante del utilitario Sandero, entre 400 y 2.000 euros más cara a iguldad de motor y equipo, llamada Stepway.

Se caracteriza, entre otros, por una imagen externa ligeramente acorazada y regruesada, al añadir piezas plásticas sin pintar en los pasos de rueda, a su vez enlazados por taloneras color plata -color extensivo a piezas decorativas en los bajos delantero y trasero-, paragolpes diferentes, escape cromado, barras longitudinales de techo para sujetar una baca, logos alusivos a la versión, retrovisores y manecillas de las puertas en gris, llantas de aleación específicas de 16 pulgadas combinadas con neumáticos 195/55 Continental Conti Premium Contact, faros y pilotos oscurecidos, así como tonalidades de carrocería propias: “rojo fuego”, “gris platino” y “gris cometa”.


Dentro luce tapizado específico y asientos fijados 1,5 cm más altos que el Sandero convencional. Doble airbag frontal, faros antiniebla, asiento posterior partido en secciones asimétricas abatibles, anclajes Isofix traseros, 3 reposacabezas en esas plazas, cierre centralizado y pintura metalizada forman parte de su dotación de serie. A su vez, audio-CD/MP3, elevalunas eléctricos anteriores, aire acondicionado y telemando figuran en su carta de elementos opcionales. Dacia también ofrece accesorios a instalar con posterioridad a la adquisición del vehículo, como conexión telefónica Bluetooth, navegador portátil Tom-Tom, reposabrazos central trasero, barras de techo transversales, adhesivos decorativos… El maletero es muy amplio: entre 320 y 1.200 litros, según la posición del asiento trasero.


Adopta muelles y suspensiones que elevan la altura libre al suelo hasta los 175 mm -155 en el Sandero estándar-, lo que permite adentrarse sobre pistas mal asfaltadas o de tierra y piedras con mayor facilidad y menor riesgo a dañar órganos mecánicos -es firme pero cómodo, salvo en terrenos descarnados-. De todos modos, su tracción es estrictamente a las ruedas delanteras, por lo que pese a su apariencia no se trata de un todoterreno capacitado para meterse en complicaciones offroad de ninguna clase.


Por motores adopta un bloque de gasolina de 4 cilindros y 1,6 litros que rinde 87 CV/128 Nm 10.050 euros, 163 km/h, sprint hasta 100 km/h en 12,4 segundos y 7,6 litros cada 100 km recorridos con 180 gr/km e impuesto de matriculación del 9,75%-, así como un turbodiésel 1.5 dCi de 6812.050 euros, logra 150 km/h de máxima, un 0 a 100 km/h de 16,7 segundos y un promedio de 5,3 litros a los 100 con 140 gr/km e impuesto de matriculación del 4,75%-, con alimentción directa common rail. Ambos son de origen Renault y se conectan, como única alternativa, a una caja de cambios manual de 5 marchas de tacto suficiente.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba