Corvette ZR1

La versión más enérgica de la gama Corvette cuenta hasta con compresor Eaton-Roots. Su relación precio/potencia es incomparable. Alcanza un máximo de 330 km/h.

La versión más enérgica de la gama Corvette cuenta hasta con compresor Eaton-Roots. Su relación precio/potencia es incomparable. Alcanza un máximo de 330 km/h.

Corvette, la firma más deportiva del grupo General Motors, pone a la venta la variante más potente de su oferta, el ZR1. Por sus características puede equipararse, entre otros, a los Ferrari 599 GTB F-1, Lamborghini Murciélago LP640, Bentley Continental GT Speed, aunque todos son sensiblemente más caros.


En esencia, su motor de gasolina V8 es común al de otros Corvette, pero amplía cilindrada a 6.162 cc y aporta numerosos cambios. Por ejemplo, bloque y culata -con árbol de levas en el primero y 2 válvulas por cilindro reforzadas y admisión fija- son de aluminio, la segunda con un tipo de aleación que disipa mejor el calor. Además, adopta una turbulencia tipo swirl que mejora la mezcla aire/gasolina, pistones forjados y sobrealimentación mediante compresor volumétrico de 2,3 litros tipo Roots -fabricado por Eaton-, con intercooler.


Consigue 647 CV a 6.500 rpm, además de un par máximo de 807 Nm a 3.800 vueltas, el 90% disponible entre 2.600 y 6.000. La velocidad máxima asciende a 330 km/h, con un nivel de emisiones de CO2 de 355 gr/km. Para transmitir con eficacia toda su energía al suelo a través de las ruedas traseras dispone de un cambio manual Tremec de 6 marchas -la última de desahogo, pues la velocidad punta se logra en quinta- y neumáticos Michelin Pilot Sport 2 específicos de medidas 285/30 ZR19 y 335/25 ZR20 -son tipo Run-flat, por lo que el coche prescinde de rueda de repuesto al poder rodar con una o varias cubiertas pinchadas durante cierto número de kilómetros a una velocidad reducida-.


También varía elementos del chasis, parcialmente fabricado en aluminio hidroconformado, con paralelogramo deformable en los 2 ejes y ballestón. Así, el subchasis delantero es de magnesio, y es propio el ajuste del ABS y el ESP, y de la suspensión de flexibilidad variable Magnetic Selective Ride Control. Los frenos, con pinzas azules, aportan discos cerámicos perforados, de 394 y 380 mm en cada tren de rodadura.


En cuanto a la carroceía, modifica el capó -deja a la vista el intercooler a través de una ventanita de polcarbonato- y adosa elementos de fibra de carbono -aletas, paneles del suelo y parte del propio capó- para aquilitar la tara 3,5 kg. Monta llantas específicas y dentro luce detalles -logos en los asientos; velocímetro hasta 220 millas/hora…- y decoración privativos. También incluye instrumentación proyectada en la base del parabrisas, al estilo del Head-up display que por ejemplo aporta el BMW Serie 7.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba