Conducimos el nuevo Tata Vista17

Conducimos el nuevo Tata Vista

25 Abril, 2012, modificada el 9 Agosto, 2017 por

¿Qué coche urbano puedes comprar por menos de 8.000 euros? A la lista que hay en tu mente añade un nuevo competidor: el Tata Vista. El modelo hindú llega a España para convencer a 700 conductores cada año (éstas son las previsiones de sus importadores) con sus buenos argumentos. ¿Cuáles son?

Conducimos el nuevo Tata Vista17

Entre los coches urbanos y compactos por menos de 8.000 euros están la versión básica del Dacia Sandero, el Suzuki Alto, el Ford Ka y el Renault Twizy, eléctrico y llamativo. A esta “enumeración” hay que sumar el Tata Vista, con un precio de 7.960 euros.

La marca hindú tiene un nuevo importador en nuestro país, Nijuler (un poco más adelante, traerá a España un pick-up y un monovolumen de Tata), que ha firmado un acuerdo con la entidad financiera Cetelem para rebajar este importe en 1.000 euros si se financia la compra del Vista . La promoción estará vigente hasta el 31 de julio, lo que significa que tienes a tu disposición un coche de 3,79 m. de longitud, 5 plazas y 75 CV por algo menos de 7.000 euros. Y “alicatado hasta el techo”, lo que representa una de sus mayores ventajas frente a sus competidores.

La visibilidad… en el Tata Vista

Con el nombre del modelo, parece lógico que empecemos hablando de sus “buenas vistas”. En el diseño de este Tata ha colaborado el Instituto Idea (Italia) y, además de sus contenidas dimensiones, destacan sus amplios espejos retrovisores, sus paragolpes en el color de la carrocería y sus estrechos pilares C, que albergan, en vertical, los grupos ópticos traseros. Con esta configuración se consigue un doble objetivo: dejar las luces “a salvo” de otros conductores en los aparcamientos, gracias a su posición elevada, y permitir que la visibilidad trasera sea óptima.

Abrimos la puerta del Tata Vista y nos recibe un interior en dos colores. Los plásticos y remates son mejorables; los importadores saben que “algunos detalles no están en los estándares europeos”, pero hay que tener en cuenta que esto ocurre en la mayoría de los coches “low cost”: su fuerte es el precio, no los acabados “premium”, como es lógico.

La posición de conducción es alta y permite un buen dominio visual de la carretera y sus alrededores. Es fácil lograr la postura correcta al volante (ajustable en altura), gracias a las regulaciones de la banqueta y respaldo -con reglaje lumbar-. Los pedales, con un tacto muy blando (especialmente, el del embrague), y la dirección servoasistida anuncian un vehículo pensado para no cansarte en las mil maniobras a las que obliga un trayecto por la ciudad. Pero, al girar la llave de contacto y pisar el acelerador, los 75 CV de su motor anuncian que el viaje puede ir más allá.

El Tata Vista, en marcha

El recorrido preparado para este primer contacto incluía autopistas y carreteras retorcidas, por lo que podríamos probar el Tata Vista en varios “terrenos”. Antes de salir, nos explican que, si tuviéramos que llevar pasajeros o equipaje, el modelo los recibiría con sus cinco plazas (con avisador de cinturón de seguridad desabrochado en todas ellas) y con un maletero de 232 litros que se descubre tras elevar un amplio portón. En esta ocasión, sólo seremos dos ocupantes, pero “bueno es saberlo”…

El Tata Vista, en vídeo

El motor de gasolina, de origen Fiat y con inyección electrónica multipunto, emite un rumor que se cuela en el habitáculo con claridad. Salimos a la autopista y empezamos a pasar por las cinco marchas de su cambio manual, bien escalonadas: la mecánica se muestra capaz y voluntariosa, bastante “alegre”. Promete recuperaciones bastante correctas cuando lleguemos a la zona de curvas… Y lo cumple, añadiendo, además, un comportamiento correcto y un consumo medio oficial de 5,9 l/100 km. Me gusta este Tata.

¿Será el Tata Vista tu próximo coche?

El Tata Vista es una opción muy recomendable si estás buscando un coche que no te obligue a un desembolso exagerado y que, además, te sirva “para todo”: está a gusto en la ciudad, donde podrás poner a prueba su equipo de frenos (con discos en el eje delantero y tambores en el trasero, ABS y EBD), y también en carretera. Su habitáculo, con múltiples huecos para dejar objetos -hay incluso un cajón bajo el asiento del “copiloto”-, cuenta con una consola central en la que los instrumentos están dispuestos de forma lógica, coronada por el cuadro de mandos, con relojes de fácil lectura y un termómetro que marca la temperatura del agua –algo que empieza a echarse de menos en muchos modelos, como suele señalar nuestro probador Rubén Fidalgo (@RubenFidalgop)-.

Pero lo más destacable es su amplio equipamiento: ten en cuenta que por 7.960 euros (6.790, con el descuento si optas por la financiación) te llevas aire acondicionado, una rueda de repuesto del mismo tamaño que el resto –algo muy reseñable-, elevalunas eléctricos en todas las ventanillas, cierre centralizado, equipo de sonido con USB y Bluetooth… y mucho más. Los únicos “extras” opcionales son la pintura metalizada y las llantas de aleación. Muy pocos dan tanto a este precio…

¿Buscas un coche como éste?

Consulta la oferta de Tata usados en Autocasion.com.

Te puede interesar...

4 Comentarios

jc 1 Marzo, 2013

simpatico coche, ire a verlo

Ibérico 4 Abril, 2013

¿Hindú? Querrán decir indio. No sabía que los coches profesaran religión alguna . ¿Han probado algún coche cristiano, a poder ser católico?

Fran40 5 Abril, 2013

Una alternativa interesante, la verdad
Ibérico, según la RAE hindú también se refiere a alguien natural de la India y lo que dice la RAE va a misa 😉

Anonimo 3 Julio, 2013

Un interesante pequeño gran coche.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba