Conducimos el nuevo Jeep Wrangler Moab25

Conducimos el nuevo Jeep Wrangler Moab

27 Febrero, 2013, modificada el 9 Agosto, 2017 por

Tras las ediciones especiales Arctic y Mountain, aparece en nuestro país el Jeep Wrangler Moab, una serie limitada a 75 unidades cuyo precio arranca en 35.500 euros. Está destinada a los “urbanitas” más aventureros; ¿quieres saber por qué?

Conducimos el nuevo Jeep Wrangler Moab25

No puedo evitarlo: me chiflan los todo terreno grandes, robustos, de aspecto tosco y llenos de detalles “auténticos” (como los cierres del capó o las cinchas que sujetan las puertas). Añade a eso la típica parrilla de Jeep, sus inconfundibles faros redondos y su techo desmontable y ya tienes el coche perfecto para recorrer los parajes más abruptos de Estados Unidos. Pero en esta ecuación faltaba cierto “refinamiento” que los clientes más urbanos de la marca empezaban a demandar.

Así nace el Jeep Wrangler Moab, una nueva edición especial del modelo (tras el Jeep Wrangler Arctic y el Jeep Wrangler Mountain) “pensada para la ciudad” -siempre teniendo en cuenta que hablamos de un vehículo con 4,2 metros de longitud en su versión 3 puertas y de 4,7 en la de 5-. Pero si crees que este coche prefiere quedarse confinado en las calles de la urbe, te equivocas. Sigue contando con todo su potencial 4×4, sólo que ahora hace más cómoda su vida a bordo… para cuando te canses de vadear ríos.

Jeep Wrangler Moab: detalles exteriores

El Jeep Wrangler Moab está basado en el acabado Sahara del modelo, el intermedio de la gama. Este “tataranieto” del famoso CJ-7 y del Willys adopta el nombre del icónico desierto de Utah (EE.UU.) para recordarnos que, pese a encontrarse a gusto en la ciudad, no escatima sensaciones off-road… Eso sí, envueltas en los detalles más elegantes con los que la marca ha dotado jamás a un Wrangler.

Jeep Wrangler Moab25
El Wrangler Moab está disponible en dos colores: “Rojo Langosta” (el que ves en la foto) y “Negro Sólido”.

Para empezar, se ofrece únicamente en dos colores: rojo y negro. Los paragolpes y los pasos de rueda son de este último tono, ideal para eliminar las “heridas de guerra” que se producen en la jungla de asfalto. La joroba del capó emula las tomas de aire de los “muscle car” americanos, mientras que en el lateral destaca la tapa del depósito Mopar.

El conjunto se completa con estribos laterales en negro, cristales traseros tintados y unos neumáticos 245/75 firmados por Goodyear, montados sobre unas llamativas llantas de 17”. Por supuesto, la guinda del pastel es el logo “Moab” en los laterales de esta versión. Lo miro y no puedo evitar pensar que ojalá hiciera menos frío para quitar el techo rígido modular Freedom Top, las puertas o plegar el parabrisas y lanzarnos a las pistas más cercanas… Pero la temperatura exterior lo desaconseja.

[auto_quote quote=”2013: el año de Jeep” quote_title=”Cambios, restylings y ventas históricas” quote_description=”Este año es muy importante para Jeep: además de presentar el Wrangler Moab, veremos el restyling del Grand Cherokee y del Compass, el nuevo Cherokee y también la versión 10º aniversario del Rubicon. Así celebran a lo grande su récord: 2012 fue un ejercicio histórico para las ventas de la marca, con más de 700.000 unidades comercializadas en el mundo. Y para el futuro anuncian productos en el segmento B…”]

En el interior del Jeep Wrangler Moab

Ya que este Wrangler quizá se mueva en ambientes más “refinados”, el interior se ha cuidado especialmente, pero sin perder el “toque Jeep” gracias a los asideros, las mencionadas cinchas junto a las bisagras de las puertas o las alfombrillas de goma “Mopar Slush”, con un dibujo que imita la huella de un neumático y que parecen fáciles de limpiar.

Jeep Wrangler Moab25
En el interior, inserciones en color gris para las toberas de ventilación y los asideros dan un toque deportivo al habitáculo.

Lo primero que encontramos es cuero negro en los asientos, el volante y la palanca de cambios, de recorridos largos. Otros detalles de equipamiento del Jeep Wrangler Moab son el climatizador, los espejos y asientos calefactables, el control de velocidad o el sistema multimedia Uconnect Tunes, con radio CD, toma auxiliar USB, DVD, disco duro de 30 Gb y una pantalla táctil de 6,5” para manejar todos los dispositivos.

Lo curioso de este Wrangler es que en el habitáculo quizá no hay tanta amplitud como esperas al ver sus dimensiones exteriores. En las plazas delanteras, ningún “pero”: mandos a mano y de manejo intuitivo, una postura de conducción cómoda (dominamos perfectamente la carretera), buen tacto de los botones… Pero en los asientos traseros el espacio para las piernas es correcto, sin más, y lo mismo ocurre con la altura al techo.

Cuando las banquetas posteriores no estén ocupadas, podremos plegarlas e incluso extraerlas para dar capacidad extra al maletero; éste cuenta con una moqueta reversible en el suelo y con un compartimento en el que guardar los pernos de las puertas y el techo rígido.

200 CV para el Jeep Wrangler Moab

Precisamente, este techo es el “culpable” (en parte) de que la rumorosidad del motor se cuele en el habitáculo. No es algo excesivamente molesto, pero en los viajes largos puede llegar a cansar. Hablamos de una mecánica diésel ya conocida: es la poderosa 2.8 CRD, con 200 CV y nada menos que 460 Nm de par -410 en la versión manual, la que hemos conducido, dotada además de Start&Stop para rebajar consumos y emisiones en la ciudad-. En la parte baja del tacómetro, el propulsor se muestra algo perezoso (hay que tener en cuenta que tiene que poner en marcha más de dos toneladas de peso); en la zona intermedia, saca lo mejor de sí.

Jeep Wrangler Moab25
Según Jeep, estamos ante el Wrangler más representativo y elegante propuesto por la marca hasta el momento.

Sobre el asfalto, sorprende la docilidad de la dirección asistida (esperaba un tacto más rudo, más parecido al punto de “resistencia” que ofrece, por ejemplo, la palanca de cambios, sin que esto sea en absoluto negativo: el espíritu del modelo lo pide así y el guiado, por otra parte, es preciso). Dejamos “lo negro” y nos aventuramos por una pequeña pista para poner a prueba la tracción total Command Trac y el elemento que distingue esta versión especial: el eje trasero con diferencial anti-deslizamiento Trac Lock. Frente al Brake Lock System del Wrangler Sahara, proporciona mayor rapidez de reacción en la conducción TT, ya que distribuye automáticamente el par en el tren trasero y lo envía a la rueda con más agarre. La suspensión cumple de forma eficaz en los baches y avanzamos de forma decidida.

Prueba de que las excursiones por el campo también son para el Jeep Wrangler Moab es que el modelo sigue contando con reductora, ejes Dana de alta resistencia, protecciones de acero estampado para la transmisión y el depósito de combustible… Entre su equipamiento no faltan, además, los controles de descenso, estabilidad y tracción, el asistente para el arranque en cuesta (muy útil también en la ciudad) y a la frenada de emergencia, y el sistema de mitigación electrónica del balanceo. Por supuesto, no nos olvidamos de los airbags o del característico arco antivuelco acolchado.

Vídeo: Jeep Wrangler Moab

La dotación se completa con elementos como los faros antiniebla, controles de velocidad y de presión de los neumáticos, ordenador de viaje, elevalunas eléctricos, cierre centralizado… En realidad, lo único que se deja a la elección del conductor es el color (rojo o negro), la carrocería (de 2 o 4 puertas) y el cambio (manual o automático). Su precio es:

  • Jeep Wrangler Moab 2.8 CRD: 35.500 euros (con promoción incluida).
  • Jeep Wrangler Moab Unlimited (4 puertas) 2.8 CRD: 37.950 euros (con promoción incluida).

Si prefieres las versiones con transmisión automática, tendrás que sumar unos 1.500 euros a estos importes. Las 75 unidades de esta edición especial destinadas al mercado español ya están fabricadas y llegando a los concesionarios… ¿Vas a acercarte a por la tuya?

Te puede interesar...

1 Comentario

Noemí Alonso 27 Febrero, 2013

Las formas cuadradas del Wrangler me encantan, dan la sensación de robustez que debe tener un todo terreno.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba