Conducimos el Citroën DS3 Cabrio18

Conducimos el Citroën DS3 Cabrio

12 febrero, 2013, modificada el 26 marzo, 2013 por

Sobre la base del DS3, Citroën ha creado este atractivo cabrio de estética personalizable, 5 plazas, un techo de lona con varias posiciones de apertura y un comportamiento ágil y deportivo. Con 3 motores de gasolina y un diesel, en España se empieza a vender el 20 de marzo próximo.

No valorado

Destacable

  • Capota fácil de maniobrar
  • Aire deportivo
  • Comportamiento ágil

Mejorable

  • Boca maletero pequeña
  • Ruido interior
  • Plaza central trasera

La exitosa línea DS de Citroën, formada por el DS3, DS4 y DS5, se enriquece con una nueva carrocería, esta vez un atractivo cabrio creado sobre la base del DS3, con unas medidas de 3,95 m de largo, 1,71 de ancho y 1,46 de alto. No se trata de un descapotable completo, sino que, respecto al modelo de base, se ha sustituido el techo por una lona, pero conservando los pilares laterales, con ciertos cambios pero sin variar en profundidad la estructura del modelo de origen. La conservación de la estética del DS3 ha sido, de hecho, uno de los argumentos para la creación de un mecanismo de apertura y cierre ingenioso y fácil de utilizar, pero que también obliga a ofrecer una boca de carga del maletero sumamente reducida (eso a pesar de que la capacidad de éste presume de ser la más grande de la categoría, con 245 litros).

La personalización inherente al DS3 se extiende también a su variante descapotable, cuyo techo de lona puede elegirse en 3 colores distintos (negro, azul y gris oscuro), lo que permite combinaciones con la carrocería que dan como resultado personalidades más masculinas, más femeninas, más atrevidas, más conservadoras… Otro curioso rasgo diferenciador lo constituyen las luces traseras, LED y con un efecto 3 D de recuadros concéntricos que aumentan el atractivo de la trasera.

Techo descapotable muy versátil

La apertura del techo puede accionarse en parado, por supuesto, pero también a velocidades de hasta 120 km/h, lo que supone un valor añadido en este segmento. La operación completa de apertura o cierre dura 16 segundos y se controla mediante un botón fácilmente manejable situado por encima de la zona del retrovisor central. Este comando permite abrir el techo en tres posiciones: intermedia, horizontal (por detrás de los pasajeros traseros) y total. El peso extra que esta versión añade a la versión cerrada es de 25 kilos, relativamente ligero en comparación con modelos rivales. El techo corredizo de lona se compone de tres capas: una aísla del ruido, otra aísla de la humedad y la tercera presenta la cara estética  –personalizable- del tejido. En nuestras pruebas de conducción percibimos un nivel sonoro más alto que en la versión cerrada –lógicamente- pero será necesaria una prueba más a fondo para corroborar la afirmación de Citroën de que ese nivel no difiere del del DS3 normal. Para la estanqueidad frente a la lluvia, nos aseguran que el DS3 Cabrio ha superado pruebas muy exigentes con simulación de lluvia tropical torrencial durante periodos largos de tiempo, lo que garantiza su impermeabilidad y la durabilidad de la capota en un uso normal.

Rigidez y seguridad sin techo

Citroën DS3 Cabrio18
La combinación de colores y estampados puede cambiar la personalidad del DS3 Cabrio para hacerla más masculina, más femenina, más juvenil...

Los compradores de un vehículo cabrio suelen estar preocupados por la solidez de estas versiones en caso de vuelco o colisión. Citroën asegura que el DS3 Cabrio, cuyo precio oscila entre 16.930 y 22.850 euros, cuenta con una rigidez y resistencia a la torsión semejantes a la del pequeño compacto del que proviene. Para compensar la falta del techo, se ha modificado la arquitectura lateral añadiendo refuerzos alrededor de la zona del maletero, a pesar de lo cual –y de los 25 kilos extra- se ha conservado un comportamiento ágil y vivo a la hora de conducirlo. En tramos de curvas, esa agilidad es patente, especialmente si el motor –como fue el caso de esta primera prueba- es un dinámico gasolina de 155 CV. Hablando de motores, la versión cabrio del DS3 contará con tres gasolina de 82, 122 y 155 CV y un Diesel de 90 CV. El propulsor más potente se gestiona con una caja manual de 6 velocidades y el resto con una manual de 5; la variante Diesel dispone además de sistema Stop&Start.

Impresiones de conducción al volante del DS3 Cabrio

Hemos conducido este Citroën DS3 Cabrio durante la presentación organizada por la marca francesa para la prensa especializada en los alrededores de Valencia, con tramos urbanos, de autovía y un gran número de kilómetros por carreteras secundarias muy sinuosas. Analizamos la versión con motor de gasolina 1.6 de 155 CV, la tope de gama, con cambio manual de 6 velocidades. El interior, personalizable igualmente en concordancia con el exterior, es cómodo y lleno de buenas ideas: palanca de cambio corta y manejable desde el puesto de conducción, volante (con un lado plano, por cierto) muy agradable al tacto y al uso, con pedales perforados y salpicadero tapizado que dan al conjunto un aire deportivo que anima a disfrutar de la conducción ya desde que uno se sienta y acciona el contacto.

A los pocos kilómetros, el conductor se siente en total armonía con la máquina que lleva entre manos, que obedece dócil al acelerador, que se comporta noblemente en las curvas, que no realiza ningún tipo de aspaviento que pueda alarmarnos. Con este motor, las rectas se hacen más cortas y las curvas apenas lo parecen, consiguiendo en todo momento un gran placer de conducción. Sí, un cierto nivel de ruido es innegable, pero, con el techo abierto y el deflector de viento activo, se disfruta de la ventaja de sentirse más en libertad y de disfrutar de la brisa si el tiempo acompaña. El freno está bien a la altura de las circunstancias, incluso con más asistencia de lo que se esperaría.

Espacio en las plazas traseras

Citroën DS3 Cabrio18
Con el techo completamente abierto, la visibilidad hacia atrás no es óptima.

Los ocupantes traseros cuentan con una banqueta de tres plazas, si bien la central es my pequeña, apta sólo para un niño de corta edad, que seguramente no encontrará buen acomodo para sus piernas a causa del túnel de la transmisión, que abulta a la altura de los pies. Buen espacio para las rodillas, también gracias a una banqueta no muy ancha, y en general una sensación de espacio muy positiva tratándose de un coche de menos de 4 metros. Llaman la atención las grandes asas de sujeción para los pasajeros de estas plazas, en cuyos laterales se encuentran huecos bastante generosos para guardar objetos.

Fotos: J. Martínez

Te puede interesar...

Isabel Gª Casado

1 Comentario

juan campoverde 3 diciembre, 2013

un hermoso vehiculo, bueno nunca preguntan esto y ami si me interesa por mi familia, me puede ayudar con medidas del espacio interio del vehiculo, para analisar si precio y potencia es igual a confort gracias
juaanizcampo@gmail.com

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba