Citroën Metropolis

21 Abril, 2010, modificada el 24 Enero, 2011 por

Un homenaje al pueblo chino que muestra una interesante interpretación del lujo asiático, entendido por los franceses. Este prototipo híbrido y enchufable da una potencia de hasta 460 CV, y sólo emite ¡70 gr/km!

5

Tras 20 años en el país asiático, los del doble chevron, que no paran de sacar prototipos como los Citroën DS High-Rider, Survolt y GQbyCitroën, presentan un nuevo concept inspirado en el extraordinario crecimiento chino. Se mostrará en el pabellón francés de la exposición universal de Shanghai -donde se ha desarrollado- del 1 de mayo al 31 de octubre de este año.


Su nombre se refiere a la grandeza, el vanguardismo y el dinamismo que todas las grandes ciudades comparten. Así, se ha hecho un vehículo lujoso y tecnológico, como demuestra la suspensión Hydractive y la tracción híbrida plug-in -enchufable-, continuando con la historia de Citroën, repleta de coches de alta gama que han marcado la evolución automovilística desde hace 90 años. De esta forma la marca gala celebra su récord de ventas conseguido el año pasado en el mercado oriental, el segundo en importancia para sus coches, con un crecimiento del 57%.


El Metropolis es una berlina -mejor dicho limusina, por su tamaño- que expresa la visión de lujo creativo y sofisticado a través de unas medidas imponentes –5.300 mm de largo, 2.000 de ancho y 1.400 mm de alto- con un estilo espectacular y musculoso que complementan un tinte sutil denominado Pearl Silk, de distinta intensidad según la luz, y los cromados de la carrocería. En la zaga destaca la luneta cóncava que combina su perfil con un alerón activo, además de las luces con forma de alas superpuestas. Dentro ofrece un ambiente acogedor en el que el lujo asiático se ha renovado con las inclusión del estilo francés.


El resultado es tecnología de vanguardia para una conducción con un control constante que mejora la aerodinámica, y por ello las emisiones de CO2 -de 70 gr/km equivalentes a 2,6 litros a los 100 km-. La cadena de tracción híbrida plug-in permite a este prototipo moverse de diferentes formas, asociado a una caja manual pilotada de 7 relaciones y doble embrague.


Una es en modo sólo eléctrico -en el arranque, en ciudad a poca velocidad y en las deceleraciones- con un motor de 55 CV en continuo que incrementa su potencia hasta los 95 CV en punta.

Otra es en modo sólo térmico -a velocidad estable en carretera o autopista cuando el motor alcanza su rendimiento óptimo- con un V6 gasolina de 2.0 litros de cilindrada que da 272 CV de potencia y un par de 375 Nm en continuo.


Y la última es mediante la combinación de las dos motorizaciones anteriores y el resultado es un comportamiento similar al de una mecánica V8 de 4.0 litros de cilindrada. Perfecto si se necesita potencia -con función overboost para grandes aceleraciones- con 460 CV y un par de 430 Nm, y en modo 4 ruedas motrices para condiciones de baja adherencia.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba