Citroën en Frankfurt

17 Septiembre, 2009, modificada el 24 Enero, 2011 por

Un stand pensado para los más respetuosos con el medio. Presume de eléctricos como el prototipo Revolt-e, y de la nueva línea de producto DS con tecnología Stop&Start.

13

Citroën aterriza en Frankfurt con un variado elenco de estrenos. Al margen de la nueva gama de producto que se inicia con el lujoso DS3 -conmemorativa del 90 cumpleaños de la marca- y del C3 Visiodrive, presenta la caja de cambios automática y secuencial de doble embrague -denominada Dual Clutch System– que montará el refrescado -para la ocasión- C-Crosser, clónico del Peugeot 4007 y del Mitsubishi Outlander.


Se ofrece como alternativa a la caja de cambios tradicional en la motorización HDI 160 FAP. Con este grupo propulsor el consumo medio de carburante es de 7,3 litros cada 100 km recorridos, equivalente a 192 gr/km de CO2.


En el interior, el coche presenta nuevo diseño en los mandos del climatizador y remata los asientos de la tercera fila con reposacabezas. Los dos niveles de acabado superior añaden salidas de escape cromadas.


El stand de la firma gala alberga también embriones de lo que serán futuros modelos de producción. Es el caso del Revolt-e, un utilitario pensado para el día a día que se sitúa a la vanguardia del segmento y conecta con la filosofía de híbridos recargables que caracteriza a esta edición de la muestra germana. Empieza a venderse a principios de 2010.


Cuenta con un motor de combustión y otro eléctrico que, no sólo refuerza la acción del convencional, sino que permite que el coche circule a bajas velocidades en modo ZEV –exclusivamente eléctrico y sin producir emisiones-. La carga de la batería se realiza mediante una red eléctrica doméstica, como lo hace un Peugeot i-On, un Nissan Leaf o el nuevo Toyota Prius Recargable.


Mide 3,68 metros de longitud, por 1,73 de ancho y 1,35 de alto. En el apartado estético se inspira en uno de sus más ilustres antepasados, el mítico 2 CV, del que adopta detalles como la tradicional capota en lona plegable. Ahora bien, 60 años después, el coche huye de códigos austeros y muestra un aspecto futurista en el que las puertas de apertura opuesta dan paso a un habitáculo original, de configuración inédita y marcada inspiración tecnológica.


Homologa tres plazas, asiento de diseño contemporáneo para el conductor y banco trasero. La plaza habitualmente reservada para el pasajero se aprovecha como espacio en el que estirar las piernas o para colocar una sillita infantil, colocada de espaldas a la carretera.


La gama ecológica se completa en Frankfurt con el DS5 Full Hybrid de gasóleo, que llegará en 2011 a los concesionarios, así como con la generalización de la tecnología de parada y arranque automático del motor –Stop&Start-, tanto en gasolina como en diésel.


Además del Revolt-e en el stand se presentan otros dos prototipos: el C4 WRC HYbrid4, un coche deportivo y ecológico de competición, y el GTbyCitroën, del que se estudia la comercialización de una serie limitada.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba