Citroën DS4 2.0 HDi 163 CV, coquetería francesa38

Citroën DS4 2.0 HDi 163 CV, coquetería francesa

6 Febrero, 2012, modificada el 10 Febrero, 2012 por

El Citroën DS4 2.0 HDi sport de 163 CV es pura coquetería y como tal hay que juzgarlo. Es bonito, está bien rematado, rueda muy bien y no pasa inadvertido. Es cierto que sus puertas traseras pueden resultar algo aparatosas, pero señalar eso como defecto sería como criticar que Monica Bellucci no fuera buena cocinera.

No valorado

Destacable

  • Estética llamativa.
  • Instrumentación bonita y legible.
  • Calidad de rodadura.

Mejorable

  • Acceso a las plazas traseras.
  • Tacto caja de cambios.
  • Visibilidad trasera.

Probando el Citroën DS4 Hdi de 163 CV he tenido sentimientos encontrados. Como amante del automóvil clásico, eso de utilizar el nombre de “la diosa” (en francés el coche es femenino, la voiture) “en vano” no es que me haga demasiada gracia. Las comparaciones son odiosas y el Citroën DS original (conocido en España como “Tiburón”) es sencillamente el único automóvil que ha alcanzado el título de obra de arte industrial del siglo XX.  Por otro lado, el nuevo Citroën DS4 me ha llamado la atención en un momento en el que, lamentablemente, una mayoría de modelos me deja más bien frío.

Citroën DS4 Aeropuerto, Rubén Fidalgo38
La vista lateral del Citroën DS4 es casi tan llamativa como su precioso interior.

Me ha dado una gran alegría ver que la marca gala vuelve por sus fueros y se saca de la chistera soluciones que no tienen por qué gustar a todos. En su día, los mandos tipo satélite de los Citroën CX y Citroën GS crearon cierta controversia, eran distintos y no gustaban a todo el mundo, pero la verdad es que acostumbrándose a ellos, eran también muy cómodos.

Ahora me encuentro con un automóvil que no sé muy bien cómo calificarlo. Línea con un diseño atractivo y más concesiones a la elegancia y fluidez de trazos que al aspecto práctico. Una carrocería con una considerable altura libre al suelo, pero que no es ni un SUV, ni un monovolumen… ¿Qué es esto? Pues un Citroën digno de llevar los chevrones con orgullo. Rompe con la monotonía cotidiana al igual que en su día lo hicieron el “Tracción”, “el Tiburón”, el SM…

[auto_quote quote=”Citroën regresa a sus orígenes” quote_title=”Nunca debió abandonar su identidad” quote_description=”La marca francesa ha realizado varios de los automóviles más destacados del siglo XX, el 2CV y el DS han sido revolucionarios. Tras unos años un poco anodinos, los nuevos Citroën vuelven a destacar.”]

El DS4 es bastante original, no ha querido ser una reinterpretación de sus ancestros (obras de arte como el SM son, sencillamente, irrepetibles). Cierto que sobre gustos no hay nada escrito y, por encima de todo, es subjetivo, pero para mí, la gama DS -y en concreto el Citroën DS4- me parece realmente atractiva. Muchos dirán: “Sí, pero si para hacer una puerta bonita, quitan los elevalunas traseros…” ¿Y qué?¿Cuántas veces has abierto las ventanillas traseras en tu coche? Seguro que menos de las que has bloqueado los interruptores para que los críos no vayan jugando con los elevalunas.

Citroën DS4 Cobres, Rubén Fidalgo38
El color Hickory metalizado es muy sufrido, aún sucio sigue siendo atractivo.

Nuestro Citroën DS4 de pruebas contaba con la pintura Hickory metalizada, que le favorece bastante. Además, tiene la virtud de disimular muy bien la suciedad y, al ser un tono tornasolado, posee bastantes matices de color que resaltan aún más las abundantes nervaduras de la carrocería. La sensación de solidez y calidad en el ensamblaje es notable, la marca ha dado un salto cualitativo en este aspecto digno de mención.

Si exteriormente resulta actractivo, el interior no defrauda, salvo por un detalle. Recuerda un poco a los vagones de primera y de segunda de los trenes. Las plazas delanteras cuentan con una imagen impecable. El motivo de los asientos, imitando los eslabones de la pulsera de un reloj es precioso y, además, éstos resultan cómodos. Sin embargo, las plazas traseras carecen de cualquier clase de adorno; una banqueta tapizada en cuero (de buena calidad, eso sí) totalmente liso desentona frente a la vistosidad y mimo que se aprecia en las delanteras.

Citroën DS4 interior, Rubén Fidalgo38
El salpicadero del DS4 es atractivo y, con el acabado en piel, al nivel del de modelos de verdadero lujo.

El salpicadero tiene un buen diseño y se nota esmero en los detalles. La impresión que da el acabado en cuero natural color tabaco es la de subirnos en un automóvil de un segmento claramente superior. Las inserciones en imitación aluminio son de calidad y están bien ajustadas.

El parabrisas panorámico precisa de unos parasoles con una parte tipo cortinilla retráctil que imposibilita la presencia de luces de cortesía en los espejos, pero las de lectura son bastante potentes y pueden solucionarnos la papeleta de forma correcta.

La instrumentación es bastante completa y los gráficos mostrados son de gran calidad y claridad. La iluminación puede cambiar de tonalidad, aunque la gris elegida por defecto es preciosa y, además, no fatiga la vista durante la conducción nocturna.

Todos los mandos del Citroën DS4 están bien situados y son fáciles de identificar. Tal vez el volante nos asuste un poco al principio, debido a su gran cantidad de teclas, pero lo cierto es que en poco más de media hora te acostumbras y sus funciones se manejan de forma muy cómoda.

La postura de conducción es muy natural y los asientos son impecables tanto por sujección como por confort de marcha: en viajes largos se cansará antes nuestro cerebro que nuestra espalda. El punto negativo lo da el acabado de las teclas de memoria de la banqueta del conductor, con apenas 6.000 km han perdido parte de la pintura que las recubre.

Citroën DS4 detalle puerta, Rubén Fidalgo38
Este pico de la puerta trasera puede ser peligroso para la cara de los menudos de casa.

Las plazas traseras cuentan con suficiente espacio, el problema es el acceso a las mismas. Las puertas abren en un buen ángulo, pero se dejan 15 cm de carrocería sin abrir en la parte del respaldo del asiento delantero, lo cual deja un hueco de acceso muy pequeño. Además, la puerta sobresale mucho hacia atrás debido a a forma de la ventanilla; hay que tener cuidado con los niños que anden cerca y también con los adultos.

El maletero del DS4 es amplio y de formas muy aprovechables. La unidad de pruebas contaba con la opción Hi-Fi firmada por Denon, que tiene un sonido sencillamente delicioso (a un buen amigo experto en temas de audio le sorprendió su calidad), pero le quita unos litros de capacidad de carga para albergar el subwoofer.

El Citroën DS4, en marcha

Una vez en marcha, lo que más llama la atención es el silencio. El Citroën DS4 Hdi está perfectamente insonorizado; no sólo la mecánica suena poco, si no también la rodadura. De nuevo da la sensación de que nos movemos en un automóvil de una categoría superior.

[auto_quote quote=”Confort de marcha, destacable” quote_title=”Un rodar de calidad” quote_description=”El tacto de la mecánica HDi y, sobre todo, el aislamiento acústico y de vibraciones hacen que tengamos la sensación de ir en una berlina casi de lujo.”]

El motor Hdi de 160 CV empuja desde bajas vueltas de forma contundente, tanto, que parece que corre una barbaridad. Un generoso par nos permite cruceros muy desahogados con consumos muy buenos en carretera, del orden de los 5,5 o 5,7 l  cada 100 km. Sin embargo, en la parte alta del tacómetro la cosa decae bastante: es como un percherón, cruceros rápidos y buenos adelantamientos, pero no es un deportivo.

En ciudad, el coche se desenvuelve bastante bien gracias a una buena dirección y al generoso recorrido de las suspensiones, que evitarán dejar los faldones en nuestros “queridos” pasos de cebra elevados o al aparcar en batería.

Prueba del Citroën DS4 en el circuito

En el circuito de A Pastoriza pude comprobar bien cómo son las reacciones del DS4. La pista estaba bastante resbaladiza al estar mojada por el rocío y sumar a eso el frío de la mañana, así que los tiempos por vuelta no iban a ser de récord. Pero no se trata de eso. Lo que intento con estas pruebas es sentir bien el tacto del coche, cómo funcionan sus sistemas de seguridad activa (ABS, ESP, frenos, etc.) y sus reacciones all límite.

Citroën DS4 Sport HDi 160cv circuito A Pastoriza, Rubén Fidalgo38
Aún con la pista mojada, los tiempos del DS4 fueron más que aceptables.

El Citroën DS4 me da la primera sorpresa por su agilidad, pese a lo alta que va la carrocería con esos enormes recorridos de suspensión. Cierto que el coche iría más sujeto con una suspensión más baja, pero con la moda de los pasos de cebra elevados, la altura libre del DS4 es una garantía para el faldón delantero y nuestros riñones, por no hablar de la comodidad para entrar y salir de él.

Al límite, las reacciones son bastante nobles, y eso que llevamos unas ruedas de muy poco perfil. El ESP, aunque es algo conservador, corrige nuestros errores sin demasiadas brusquedades y sin aspavientos raros, siempre y cuando no le “mintamos” con el volante. Aprovecho la ocasión para recordar que el ESP no tiene ojos, sólo sabe dónde queremos ir por lo que nosotros le “decimos” con la dirección. Si en un sobreviraje “nos volvemos locos” (suena raro, pero lo cierto es que reaccionamos así cuando estamos en una situación de riesgo) y no apuntamos bien con el volante, el ESP nos llevará hacia donde nosotros erróneamente le indicamos.

[auto_quote quote=”Controles, siempre en alerta” quote_title=”No es desconectable” quote_description=”Una vez más la tecla de ESP OFF es más para desconectar el control de tracción con el fin de salir de determinadas situaciones, que para desactivar el control de estabilidad.”]

Aunque la tendencia natural del DS4 es bastante subviradora, el chasis reacciona con agilidad a las transferencias de masa que hagamos con el acelerador y el freno. Es fácil hacerle entrar en la trazada si le ayudamos un poco con los pedales.

No pude hacer la prueba sin ESP ya que éste se rearma en cuanto cogemos velocidad o la cosa se desmadra demasiado. El tiempo medio por vuelta en realizar el circuito (repito que muy resbaladizo por la humedad y el frío) fue de 1´43″ y la mejor vuelta, de 1´40″.

Citroën DS4 luz exterior, Rubén Fidalgo38
La iluminación exterior del Citroën DS4 nos hace ver y ser vistos de forma muy eficaz.

En conducción nocturna, las luces bi-xenon direccionales son sencillamente espectaculares (deberían ser obligatorias, ya que la seguridad activa que proporcionan es excelente). No dejo de pensar en lo increíble que debió ser cuando Citroën se sacó de la manga los faros direccionales hace 50 años con el “Tiburón”; hay que ver lo mucho que hemos avanzado. Antes, una barra movida por las rótulas de la dirección hacía el trabajo que hoy hacen unos delicados motorcitos eléctricos controlados por una unidad de mando que, además, corrige la altura de los faros.

Conclusión

El Citroën DS4 es un automóvil que se distingue del resto. Al aparcarlo nos giraremos para verlo mientras nos alejamos, con cierta pena. Se encuentra en una categoría complicada de definir: por altura podría ser un SUV, pero no dispone ni de tracción 4×4, ni de “gadgets” para mejorar sus aptitudes off-road. Podría ser un monovolumen, pero carece de su sentido práctico… Como ejercicio de estilo, para mi gusto han conseguido hacer un coche precioso. Si lo que buscas es un automóvil que se salga un poco de la norma, pero que tampoco te limite demasiado en el día a día, deberías incluir al Citroën DS4 en tu lista de candidatos. Otro consejo es que elijas la opción del interior en piel natural. Es muy cara, pero teniendo en cuenta que la mayor parte del tiempo disfrutamos de nuestro coche sentados dentro, lo que vemos y tocamos dentro del DS4 tiene un aspecto y un tacto con esta opción digno de automóviles de una categoría muy superior. Me ahorraría las llantas opcionales (que además son más caras de mantener) y lo invertiría en deleitarme cada vez que realizase un viaje.

¿Buscas un coche como éste?

¿Te interesa el Citroën DS4, pero quizás con otra motorización o acabado que la que hemos probado? En la sección Coches nuevos de Autocasion.com puedes encontrar interesantes ofertas: utiliza el buscador para localizarlas por marca y modelo o por carrocería. Por ejemplo, en el caso del Citroën DS4 puedes consultar su oferta más destacada y también las de sus rivales.

Asimismo, puedes buscar las ofertas que hay en la sección de Coches de Ocasión para el Citroën DS4.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba