Citroen C6

22 mayo, 2006, modificada el 11 enero, 2011 por

Citroën tiene de nuevo una berlina de gran lujo, el C6, un coche que tiene todos los ingredientes: diseño, innovación, prestaciones, confort y seguridad

8

Citroën tiene de nuevo una berlina de gran lujo, el C6, un coche que tiene todos los ingredientes: diseño, innovación, prestaciones, confort y seguridad

Hace un año vimos el Citroën C6 como primicia del Salón de Barcelona y ya lo tenemos rodando por nuestras calles, en las que no deja de causar expectación. El primer contacto con el modelo lo tuve hace meses en París y entonces comenté cómo los franceses, siempre presurosos, le cedían el paso sólo por verlo. Ahora he comprobado que en Madrid no estamos muy lejos en gustos, pues he apreciado la misma reacción.


El C6 gusta cuando se le ve rodar y, si está aparcado, la gente se para y mira su interior. Además, quienes lo han observado no ponen la típica cara que puede interpretarse como la de quien ve algo raro, sino de asentimiento de buen gusto. Luego, si tienes la oportunidad de hablar con alguna de estas personas, notas que su curiosidad va más allá y pronto surge la comparación con los míticos modelos de la marca, el “tiburón” y el CX, que tan buenos recuerdos han dejado entre los apasionados del motor. ¿Es el C6 un digno heredero de estos coches? Desapasionadamente, creo que sí. Después surge la duda y alguien pregunta si un fabricante generalista puede hacer un coche de gran lujo. En este caso, a las pruebas me remito. Han sido más  notorios los fracasos de creadores de coches de lujo cuando han querido hacer un modelo pequeño y utilitario que al revés. Y es que, en el fondo, lo difícil es tener éxito con modelos de gran demanda, de garantía y a precio asequible. En este sentido, Citroën hace años que dispone de una tecnología del más alto nivel que ahora ha puesto a disposición del nuevo C6, sobre un diseño que conjuga rasgos de modernidad y elegancia, lo justo de cada ingrediente para que el resultado nos haga volver la cabeza sin que nos parezca estridente.


AMBIENTE SEDUCTOR


En el interior domina más el gusto por lo elegante, aunque siempre bajo el factor de la funcionalidad, y el bienestar. El propietario de este coche puede tener un problema, pues en ocasiones le será difícil elegir el papel de conductor o el de pasajero. Pensando en el primero, los ingenieros de Citroën han dotado el puesto de conducción de los elementos más avanzados, un cuadro de instrumentos de última generación: los datos más relevantes los proyecta en una imagen virtual sobre el parabrisas, para no tener que separar nunca la vista de la carretera. Además de la velocidad, que siempre se muestra, el conductor puede elegir qué informaciones quiere tener en este visor virtual.



Asimismo, cuenta con detalles como el freno de mano eléctrico, que regula de forma automática la fuerza que aplica para mantener detenido el vehículo. Por supuesto, el C6 cuenta con el sistema de alerta de cambio involuntario de carril, como el C4 y el C5, los faros de bixenón direccionables o los captores de lluvia.


Pero ser pasajero en el C6 también tiene su premio; el asiento del acompañante delantero tiene las mismas comodidades que el del conductor. Algo habitual, aunque no lo es tanto que la posibilidad de reclinar los respaldos y mover las banquetas también esté disponible en las plazas traseras o que en opción se puedan solicitar sillones individuales de gran comodidad, calefactables y, por supuesto, con reglaje eléctrico. Pero al propietario que, además de la comodidad, le guste disfrutar de la conducción, ya no habrá quien le arrebate el volante.


El C6 es un coche grande, con una gran distancia entre ejes, lo que le confiere un gran aplomo y estabilidad en marcha longitudinal, pero que cuando entra en terreno virado, lejos de lo que podría ser normal, se comporta y conduce como un coche de menor tamaño. Esto es debido a la suspensión pilotada de amortiguación variable, gracias a la cual tenemos la sensación de ir flotando sobre un colchón de aire. Cuando llegamos a una zona de curvas, se mantiene la misma comodidad y en el volante se tiene la certeza de que el coche pisa firme y se controlan sus movimientos. Aunque es necesario advertir de que, para llegar a este punto, hay que pasar por un pequeño periodo de adaptación, si antes no hemos conducido un coche con este tipo de suspensión. Por supuesto, quien llegue al C6 desde un C5 no necesitará adaptación, sino que disfrutará más.


Las dos opciones de motor tienen una potencia similar. El V6 3.0 de gasolina ofrece 215 CV, no demasiados pero sí suficientes, y el diésel 2.7 HDi, 208 CV, que además de suficientes, con un par que hace responder al motor a la mínima insinuación del acelerador, tiene un consumo más razonable, aunque en el 3.0 tampoco resulta disparatado.


En conclusión, el Citroën C6 puede ser una alternativa inteligente para quien desee una berlina de lujo, con estilo, confort y técnicamente avanzada y la garantía de una extensa red de atención posventa, con una dedicación especial a este modelo.


INNOVACIONES PARA PROTEGER A LOS PASAJEROS


La seguridad es, al margen de otras cualidades que entran más por los sentidos, una de las mejores razones para decir que el Citroën C6 es un coche recomendable. Desde pequeños detalles como la imagen virtual que se proyecta sobre el parabrisas, para no tener que separar la vista de la carretera, con las informaciones más importantes, hasta la seguridad activa que proporciona la suspensión inteligente, la dirección de dureza variable, el sistema de alerta de cambio involuntario de carril o la eficacia de los cuatro discos de frenos ventilados, o la pasiva, con hasta nueve airbags y uno específico para las rodillas, para proteger a los pasajeros si no ha sido posible evitar el accidente.
El C6 dispone de un freno de mano eléctrico y para incrementar la eficacia de la frenada integra en la parte superior de la tapa del maletero un alerón móvil, que favorece la aerodinámica y disminuye la distancia del frenado.
Gracias a este gran paquete de medidas de seguridad, el C6 ha obtenido la máxima puntuación en el test EuroNcap, con la máxima clasificación en su segmento.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba