Citroën C4 Sedán

13 Junio, 2008, modificada el 24 Enero, 2011 por

Citroën completa la gama C4 con la versión sedán, que ya está disponible en los concesionarios de la marca con dos mecánicas, la gasolina 1.6 16V de 110 CV y la turbodiésel 1.6 HDi de igual potencia. Fabricado en Argentina, es el sedán más grande del segmento, pero no el de mayor maletero.

1

Más información en Hoymotor16, número 1286


Nada menos que 513 litros de maletero son los que ofrece el nuevo C4 Sedán, que basa su diseño en el Triomphe, y mide 4,78 metros de longitud (crece 52 cm frente al 5 puertas), 1,5 de altura y 1,77 de anchura, con una distancia entre ejes de 2,71 metros (10 cm más que el 5 puertas), lo que le convierte en la berlina compacta más grande del segmento. Y eso se nota a nivel de habitabilidad, con unas plazas delanteras y traseras realmente amplias, en las que cinco pasajeros viajarían sin agobios si el diseño de la plaza central trasera hubiese contado con algo de ergonomía y se hubiera reducido el tamaño del túnel central.


Sin embrago, no es el que dispone de mayor maletero, porque el Ford Focus Sedán le supera, al acanzar los 535 litros. En el interior, encontramos un salpicadero con los mandos muy concentrados en la zona del volante, de manera que deja la consola central casi desnuda y muy sosa.


Aunque Citroën asegura que todos los modelos deben cumplir unos estándares de calidad, el C4 Sedán, que se importa desde Argentina, no es comparable en esta materia a lo que se produce en Europa y debe mejorar la robustez de algunos ajustes. Seguramente sean vicios de juventud que irán arreglándose a medida que la planta sudamericana coja ritmo.


Motores: Gama reducida


En Europa, sólo España y los Países del Este contarán con esta versión del C4, que en nuestro país espera conquistar el 3,8% de las 22.000 unidades que se venden en el segmento sedán. De hecho, ya se han comercializado 300 unidades.


La oferta en nuestro país está integrada por dos motores, ambos con 110 CV y caja de cambios manual de 5 velocidades, el gasolina 1.6 16V y el turbodiésel 1.6 HDi. Que se limita sólo a estos dos motores, señalan en Citroën, se debe a que es un modelo destinado a aquellos que no les gustan los familiares pero precisan de amplia capacidad de carga. Además, porque no es la apuesta más importante de la gama, que son los 3 y 5 puertas, y con el sedán quieren «tapar huecos».


Tres serán los niveles de acabado: LX Plus, Collection y Exclusive. Desde el más bajo, el C4 Sedán incluye de serie 8 airbag, cierre centralizado, regulador y limitador de velocidad, aire acondicionado… a lo que el escalón siguiente añade climatizador, llantas de 16’’, tapizado de asientos en terciopelo, faros antiniebla, etc. El Exclusive suma encendido automático de luces y limpiaparabrisas, llantas de aleación, retrovisores exteriores térmicos y abatibles eléctricamente… En todos los casos, el ESP es opcional. Los precios parten de los 15.150 euros y se rematan en los 20.120 euros del 1.6 HDi Exclusive.


Al volante, pudimos comprobar el buen agarre y comportamiento dinámico de la versión con motor 1.6 HDi, que ofrece un rendimiento más que aceptable sobre reviradas carreteras y presume de confort de marcha en autopistas y autovías, en las que mantiene cruceros muy aceptables sin problemas.

    Suscríbete a nuestro boletín

    Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

    Ir arriba