Citroën C4 Bioflex

21 Agosto, 2007, modificada el 24 Enero, 2011 por

Citroën anuncia el inminente lanzamiento de una nueva motorización en el C4 que estará preparada para funcionar tanto con gasolina sin plomo convencional como con bioetanol E85.

1

Citroën anuncia el inminente lanzamiento de una nueva motorización en el C4 que estará preparada para funcionar tanto con gasolina sin plomo convencional como con bioetanol E85.

Mientras seguimos esperando la comercialización de la versión híbrida diésel del C4, en septiembre comenzará a venderse en Francia y Suecia (más adelante en toda Europa) una vérsión del modelo que admitirá gasolina y biocombustible al estilo brasileño. El C4 Bioflex está preparado para funcionar de manera indistinta con gasolina sin plomo de 95 octanos o biocombustible E85, que contiene un 85% de etanol procedente de vegetales. Según se vaya generalizando la instalación de surtidores para este tipo de combustible por todos los países de Europa parece claro que este tipo de motores ganará adeptos por sus ventajas fiscales, que pueden hacerlos atractivos incluso aunque como en el caso de este C4 los consumos de bioetanol resulten superiores comparados con la versión de gasolina equivalente.


El C4 Bioflex no es una nueva versión, si no un nuevo motor que se puede adquirir en los acabados comunes del resto de la gama. Se trata de un 1.6 litros 16 válvulas que desarrolla 113 caballos de potencia y 153 Nm de par máximo, un 2,5% y un 4% más respectivamente que en la versión alimentada por gasolina sin plomo de 95 octanos del mismo propulsor. Sin embargo los consumos resultan casi un 30% superiores en el caso de la versión alimentada por biocombustible, una desventaja que se debe ver compensada por el hecho de que el combustible es un 40% más barato en el mercado francés, donde la gasolina sin plomo de 95 octanos cuesta de media 1,30 euros y el bioetanol bonificado 80 céntimos.


1

El motor Bioflex se fabrica en Brasil, donde los biocombustibles cuentan con una larga tradición por el empleo de alcohol procedente del tratamiento de la materia orgánica desde hace décadas, y en su interior esconde algunas modificaciones imprescindibles para adaptarse al biocombustible: los segmentos de los pistones y los asientos de las válvulas se realizan en un material diferente para adaptarse  a unas propiedades lubricantes diferentes, del mismo modo que tanque , filtro, aforador, manguitos y hasta la bomba de combustible deben adaptarse a las nuevas especificaciones.


Pero en la inyección es donde las modificaciones son más profundas. Tras cada carga de combustible se realiza un análisis de la proporción de etanol para en función de este parámetro  elegir el mapa de avance de encendido idóneo. Mientras se realiza este análisis, por supuesto, el coche puede seguir funcionando con normalidad, aunque con un modo de regulación  denominado de protección que evita detonaciones por un avance incorrecto de la chispa hasta que el “control de alcoholemia” dictamine la mejor curva de funcionamiento.


Los precios en Francia de los tres acabados del Citroën C4 Bioflex, que sólo estará disponible con carrocería de cinco puertas, serán los mismos que las versiones con motor de gasolina 1.6 16v convencional.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba