Citroën C3

6 Junio, 2006, modificada el 24 Enero, 2011 por

Este modelo es uno de los mejores en relación espacio-precio que ofrece Citroën

6

Aunque en la gama hay dos Citroën más pequeños, la opción más práctica y razonable de los más asequibles modelos de la marca francesa es el C3, por su buena relación entre espacio y precio.

  • Comportamiento



  • En marcha



  • Refinamiento



  • Prestaciones



  • Interior y maletero



  • Equipamiento



  • Puesto conducción



  • Espacio y practicidad



  • Valor de compra



  • Consumo y mantenimiento



  • Calidad y fiabilidad



  • Seguridad



Comportamiento

Las mejoras realizadas en la gama C3 a finales de 2005 han cambiado radicalmente el comportamiento de este curioso utilitario. Los primeros C3 eran demasiado blandos, con una clara tendencia al balanceo y un tacto impreciso de la dirección. Ahora, con suspensiones más rígidas y nuevos reglajes de todo el conjunto, sigue siendo cómodo pero mucho más preciso de trayectoria y con unos balanceos de carrocería mucho más contenidos, ofreciendo una mayor sensación de seguridad y control.


El Pluriel (descapotable) resulta menos afortunado por la falta de rigidez de su carrocería y lo complicado que resulta convertirlo en un auténtico descapotable sin los arcos laterales.

Refinamiento

También en este apartado el C3 ha mejorado con la revisión de su presentación y de los materiales utilizados. Ahora el salpicadero tiene un plástico más agradable y en color negro, en lugar del gris claro de los primeros. La insonorización es algo mejor y los adornos en el interior (imitando aluminio) le dan más categoría.


Los acabados también parecen haber mejorado, aunque no son comparables a los de sus rivales alemanes, y en general ofrece una imagen y sensación de mayor calidad.

prestaciones

El C3 dispone de una completa gama de motores que comienza con un gasolina de 1.1 litros y 60 caballos, poco recomendable por su rendimiento y escaso acabado, responsable de su escasa difusión, pues está destinado casi en exclusiva a flotas. El siguiente escalón es el 1.4 con culata de ocho válvulas y 75 caballos, suficiente para un uso tranquilo con pocos desplazamientos por carretera. El más recomendable es el 1.4 de 16 válvulas y 88 caballos, agradable y muy alegre a pesar de ofrecerse sólo con el cambio robotizado Sensodrive de cinco velocidades. El escalón más alto en gasolina es el 1.6 de 110 caballos, mucho más suave y alegre y disponible con cambio manual o robotizado. La gama Diesel empieza con el bloque 1.4 en dos niveles de potencia, 70 y 92 caballos. Los dos son alegres y muy voluntariosos para su cilindrada, pero bastante ruidosos y aunque en alta “tiran” bien, a pocas vueltas son muy perezosos, debido a su escasa cilindrada. El más potente de los turbodiésel es el 1.6 de 110 caballos, todo un placer su mayor suavidad y capacidad de respuesta en todo momento.

Equipamiento

A pesar de su vocación de coche eminentemente urbano, el C3 cuenta con un equipamiento de serie o en opción (dependiendo de las versiones) realmente completo. Son pocos los coches de esta categoría que pueden llevar navegador con teléfono integrado, sensor de aparcamiento, tapicería de cuero o asientos con calefacción, además de otros elementos más habituales como los automatismos para luces y limpiaparabrisas, programador y limitador de velocidad o cargador frontal de CD’s.

Puesto conducción

La carrocería más alta de lo habitual del C3 proporciona una posición de conducción bastante erguida y con una buena visibilidad de todo lo que ocurre a nuestro alrededor. Los asientos son algo pequeños y no sujetan demasiado bien el cuerpo, además de tener un mullido bastante blando que cansa en los viajes largos.


El volante se puede regular en altura y profundidad, algo que se agradece, pero la instrumentación tiene un diseño algo complicado y leer el cuentavueltas exige atención; el velocímetro digital es mucho más cómodo y rápido de leer, pero los indicadores de temperatura y combustible (también digitales) tampoco son muy legibles a simple vista.

Espacio y practicidad

También en este apartado el C3 ha mejorado con la revisión de su presentación y de los materiales utilizados. Ahora el salpicadero tiene un plástico más agradable y en color negro, en lugar del gris claro de los primeros. La insonorización es algo mejor y los adornos en el interior (imitando aluminio) le dan más categoría.


Los acabados también parecen haber mejorado, aunque no son comparables a los de sus rivales alemanes, y en general ofrece una imagen y sensación de mayor calidad.

Consumo y mantenimiento

La ligereza de peso y los modernos motores, especialmente los de gasóleo, del C3 son en buena parte responsables de unos consumos bastante contenidos y los costes de mantenimiento de Citroën son bastante bajos y asequibles dentro de las marcas generalistas.

Calidad y fiabilidad

Las mejorables terminaciones de los Citroën y unos plásticos de no muy buena calidad son las principales pegas que se le pueden poner. No suelen ser coches con averías mecánicas, pero sí con un envejecimiento malo, que les hace parecer más viejos del o que en realidad son, lo que disminuye su precio en el mercado de ocasión.

Seguridad

Dependiendo de las versiones, el equipamiento de seguridad del C3 puede ser muy completo y en cualquier caso se puede completar con las opciones. Puede llevar airbag frontales laterales y de cortina, además de control de estabilidad dependiendo de las motorizaciones. En las pruebas de choque EuroNCAP consiguió cuatro estrellas y en la última remodelación de la gama se ha mejorado la estructura de la carrocería para soportar mejor los impactos laterales.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba