Citroën C-Crosser

29 Junio, 2007, modificada el 24 Enero, 2011 por

El 4×4 de Citroën supera con buena nota nuestra primera toma de contacto gracias al excelente funcionamiento de su nuevo motor HDI, buenos acabados y gran calidad de marcha.

15

El 4×4 de Citroën supera con buena nota nuestra primera toma de contacto gracias al excelente funcionamiento de su nuevo motor HDI, buenos acabados y gran calidad de marcha.

PSA se ha encomendado a la experiencia de Mitsubishi para crear los nuevos 4×4 de Peugeot y  Citroën, aprovechando el conocimiento que sobre vehículos todo terreno tiene el fabricante japonés. No obstante, en cuestión de motores las marcas francesas poseen poderosas razones para incorporar sus propios propulsores HDi, aprovechando además para estrenar un inédito propulsor de 2.2 litros con un sólo turbo (el mismo motor dotado de doble turbina ya está disponible en los C5 y C6) que rinde 156 caballos. Una operación lógica para diferenciar sus productos del Mitsubishi Outlander -con el que comparten casi todo- y de paso ofrecer un excelente funcionamiento tanto por  prestaciones como por refinamiento.


El Citroën C-Crosser es un SUV de última generación que llega con las mejores cartas de presentación: siete plazas, estética más elegante que aventurera y comportamiento suave y competente en carretera, donde este tipo de vehículos pasa prácticamente toda su vida útil. El modelo, que ya está a la venta en España, sólo dispone de este motor (ciertamente los modelos de gasolina carecen de aceptación entre este tipo de coches) y puede adquirise en dos niveles de acabado: VTR y Exclusive, con precios de 34.500 y 38.400 euros respectivamente.


Ambos acabados disponen de control de estabilidad, climatizador automático (no digital) y radio CD con lector de MP3 con mandos en el volante. El modelo más equipado añade tapicería de cuero, asientos con reglaje eléctrico y calefactados, faros de xenón y sensores de ayuda al estacionamiento. Exteriomente el VTR -la versión ’’básica’’ cuenta con llantas de 16 pulgadas y el Exclusive las equipa de 18’’. Además este cuenta con embellecedores cromados en las ventanillas y bajo las puertas, y cristales traseros tintados en negro. Opcionalmente se pueden añadir un sistema de navegación con pantalla táctil, disco duro y cámara de visión en marcha atrás (2.400 euros), pintura metalizada (400 €) y techo eléctrico (750 €).

Tanto por la estabilidad del conjunto dinámico que el socio japonés aporta al C-Crosser (que por cierto se fabrica en Japón en las instalaciones de Mitsubishi Motors) como por el funcionamiento de su motor, este SUV se coloca entre los más acertados del mercado. Es muy estable y cómodo de conducir, al mismo tiempo que cuenta con la suficiente agilidad para defenderse perfectamente en carreteras con curvas o permitir una conducción dinámica. No obstante no es de los más ágiles. En este sentido está un poco por detrás de otros modelos que hacen del comportamiento en carretera una premisa fundamental, como el BMW X3 o el Honda CR-V. Sin embargo goza de una comodidad de marcha intachable.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba