Citroën C-Crosser

El Citroën C-Crosser tienen unas dimensiones similares a a las de un BMW X5 y admite siete pasajeros. Incorporará tracción total con varios programas electrónicos y montará un motor HDi de 156 CV.

El Citroën C-Crosser tienen unas dimensiones similares a a las de un BMW X5 y admite siete pasajeros. Incorporará tracción total con varios programas electrónicos y montará un motor HDi de 156 CV.

El Citroën C-Crosser es el primer SUV de la marca y llegará al mercado el próximo verano. Sus dimensiones son similares a las de un BMW X5 y admite siete pasajeros. Incorporará tracción total con varios programas electrónicos de tracción y montará un nuevo motor HDi de 156 CV.


El C-Crosser es el primer producto fruto de la colaboración entre PSA y Mitsubishi Motors para realizar una nueva generación de SUV. En breve se darán a conocer dos nuevos modelos de Peugeot y Mitsubishi (el nuevo Outlander que se vio como prototipo en París) fruto de este acuerdo y que compartirán muchos componentes mecánicos.


Las dimensiones sitúan al Citroën C-Crosser en el espacio de los SUV de generoso tamaño, con 4,64 metros de longitud, 1,81 metros de anchura y 1,73 de altura incluidas las barras del techo. Con estas medidas el espacio interior se ve favorecido y en consecuencia admite una tercera fila de asientos opcional que le permite alojar hasta siete ocupantes y que se oculta completamente bajo el piso del maletero si no se usa, para poder disponer de mayor capacidad para el equipaje. Además, la fila 2 puede deslizarse longitudinalmente 80 milímetros, para dar prioridad al espacio para las piernas de los pasajeros o al volumen de carga. También puede plegarse sobre sí misma en 2/3-1/3, gracias a dos mandos situados en el maletero. El maletero del C-Crosser se abre en dos partes. El portón inferior soporta hasta 200 Kg, lo que facilita la carga de objetos voluminosos o pesados. También se puede usar para sentarse.

La tracción integral ha sido desarrollada por Mitsubishi y permite tres programas que el conductor podrá seleccionar mediante un mando situado tras la palanca de cambio según las circunstancias:
– Modo 4 ruedas motrices
– Modo 2 ruedas motrices
– Modo lock, para terrenos con mala adherencia
Las suspensiones son completamente independientes, con McPherson en el tren delantero y un sistema multibrazo en el trasero.


El Citroën C-Crosser incorporará un motor diésel HDi 2.2 litros con filtro de partículas que rendirá 156 caballos (170 caballos en las berlinas) y 380 Nm de par máximo (277 Nm en el 2.2HDi de 170 CV). Está basado en el actual 2.2 HDI, pero con un desarrollo específico adaptado a los nuevos SUV de PSA. Como todos los nuevos diésel del grupo francés puede funcionar hasta con un 30% de biocarburante.



Con los asientos abatidos, se consigue un suelo plano, que deja libre una importante capacidad de carga.


El maletero del C-Crosser se abre en dos partes. El portón inferior soporta hasta 200 Kg, lo que facilita la carga de objetos voluminosos o pesados. También se puede usar para sentarse.

Ficha

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba