Chrysler Imperial Concept

26 Febrero, 2006, modificada el 11 Enero, 2011 por

Una orgía de lujo, con impresionantes medidas y una mecánica sin parangón, hacen de este prototipo de grandes dimensiones, la última apuesta del grupo americano para convertirlo el su buque insignia.

9

Una orgía de lujo, con impresionantes medidas y una mecánica sin parangón, hacen de este prototipo de grandes dimensiones, la última apuesta del grupo americano para convertirlo el su buque insignia.

Para el diseño del Chrysler Imperial Concept se ha encontrado la inspiración en los modelos clásicos Imperial en los años 30 y 50. La larga tradición de Chrysler en el desarrollo de prototipos diferentes, desde los Chrysler D’Elegance y Falcon, hasta los más recientes Chrysler Chronos y Firepower, hace que en las últimas creaciones, ciertos rasos de semejanza se mantengan como una línea de diseño propia, al igual que el Imperial, que mantiene muchos detalles de anteriores vehículos concepto de la marca. Ahora, después de medio siglo se recupera el nombre de Imperial como futuro buque insignia de la firma. En el Imperial todos los datos son magnificentes, a destacar, sus dimensiones con más de 5.4 metros de longitud y una batalla que supera los tres metros. En comparación  con el Chryler 300 C Sedán, con el que comparte la plataforma y el motor, el Imperial, es casi medio metro más largo y quince centímetros más alto. La mecánica es de tracción trasera y dispone del propulsor superior de gama HEMI V8 de 5.7 litros que ofrece 340 CV y tienen un impresionante par motor de 528 Nm. La transmisión, como buen americano, es automática de 5 velocidades.
La estética también destaca por creativa, el frontal, está presidido por una parrilla vertical de indudable majestuosidad, parecida al 300 C, compuesta por brillantes perfiles y coronada por una moldura cromada con el emblema alado de Chrysler. Dando continuidad a la parrilla, una moldura central, que se extiende hasta la base del parabrisas, dividiendo en dos secciones el sobredimensionado capó.
Como curiosidad destacar que el Imperial carece de pilar B, por lo que pasajeros acceden al interior del vehículo mediante unas puertas que se abren de modo enfrentado, para entrar en un oasis de lujo, con tapizado de cuero por todas partes, madera californiana veteada y acabados en aluminio satinado. Muchos de los componentes del automóvil han sido fabricados a mano, y la sensación de calidad y bienestar se ve acentuada por la elevada luminosidad del habitáculo.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba