Chevrolet Malibu: apuesta ganadora

La firma de Detroit quiere hacerse fuerte en Europa y, para ello, da un importante salto en cuanto a calidad, equipamiento y, sobre todo, aspecto, con este recién presentado Malibu, coche global que se venderá en los cinco continentes. Sustituirá al actual Malibu que se vende en los Estados Unidos, y en el resto del planeta al Epica -Tosca en otros mercados-.

Con unas medidas similares al Epica -4,86 m de longitud, 1,85m de ancho, 1,46 m de alto,  y una distancia entre ejes de 2,74 m-, esta nueva berlina americana de cuatro puertas cuenta con un maletero no muy holgado de 427 litros de capacidad, y tendrá que medirse con superventas de la talla de los Citroën C5, Ford Mondeo, Honda Accord, Mazda6, Peugeot 508, Seat Exeo, Skoda Octavia o Volkswagen Passat.

El Malibu aporta una imagen impactante y robusta, 100% norteamericana, con rasgos compartidos con otros modelos de la marca. Muestra un frontal de grandes dimensiones, un lateral perfectamente perfilado y una trasera tirando a deportiva, muy bien resuelta. Su coeficiente aerodinámico es digno de mención: Cx 0,28, el mismo que el del Volt.

El habitáculo ha ganado tamaño respecto al Malibu anterior, sobre todo el referente a las plazas delanteras, mientras que se aprecian detalles donde se mezclan todo tipo de materiales: cuero, plásticos, madera y acero, y una luz ambiental en tonos azules. Muy a la americana.

El equipamiento será extenso y contará con un montón de gadgets a la última: diez airbags, cámara trasera, luz ambiental, sensor de cambio de carril involuntario, sistema de navegación por voz, pantalla táctil, radio CD con MP3, asientos eléctricos y calefactables, tapicerías de cuero, Bluetooth, mandos en el volante, climatizador doble, acceso y arranque sin llave, indicador de la presión de los neumáticos, asistente de aparcamiento… Posiblemente se venda en España, al igual que en Estados Unidos, con tres niveles de equipamiento: LS, LT y LT-Z.

Aunque de momento Chevrolet no ha informado de la gama de motores, se sabe que se lanzará al menos con dos de gasolina. Un cuatro cilindros 2.4 de 169 CV y un V6 3.6 litros de 252 CV, ambos con cambio automático de seis relaciones. La tracción, delantera, trabaja en conjunción con unas ruedas de 17 ó 18 pulgadas con neumáticos 225/50, y una suspensión independiente de esquema ‘clásico’: columnas McPherson delante y paralelogramo deformable detrás.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba