Chevrolet Cruze diésel 163 CV LTZ, te lo contamos todo30

Chevrolet Cruze diésel 163 CV LTZ, te lo contamos todo

20 Febrero, 2012, modificada el 21 Febrero, 2012 por

El Chevrolet Cruze tiene un aspecto exterior con cierta presencia, algo empañada cuando vemos los plásticos que recubren su interior. Sin embargo, es como ese amigo que, de entrada, tiene un carácter áspero, pero con el tiempo te demuestra que está a tu lado cuando más lo necesitas. Pocos coches ofrecen tanto por tan poco.

No valorado

Destacable

  • Equipamiento completo.
  • Motor brillante.
  • Comportamiento dinámico, excelente

Mejorable

  • Luz muy pobre.
  • Calidad de los plásticos interiores.
  • Iluminación de la pantalla central

Es curioso cómo evolucionan las marcas por distintos caminos. Hace unos años, los vehículos coreanos eran un producto decente para el precio que tenían. Hyundai y Kia han crecido muchísimo en calidad, pero también han aumentado sus precios. Daewoo, bajo el manto de los americanos de General Motors, ha seguido otros derroteros. Para empezar ha perdido su nombre, ahora sus productos se comercializan en nuestro país como Chevrolet. En cuanto a los modelos, su evolución también ha sido distinta a la de sus primos coreanos. Frente a ellos, Chevrolet quizá no ha mejorado tanto en cuanto a ajustes y materiales empleados, sobre todo en el habitáculo. Pero tampoco ha elevado su precio, y éste es el quid de la cuestión: ¿merece la pena pagar más por plásticos que parecen mejores? En una semana de convivencia, el Cruze me ha hecho cambiar de opinión.

Chevrolet cruze 5 puertas ltz, Beluso, Rubén Fidalgo30
Las ópticas traseras recuerdan a otros modelos de la competencia.

Exteriormente, la versión de cinco puertas del Cruze me resulta más atractiva que su hermana de 4 puertas, cuya vista lateral no me seduce demasiado (sobre todo, el plástico negro imitando un cristal de custodia tras la puerta trasera). La parte frontal me recuerda muchísimo al Toyoya Avensis… ¿a ti no?
Por dentro hay menos diferencias, pero la ventaja del portón trasero es decisiva a la hora de cargar el maletero y multiplica por 2 la practicidad del modelo.
El interior es típico de los coches americanos, plásticos por todas partes y de calidad mejorable.

La cantidad de materiales distintos y con tonalidades diferentes tampoco me agrada demasiado (aunque esto ya va en los gustos personales de cada uno): perfiles cromados se mezclan con acabados en aluminio mate, en negro piano, en negro mate, en cuero liso, en cuero perforado… Tal variedad no me resulta acogedora.

¿Cómo se comporta el Chevrolet Cruze?

chevrolet cruze 5 puertas diesel 163cv, Interior, Rubén Fidalgo30
El interior destaca más por su equipamiento que por su calidad.

Una vez en marcha, me empiezo a dar cuenta de que los asientos en símil cuero sujetan el cuerpo mucho mejor de lo que su aspecto hacía presagiar y, además, no fatigan nada en absoluto. En ciudad, la fuerza del motor y su silencio nos permiten rodar cómodamente sin tener que utilizar demasiado el cambio. Las suspensiones son bastante duras y algo incómodas en zonas bacheadas. Aquí, curiosamente, los plásticos del salpicadero no tienen ni un solo “grillo”; resultan estar mejor montados de lo que a primera vista parecía.
Los consumos en ciudad no son excesivos para tratarse de un propulsor de más de 160 CV, el peso no es excesivo y nos movemos en cifras en torno a los 7 litros.

El Chevrolet Cruze, un rutero eficaz

Me espera un viaje bastante largo por autovía y carretera. Los kilómetros van cayendo sin que note cansancio; de nuevo los asientos destacan en este aspecto junto con la mecánica, con un funcionamiento muy suave y una sonoridad casi de gasolina. Tampoco hay ruidos aerodinámicos.
Con una sexta muy larga, a 120 km/h vamos a 2.000 rpm en un silencio total, con un gasto de combustible de apenas 6,3 l/100 km. Gracias a la potencia del motor, no necesitaremos usar el cambio en algún adelantamiento. La verdad es que para tratarse de una mecánica diésel, me ha encantado.

chevrolet cruze diesel 163cv, motor, Rubén Fidalgo30
El motor destaca por su suavidad y rendimiento.

Echo un vistazo al cuadro de mandos: la instrumentación es bonita, pero los dígitos son pequeños y se leen con dificultad. Por la noche, la iluminación de la pantalla central resulta excesiva y, aunque la bajemos al mínimo, brilla más que el resto de los instrumentos, de forma que deslumbra un poco. En cuanto al “salvapantallas” del equipo de sonido… Si decido apagar la radio es, entre otras cosas, para quitar esa luz, pero insiste en seguir encendida, recordándome que voy en un Chevrolet
Las “otras” luces, las de los faros, son buenas en cruce para no tener xenón, pero muestran la característica típica de los grupos ópticos con una sola parábola para cruce y carretera con lámparas H4: si dan buena iluminación en cruce, las largas no son tan potentes, y al revés. Al encender las luces largas nos quedamos con poca claridad en los primeros 10 m delante del coche y hacia los lados; en zonas viradas necesitaremos encender los faros antiniebla para iluminar los arcenes de forma segura (o “bajar” a cruce, pero perderemos anticipación). Otro defecto viene del sistema de multiplexado; desde que damos la orden de cambiar de cruce a largas o viceversa hasta que dicho cambio ocurre hay cierto retraso.

[auto_quote quote=”Lámparas H4: cómo funcionan” quote_title=”En misa y repicando” quote_description=”Las lámparas H4 combinan dos filamentos, uno para las luces largas y otro para las cortas, con el fin de evitar un exceso de temperatura; no pueden encenderse ambas a la vez.”]
A medida que pasan los kilómetros, me va gustando más cómo va este coche. El motor es una delicia para tratarse de un diésel. Sube de vueltas bien y en los adelantamientos se saca 500 vueltas de la manga antes de obligarme a echar mano del cambio de marchas: me deja utilizarlas para terminar la maniobra, algo que otros propulsores de gasóleo no hacen.
Los mandos tienen un buen tacto, pero los del climatizador quedan un poco alejados de nuestro alcance, en la parte baja de la consola. La dirección cuenta con una buena asistencia; actualmente, todas las direcciones eléctricas tienen unos tactos muy aceptables y son rápidas. Los frenos se dosifican bien… En definitiva, es un rutero excelente.

Prueba del Chevrolet Cruze en el circuito

chevrolet ltz cruze, A Pastoriza, Rubén Fidalgo.30
Con el ESP desconectado sigue siendo un coche muy fácil de llevar, el chasis es muy bueno.

Esta vez, el circuito de A Pastoriza estaba encharcado por la lluvia, así que podríamos olvidarnos del crono… Pero el Chevrolet Cruze iba tan bien que me acabo “picando”: sacó buenos tiempos para la adherencia disponible. El ESP no hace cosas raras y, aunque es bastante conservador, como el chasis va tan bien, no necesita trabajar en exceso. La prueba es que con este sistema desconectado, apenas bajé un segundo el mejor tiempo, ya que podía acelerar un poco antes al salir de las curvas.
El Cruze es de los pocos coches que te deja desconectar realmente el control de estabilidad; queda latente, pero para que se “rearme” tienes que hacer las cosas rematadamente mal (o bien, ir como un descerebrado). Me explico: si desconectamos el ESP -pulsando la tecla durante unos 10 segundos- y hacemos sobrevirar el coche, nos deja mantener la derrapada todo lo que queramos. Pero si no deshacemos bien el contravolante y damos un bandazo al colocar el coche recto, el ESP vendrá en nuestra ayuda para poner las cosas en su sitio. Lo mismo ocurre si lo que queremos es “columpiar” (maniobra conocida como scandinavian flick) un poco antes de entrar en la curva para romper la inercia: el sistema interpreta que no estamos corrigiendo bien el primer sobreviraje y nos coloca en nuestro lugar. La verdad es que me ha gustado: te deja libertad, pero, si te “desmadras” en exceso (o no tienes manos para solucionar el desaguisado), acude en tu ayuda.
La potencia y respuesta del motor, la dirección y los frenos son la guinda del pastel… el Cruze me saca una sonrisa en los labios. Empiezo a pensar que los defectos que vi al sentarme en él estaban más en mi cerebro. “Eres un ‘tiquismiquis’, Rubén”, pienso.

Conclusión

El Chevrolet Cruze 5 puertas con el motor diésel de 163 CV me ha parecido un coche muy recomendable para alguien que busque una herramienta con la que hacer kilómetros. Sólo echará en falta algo más de potencia lumínica. En ese sentido, me parece un coche de flota muy interesante. Sin embargo, si eres una persona que valore los acabados y el diseño por encima de la funcionalidad y la calidad de rodadura, mejor busca otro modelo…
Echando mano de los configuradores de las distintas marcas, por los 19.000 euros que cuesta la unidad de pruebas (Chevrolet Cruze LTZ 5 puertas 163 CV con techo, pintura metalizada, etc) y con la oferta de promoción actual de 3.000 euros, es un regalo. Por ese precio, podemos hacernos por ejemplo con un Alfa Romeo Giulietta 1.6 JTDM-2, quizá más atractivo y con detalles de acabado y diseño más logrados, pero con casi 60 CV menos (si les igualamos el equipamiento, el Alfa se nos va hasta los 23.000… demasiada diferencia).
Resumiendo: aunque no reluce como el oro, tampoco pretende serlo, tiene muy buenas cualidades como automóvil rutero y sus virtudes te hacen pasar por alto sus defectos.

¿Buscas un coche como éste?

¿Te interesa el Chevrolet Cruze, pero quizás con otra motorización o acabado? En la sección Coches nuevos de Autocasion.com puedes encontrar interesantes ofertas: utiliza el buscador para localizarlas por marca y modelo o por carrocería. Por ejemplo, en el caso del Chevrolet Cruze puedes consultar su oferta más destacada y también las de sus rivales.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

11 Comentarios

Sir Oír el Clock 21 Febrero, 2012

¡Oño! No soy yo muy técnico en la materia, pero me gusta este CRuze, y más como me lo presentan.

Felicito a la editorial. Bien redactado, sí señor.

Gui 4 Marzo, 2012

@JonJonesize West coast would import huge mbnuers of Mexicans to pick up the slack left by middle class. Working class actually votes more republican so west has inherited the welfare kids and single moms. East coast would have to double business tax to global standards and a new elite would replace the old one’s who left.

osvaldo 21 Junio, 2012

Yo tengo un cruze diesel ltz 2011 viaj continuamente recorro entre 12 y 14 mil Km por mes es un caño pero ultimamente tengo un problema de corriente lo cual cuando lo detecta la comput. comienza con un corte lo he dejado en variasconcesionarias y no pueden encontrar la falla, opte por comprar una llave 10 y cuando se pone muy insportable desconecto la bateria si alguien le pasa lo mismo y lo han detectado me guataria saberlo. Gracias.-

Rubén Fidalgo 21 Junio, 2012

Hola, no entiendo muy bien lo que hace el coche, me imagino que te refieres a que se pone en modo de emergencia y no responde bien al acelerador. Normalmente con quitar el contacto y volver a ponerlo serviría. ¿te lo hace con alguna pauta?¿más en frío que en caliente?¿acelerando?…

Pista neon 3 Marzo, 2013

Creo que más fácil que desconectar la batería sería desconectar el fusible general, a mi Chrysler le pasa algo parecido, y desconectabdo el fusible que está en la caja del motor se resuelve.

cruzero 11 Junio, 2013

Yo tengo uno 5 puertas y a ese consumo nunca llego, todavia en ruta no lo probé, pero en ciudad nunca bajo de 10km/lt. Estoy esperando si hago mas km para ver si baja el consumo. El auto es un misil, constantemente invita a pisarlo, empuja en todos los cambios.

Rubén Fidalgo 11 Junio, 2013

En carretera te bajarán seguro, aunque tendrás que vencer esa tentación a sentir las buenas aceleraciones que esta mecánica proporciona. Un saludo y muchas gracias por aportarnos tu opinión con tu comentario y seguirnos.

karlos 4 Febrero, 2016

Tengo unchevrolet 163cv. Y con 160000km.me fastidio el bimasa y tenia la bote suelta de la cabeza, contacte con la chevrolet y me dijeron que con eses km. Era normal, la reparacion cuesta 1600 euros balla ruina de coche.

Rubén Fidalgo 4 Febrero, 2016

No debería ser normal tener un problema con el bimasa con esos km, pero depende del uso del coche, si se hace mucha ciudad sufren más. Lamento la factura. Un saludo y gracias por compartir esta experiencia con nosotros.

jose antonio 13 05 16 13 Mayo, 2016

tengo un chevrolet 163cv con 25000km tuvo un problema que se aceleraba solo me dijeron que tenia un inyector mal la averia me costo 700euros pero todavia no queda la cosa hay con 33000km que tiene ahora vuelve a tener el mismo problema y la solucion que me dan es que venda el coche cuanto antes asi recuperare algo de lo que me costo .

Rubén Fidalgo 15 Mayo, 2016

Hola jose antonio, no es normal que se estropeen los inyectores con ese kilometraje. ¿Siempre ha sido el mismo inyector el que ha fallado?. Un saludo y gracias por tu consulta.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba