Chevrolet Captiva

20 septiembre, 2010

El nuevo Captiva mantiene las características del modelo que vio la luz en 2006 ya que esta actualización se centra en ligeros cambios estéticos, fuera y dentro del habitáculo, así como en nuevas opciones de motor y transmisión.

El SUV de General Motors, diseñado al gusto del Viejo Continente, se verá ligeramente modificado en el próximo Salón del Automóvil de París, con cambios en la carrocería y del habitáculo, adoptando un diseño cercano al Cruze. Actualización que también afecta a los motores para plantar cara al extenso catálogo de competidores, compuesto, principalmente, por los Dacia Duster, Dodge Nitro, Ford Kuga, Honda CR-V, Hyundai ix35 o su primo hermano el Opel Antara, junto con el Renault Koleos, el Skoda Yeti o el Volkswagen Tiguan.


Los cambios en la estética se notan principalmente en el frontal donde se aprecia un capó remodelado con líneas muy marcadas, una parrilla doble más grande y unos faros de estilo prisma con intermitentes de leds, integrados en los retrovisores exteriores. Las ventilaciones laterales adoptan una forma más angular, y el lateral adopta un aspecto musculoso de línea ascendente. Los pasos de rueda se sobredimensionan para dar cabida a llantas que van desde 17 a 19 pulgadas.


El interior sigue ofreciendo un espacio amplio tanto en configuración de 5 como de 7 plazas. Estrena acabados, equipamiento y materiales; así como detalles llamativos como la retroiluminación en azul hielo y el diseño envolvente del salpicadero, que fluye hasta integrarse en las puertas creando un aspecto de cabina doble. El equipo de audio se ve mejorado e incluye entrada auxiliar, puerto USB y bluetooth. En opción se puede montar navegador con pantalla táctil y cámara trasera


La oferta mecánica crece con la incorporación de cuatro motores nuevos y un cambio manual de estreno, como alternativa a una automática también de 6 velocidades. Dichos bloques son dos gasolina de 2.4 y 3 litros de 171 y 258 CV, respectivamente, el último V6; y dos turbodiésel de 2.2 litros de 163 o 184 CV. Tanto las veriones turbodiésel como el gasolina pequeño se pueden configurar con tracción delantera o total.


El chasis del nuevo Captiva se ha reajustado para mejorar la dinámica y seguridad, gracias a la inclusión de serie de los sistemas de control de estabilidad, de tracción y de frenada asistida; así como los airbags frontales, laterales y de cortina. Estrena igualmente un asistente de arranque en pendiente y freno de mano eléctrico. El nuevo Chevrolet Captiva estará a la venta en la primavera del año que viene.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba