Chevrolet Aveo: pequeño por fuera, grande por dentro

24 Agosto, 2011, modificada el 25 Agosto, 2011 por

Para quienes necesiten un utilitario práctico, de atractivo diseño e interior amplio, el Chevrolet Aveo 5 puertas puede ser una interesante opción. He probado la versión tope de gama, la 1.6 de 116 CV en acabado LTZ, muy bien equipado y cuyo precio es de 12.750 euros.

No valorado

Destacable

  • Diseño agresivo.
  • Interior amplio.
  • Equipamiento completo.

Mejorable

  • Algunos ajustes del interior.
  • Rendimiento del motor 1.6.
  • Suspensión seca.

Poco a poco Chevrolet va ganando en calidad e imagen. Lo hace con nuevos productos y actualizaciones para ganarse a los que buscan, por encima de otros aspectos, una estética diferente a un precio razonable. Un ejemplo es el Aveo. Un coche de cuatro metros completamente nuevo -respecto al anterior de 2006-, que viene a competir, por la zona baja, con utilitarios europeos como los Citroën C3, Ford Fiesta, Opel Corsa, Renault Clio o Seat Ibiza, sin perder de vista a sus rivales directos los Dacia Logan, Hyundai i10 o Kia Picanto, entre otros.

Para diseñar el Aveo, Chevrolet ha utilizado la plataforma del Opel Corsa -marcas hermanas pertenecientes al grupo General Motors- y lo ha dotado de dos tipos de carrocería: cinco puertas y sedán de cuatro. En lo estético priman algunos detalles ‘tuning’. Lo más impactante del frontal son unas agresivas ópticas individuales, carentes de tulipas, ubicadas a los lados de la típica parrilla de la marca con el logotipo de Chevrolet en grandes dimensiones. Un aspecto ‘fiero’ subrayado por unos pasos de rueda bien marcados y unos voladizos de cortas dimensiones.

Hay algunos toques deportivos, como por ejemplo las llantas de aleación de cinco radios, en 16 pulgadas de diámetro en esta versión tope LZT. También las puertas traseras, disimuladas mediante unos tiradores camuflados en la parte alta de la puerta al estilo Seat León. En la parte trasera se repiten una ópticas individuales sin tulipas sobre fondo negro y se subraya el aspecto dinámico por medio de un el alerón colocado en la parte superior del portón.

Interior amplio y funcional

La nueva plataforma del Aveo cuenta con una distancia entre ejes cuatro centímetros mayor que la anterior, lo que supone un interior más aprovechable. Con un diseño completamente nuevo, sencillo y limpio, ofrece un cuadro de instrumentos tipo motocicleta con un cuentarrevoluciones de aguja y un velocímetro digital. También monta un sencillo ordenador de a bordo cuyo manejo desde la palanca izquierda es algo complicado. Exceptuando este detalle, los mandos se encuentran perfectamente ubicados y son de fácil uso.

Aunque la mayoría de los plásticos empleados son duros, en la versión LZT los de la parte de arriba del salpicadero son algo más blanditos, de mejor calidad. Los ajustes y las terminaciones son, en general, correctos para un coche asequible como el Aveo. El lado práctico está en los numerosos huecos para llevar objetos que hay repartidos por todo el interior, como los de alrededor de la consola central, las bolsas de las puertas o la guantera doble.

Hay que destacar la amplitud del interior del Aveo, tanto en las plazas delanteras como en las traseras y en el maletero. Pueden viajar cuatro personas, de tallas cercanas a los 1,85 metros, de manera cómoda aunque detrás con el espacio justo para las rodillas. El maletero, de 290 litros de capacidad -uno de los más grandes de su segmento- se puede ampliar hasta los 600 litros abatiendo los respaldos traseros.

Perfecto para conducir en ciudad

En cuanto a la conducción, me gusta la excelente maniobrabilidad del Aveo, algo que se agradece en trayectos urbanos. Ayuda el tacto de la dirección, bastante directo, y un radio de giro muy corto. Por si fuera poco, el conductor disfruta de una buena visibilidad en todos los ángulos y de una carrocería de dimensiones contenidas.

Al salir a carretera se notan las limitaciones del Aveo. La suspensión es algo seca y blanda, lo que provoca ciertos balanceos en curvas cerradas y una tendencia a que el coche se vaya de delante. No es un problema ya que la seguridad es máxima al contar con control de estabilidad -de serie en toda la gama-, que actúa rápidamente al detectar el más mínimo derrapaje. Al contar con control de estabilidad, Chevrolet ha incorporado en el Aveo el asistente de arranque en pendientes, todo un detalle en un coche de este segmento. Estos elementos le han valido al Chevrolet Aveo las 5 estrellas en los últimos análisis de Euro NCAP.

La mecánica 1.6 de 116 CV de potencia es la más potente de toda la gama. Un motor que ofrece una fuerza justa para mover el Aveo, un vehículo pequeño pero que lastra 1.200 kilos de peso. Para que el coche se mueva con agilidad hay que utilizar el cambio de marchas de manera rápida para impedir que las revoluciones del motor caigan por debajo de las 4.000 revoluciones. Claro que por encima de ese régimen el ruido mecánico es elevado y el consumo se dispara. En los días que he probado el Aveo he hecho un consumo medio en carretera que no ha bajado de los 7,5 litros/100 km, una cifra a todas luces algo elevada.

Equipamiento de coche grande

Por último el precio. Aunque la tarifa oficial de este Aveo tope de gama es de 14.250 euros, Chevrolet mantiene, al menos durante el mes de agosto de 2011, un descuento de 1.500 euros, con lo que la cantidad final a pagar es de 12.750 euros. Por este dinero nos llevamos un coche que entra por los ojos, cómodo y amplio por dentro, con una mecánica suficiente y un equipamiento excelente.

Desde la versión de acceso LS, el Aveo cuenta de serie con control de estabilidad, seis airbags, limitador de velocidad, radio CD con MP3 y asistente de arranque en pendientes. El acabado más completo, el LTZ, añade aire acondicionado, ordenador de a bordo, retrovisores eléctricos, Bluetooth, conexiones auxiliar y USB, mandos de audio en el volante, sensor de luces, sensor de aparcamiento, seis altavoces, volante en cuero y llantas de 16 pulgadas.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba