Chatenet CH26

3 junio, 2009, modificada el 24 enero, 2011 por

Es uno de los microcar más avanzados del momento a partir de una imagen exclusiva y de una carrocería más robusta y mejor hecha.

9

Chatenet es una de las marcas líderes del mercado europeo de cuadriciclos, automóviles aptos para ser conducidos con licencia de ciclomotor. Ahora, la firma gala lanza el CH26, un modelo de líneas atractivas inspiradas en el codiciado Mini -el parabrisas y los pilares delanteros A son tan verticales como en aquel, los faros son ovales, el capó cuenta con troqueles para dejarlos fijos al abrirse y las puertas carecen de marco superior– y habitáculo biplaza amplio y razonablemente confortable. Ideal para ciudad, pero llegado el caso apto para transitar por vías secundarias -recordemos que no puede entrar en autovías o autopistas- es maniobrable y se puede aparcar de forma gratuita en muchas ciudades.


Como todos los cuadriciclos, limita su velocidad a 45 km/h y se conduce con licencia de ciclomotor. Su motor Yanmar bicilíndrico de gasóleo, con refrigeración líquida y 4 tiempos, desplaza 523 cc y libera 5,4 CV a 3.200 rpm; se alimenta mediante una bomba de inyección. La transmisión, automática mediante variador contínuo CVT, manda la energía a las ruedas delanteras. Requiere 3,2 litros a los 100, y con 19,5 litros de depósito consiente autonomías de unos 500 km.


Concebido como modelo de lujo dentro de los vehículos de su tipo -el acabado es digno, los asientos suficientes y la visibilidad muy buena hacia cualquier ángulo, gracias a lo contenido de sus medidas y a su silueta cuadriculada-, cuenta con una instrumentación equiparable a la de un turismo convencional -muchos elementos internos proceden de la órbita PSA Peugeot Citroën, como el módulo de la climatizáción-, con velocímetro eléctrico analógico, indicador de nivel de combustible, pantalla digital para mostrar los cuentakilómetros total y parcial -también el modo de marcha insertado-, avisador acústico, reloj, termómetro exterior, testigos luminosos de aviso… No faltan radio-CD Clarion con 2 altavoces de 100 mm de diámetro o doble toma para encendedor.


También lleva cierre automático de puertas, encendido de warning en caso de frenada brusca, faros halógenos, ópticas traseras de led, limpiaparabrisas trasero con activación automática cuando se circula marcha atrás, antirrobo por bloqueo de dirección, cinturón de seguridad con enrollable de forma automática, elevalunas eléctricos con antipinzamiento, cierre centralizado con mando y activación de intermitentes, insonorización de motor, moqueta de insonorización, interior a juego con el color de la carrocería, redes de sujeción en el maletero -por cierto, muy amplio a partir de sus 600 litros, con redes para estibar objetos y bandeja desmontable-, y rueda de repuesto con gato y llave.


Con bastidor de aluminio soldado, reforzado con perfiles y sometido a un baño de cataforesis para evitar la oxidación, cuna motor de acero atornillada y carrocería y piso termoplastificados, especialmente flexible para tolerar sin pegas dilataciones y contracciones por efecto del frío y el calor, calza llantas de 14 pulgadas y cubiertas 135/80, y luce un exiguo diámetro de giro de 8 metros -la dirección, de cremallera eléctrica, cuenta con diseño de seguridad anti choque-.

A todo ello, el chasis cuenta con suspensión delantera independiente tipo McPherson con triángulos inferiores, y trasera semiindependiente mediante brazos tirados y ejes deformables autoestabilizadores. La marca asegura haber trabajado a fondo en la calibración de la suspensión, que disfruta de amortiguadores hidráulicos de doble efecto y muelles, para absorber de mejor modo las irregularidades del firme frente a lo habitual en este tipo de productos. Por su parte, los frenos delanteros son discos de 210 mm, mientras que por traseros adopta sendos tambores de 160 mm, aunque el tacto del pedal exige contundencia con el pie derecho y suficientes metros por delante.


El CH26, que mide 3,07 metros de largo por 1,57 de ancho y 1,45 de alto, pesa 349 kg y en marcha autoriza un tope de 675. Está disponible en 4 tonos metalizados -Negro, Azul, Plata y Rojo-, y ofrece la posibilidad de optar al llamado Pack Sport, compuesto por pedales de aluminio, alfombrillas delanteras, llantas de aluminio de 15 pulgadas con neumáticos 155/60 -pueden ser cromadas con idénticos diámetro y gomas-, pasos de rueda blancos -el mismo color aplicado a las coquillas de los retrovisores exteriores, de regulación manual-, apliques interiores de efecto carbono, doble salida de escape central env acero inoxidable y faros antiniebla delanteros.

Se vende con dos años de garantía completa en piezas y mano de obra, y un año de asistencia en viaje. Por cierto, la marca ya trabaja en una versión híbrida para otra carrocería que persigue comercializar a medio plazo, y que se movería estrictamente de forma eléctrica, aunque contaría con un generador para recargar la batería -también se podrá reponer en la red doméstica mediante un simple cable-. El último se activará a través de un motor de gasolina, una solución vista en modelos de porte como el Fisker Karma o los Chevrolet Volt y Opel Ampera.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba