Cadillac CTS-V 6.2 V8

20 Octubre, 2008, modificada el 11 Enero, 2011 por

El nuevo Cadillac CTS-V de 6.2 litros aterriza en los concesionarios españoles a un precio de 79.990 euros (IVA e impuesto de matriculación incluido) respaldado por unas prestaciones y una serie de refinamientos técnicos que hacen honor a su status de berlina de lujo.

16

El nuevo Cadillac CTS-V de 6.2 litros aterriza en los concesionarios españoles a un precio de 79.990 euros (IVA e impuesto de matriculación incluido) respaldado por unas prestaciones y una serie de refinamientos técnicos que hacen honor a su status de berlina de lujo.


El modelo ofrece, sin engordar ni un céntimo la factura, la posibilidad de elegir entre caja de cambios manual o automática de seis velocidades así como un completísimo equipamiento de serie que incluye asientos delanteros Recaro, de piel microperforada, calefactables-refrigerables, con ocho variables de ajuste y cuatro posiciones de apoyo lumbar. Volante deportivo en piel, sistema de alarma antirrobo, monitorización de presión de los neumáticos y pedales deportivos en aluminio son otros de los detalles que catapultan a este tres volúmenes hasta la etiqueta de premium.


El CTS-V equipa llantas de 19 pulgadas y diez radios de aluminio pintado, con la opción de montarlas en aluminio pulido. Va calzado con neumáticos delanteros de 255/40 y traseros de 285/35.


El sistema multimedia incluye un sistema de audio Bosé, que cuenta con un disco duro de 40 GB, conexión MP3 y un juego de once altavoces 5.1 Cabin Surround, además de un navegador GPS de 8 pulgadas a todo color.


Por lo que respecta a la mecánica, el CTS-V es un V8 de 6.162 cc “supercharged” que eroga una potencia de 564 CV a 6.100 rpm y un par máximo de 747 Nm a 3.800 rpm. Con esta mecánica, no es de extrañar que el vehículo sea capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en sólo 4,2 segundos y que, con cambio manual, alcance los 308 km/h, 282 km/h si la transmisión es automática.


Disponible en los concesionarios de toda Europa con un periodo de grantía de 3 años o 100.000 kilómetros, el CTS-V hará las delicias de aquellos que se decidan a comprarlo gracias, en gran medida, al “Magnetic Ride Control”, considerado desde 2004 la suspensión activa más rápida del mundo.

    Suscríbete a nuestro boletín

    Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

    Ir arriba