Brutal: así es el descomunal superdeportivo de Toyota con 1.000 CV

Brutal: así es el descomunal superdeportivo de Toyota con 1.000 CV

Parece que la victoria absoluta de Toyoya en Las 24 Horas de Le Mans 2018 ha generado la euforia necesaria para sacar adelante un proyecto de lo más radical: llevar a la calle un auténtico bólido de carreras con 1.000 CV de potencia y más propio de los circuitos que de las carreteras.

No, no se trata de un Toyota Supra vitaminado, ni de un Lexus LFA puesto a punto con el logo de Toyota. En el ADN de este nuevo superdeportivo matriculable estarán los genes de nada menos que el Toyota TS050 Hybrid LMP1 que ha logrado la victoria absoluta de Toyota en Las 24 Horas de Le Mans, un triunfo que se les resistía desde hace 20 años.

Después de una noticia tan espléndida como haber logrado arrebatar a Mazda el honor de ser la única marca japonesa con una victoria en la carrera más importante del mundo, los de Toyota no han podido disimular su euforia y nos regalan otra excelente noticia: su empeño en lograr que su bólido de carreras se convierta en un coche matriculable.

No es la primera vez que un coche de carreras acaba siendo un automóvil de calle. Tal vez el ejemplo más conocido sea el del Mercedes 300 SL, el “Alas de Gaviota” que, además, se daba la paradoja de que la versión de calle era más potente que la de competición original.

Los detalles del Toyota GR Super Sport de 1.000 CV

Su esqueleto es el de un coche de competición.
Su esqueleto es el de un coche de competición.
Ampliar

El superdeportivo de Toyota se llamará GR Super Sport, haciendo homenaje con sus siglas a Gazoo Racing, el departamento de ingeniería encargado del desarrollo de los bólidos de Toyota.

Su armazón de fibra de carbono está más cerca de ser el alma de un coche de carreras que de nada que podamos ver por las calles, lo mismo que su formidable mecánica V6 de 2,4 litros de cilindrada con doble turbo y que logra una potencia de casi 1.000 CV gracias a la combinación de su rendimiento con el sistema híbrido directamente heredado del TS050 victorioso.

El espejo en el que se mira el Toyota GR Super Sport es el Mercedes AMG Project One, aunque el alemán toma como punto de partida un F1 en lugar de un prototipo de resistencia como hace Toyota.

Por ahora, Toyota no ha dado ni plazos de lanzamiento ni demasiados detalles sobre su ambicioso proyecto, pero sí ha afirmado con rotundidad que gracias a ellos podremos ver con matrículas uno de los coches más especiales del mundo.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba