Bosch apura el desarrollo del piloto automático para coches2

Bosch apura el desarrollo del piloto automático para coches

29 Enero, 2013, modificada el 30 Enero, 2013 por

La conducción autónoma es, cada vez más, una realidad más que una ficción. Bosch ofrece todos los sensores y sistemas necesarios para lograr que el coche conduzca por nosotros, sólo falta que algún fabricante dé el paso definitivo.

Bosch apura el desarrollo del piloto automático para coches2

Robert Bosch es el mayor fabricante de componentes para el automóvil del mundo, y además lo es con una diferencia abismal respecto a sus seguidores. La mayoría de las unidades de control, sistemas electrónicos, faros, pilotos, alternadores, sistemas de inyección… tienen el símbolo (una magneto) de esta empresa alemana grabado en sus carcasas.

Con esta presentación es más fácil comprender que esta fundación tenga casi a punto para su comercialización un sistema de conducción autónoma, con el que el conductor pasaría a ser un pasajero más en el automóvil, siendo su única misión la de supervisar algunos sistemas y luces de control.

Ya hace tiempo que comentamos en Autocasion.com que los problemas para este tipo de tecnología eran más legales y de aprensión por parte de los usuarios que técnicos. Sistemas como el control de crucero adaptativo o los que intervienen sobre la dirección para mantenernos en el carril (normalmente llamado Line assist) son el preámbulo de la conducción completamente autónoma.

Según un estudio realizado por Bosch en el Reino Unido, un tercio de los conductores comprarían un automóvil que les evitase el tedioso trabajo de chófer.

El siguiente paso de la marca alemana es la comercialización, en 2014, de su sistema de asistencia a la conducción en atascos de tráfico, que reducirá el nivel de estrés de los conductores en las horas punta.

Bosch ya posee actualmente en su gama de productos todo lo necesario para la conducción autónoma:

  • Radar de alto rango y sensibilidad, detecta cualquier objeto con una antelación de 250 metros.
  • Cámara estéro, capaz de detectar y calcular la distancia con cualquier objeto o peatón, así como la trayectoria que describe y su velocidad.
  • Direcciones asistidas eléctricas, trabajarían en acuerdo con la cámara, el radar e incluso el navegador y el ESP para guiar el coche.

Según Bosch, la conducción autónoma permitirá la circulación a mayor velocidad y con mayor densidad de tráfico en las autopistas en un futuro más cercano de lo que nos imaginamos.

Te puede interesar...

Rubén Fidalgo

1 Comentario

Rubén Fidalgo 29 Enero, 2013

Esperemos que no obliguen a apagar el móvil para no interferir con el sistema como en los aviones…

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba