Prueba

BMW Z4 sDrive35is

51 fotos

Ampliar

11 de octubre, 2010

340 CV de potencia catapultan a la versión tope de gama de uno de los deportivos más prestacionales, placenteros y deseados del mercado. ¡Probamos el tándem formado por el 6 cilindros Twin Turbo optimizado y el cambio DKG!

Interior

El habitáculo de este biplaza sigue siendo incómodo para entrar y salir por lo poco que se despega del suelo. Estas acciones se hacen más fáciles con el techo quitado, para lo que necesita 20 segundos. Si pulsas de forma continua los botones de apertura o cierre de la llave, la maniobra de capotar y descapotar te puede ahorrar tiempo -no porque sea más rápido que con la tecla de la consola central, sino porque no tienes que esperar a subirte o bajarte del coche para poner en marcha el sistema-; pero ten en cuenta que si abres la puerta, mientras la capota está en movimiento, la acción se interrumpirá.
Por calidad no admite discusión y los ajustes de los materiales que te rodean son perfectos. El maletero con el techo puesto se acerca a la capacidad de modelos compactos, pero se reduce a la de un utilitario –180 litros– si lo quitas. A esto tienes que sumar los huecos portaobjetos que están detrás de los asientos y bajo el reposabrazos central, aunque no te creas que te cabe gran cosa -olvídate de grande bultos-.
Los 65.100 euros en los que empieza la versión probada incluyen faros bixenón con lavafaros, paquete de iluminación, freno de mano eléctrico, EfficientDynamics -con neumáticos run-flat, sensores de presión e indicador de cambio de marcha en el salpicadero-, airbags, arcos antivuelco con deflector, radioCD lector de MP3, bluetooth, paquete M -con volante de cuero y aro gordo, faldones y molduras de las puertas M-, suspensión adaptativa M, asientos deportivos de cuero, cambio automático de doble embrague DKG de 7 relaciones, volante multifunción y climatizador bizona.
Nuestra unidad, de más 74.800 euros, sumaba opciones como los sensores de luces y lluvia -164 euros-, asistente para luz de carretera -188 euros-, luces adaptativas -563 euros-, asistente de aparcamiento -975 euros-, control por voz -515 euros-, navegador -3.256 euros-, retrovisores exteriores plegables eléctricamente -313 euros-, retrovisores automáticos -650 euros-, acceso y arranque sin llave -840 euros- y anclajes isofix -113 euros-, entre otras.

Comportamiento y Prestaciones

Con este 35is la casa bávara va más allá con el Z4. Cuando lo arrancas el sonido contundente, ronco y grave del galardonado 6 cilindros biturbo, de 3 litros de cilindrada, te pone los pelos de punta, como en la versión inmediatamente anterior. Sólo es el principio de lo que te espera cuando lo subes de vueltas, y las 7 velocidades del cambio de doble embrague DKG -de serie- se suceden casi sin darte cuenta -ya sea en modo automático, automático deportivo, mediante las levas del volante o la palanca en modo secuencial, hace exactamente lo que quieres en cada momento-. El sonido mantiene su gravedad y ronquera, volviéndose más metálico, y tus oídos sólo te piden una cosa: ¡juega con el cambio! Así disfrutarás de una acústica mecánica inigualable y redonda cuando el modo automático deportivo te regala un punta-tacón antes de entrar en una curva.
Y es que este deportivo de propulsión siempre pide guerra, la prueba la tienes en que baja de los 5 segundos en el 0 a 100 y de punta está limitado. Algo normal en coches de su clase -también cuenta con launch control para hacer salidas desde parado sin la más mínima pérdida de motricidad-, con elevadas cifras de par desde bajo régimen -hasta 500 Nm gracias al overboost– que permiten estirar el motor hasta casi las 7.000 rpm, con la sensación de empuje intacta -a pesar de entregar su potencia máxima 1.100 vueltas antes-. Además, el sistema Driving Dynamics varía la respuesta del acelerador, el cambio, la dirección, la suspensión adaptativa y la respuesta -más o menos rápida- del control de estabilidad DSC, según las opciones normal, sport y sport+.
La última es sólo para los más expertos y en situaciones muy concretas, ya que desconecta los controles y el eje trasero se revoluciona; algo notable -aunque menos que en el anterior Z4 M– incluso con los sistemas activos y el volante recto. Lo que siginifica que nuestro protagonista, y sucesor del modelo que acabamos de mencionar, gana dulzura sin dejar de lado la diversión. Creemos que en configuración sport ya te deja “trastear” bastante porque los sistemas de ayuda a la conducción -de seguridad activa– tardan en entrar.
Su paso por curva rápida es fugaz y seguro -aplomado, estable y con la calidad de rodadura sin pega-. Sus neumáticos de 225/40 R18 delante y 255/35 R18 detrás te pegan al suelo a velocidades altísimas, sin apenas esfuerzo y con total robustez –coupé y descapotable-, gracias -en parte- a una dirección certera que te mete en cada viraje a poco que gires el volante. En curva lenta y marchas cortas tienes que medir con el pie derecho para no derrapar, tanto el acelerador como el freno. Aun así, los tramos revirados son memorables a los mandos de sus 1.600 kg.
En reglaje normal es cómodo, con transiciones de marcha lineales y suaves, perfectas para tus desplazamientos por ciudad. También aparcar es más fácil ya que el volante se nota más blando.
Los consumos son, según BMW, calcados a los del 35i: 9 litros en ciclo mixto, 6,9 en carretera y 12,6 litros en ciudad, todos a los 100 km. Durante nuestra prueba, no lo bajamos de 13 litros en el ordenador de viaje, haciendo ciudad, carretera y carretera de montaña, a ritmos elevados.
El BMW Z4 sDrive35is es el deportivo con más encanto de la gama de la hélice, por su motor prestacional y una carrocería atractiva con y sin techo. Sin olvidar que puedes ir de paseo o con los dientes apretados, según te apetezca. ¿Quién dijo que no se podía mejorar lo imposible?

Destacable

– Diseño más agresivo.
– Motor y cambio DKG.
– Sensaciones al volante.

Mejorable

– Consumo elevado y sensible.
– Maletero con el techo quitado.
– Precio elevado.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

  • […] último, el roadster BMW Z4 gana eficiencia dos motores gasolina de 4 cilindros y tecnología TwinPower Turbo de 2 litros. Los […]

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche