Novedad

BMW X5 Protection VR6: blindado hasta los dientes

13 fotos

Ampliar

19 de mayo, 2020

BMW ha desarrollado este X5 Protection VR6 pensado para la protección extrema de sus ocupantes. Aquí te contamos sus detalles.

Es habitual que las marcas Premium nos sorprendan, de vez en cuando, con un modelo pensado para los altos mandatarios o los empresarios de renombre. Un tipo de vehículos que era propio, hace unos años, de las berlinas de representación pero que ahora con los SUV en pleno apogeo, ha cambiado su tendencia hacia dichas siglas. Así es como nace el BMW X5 Protection VR6 que protagoniza estas líneas y que ha sido desarrollado con el objetivo obvio de proteger a sus ocupantes ya sea de ataques violentos, secuestros o delincuencia organizada.

Te puede interesar: Prueba del BMW X5 30d xDrive 

Para lograrlo BMW ha puesto toda la carne en el asador ya que este X5 Protection VR6 ha sido desarrollado con dicho fin y para cumplir todos los estándares de seguridad que se le presuponen. Presenta una arquitectura reforzada con piezas moldeadas en acero de alta resistencia ya sea en el frontal, las puertas o el techo; cristales de vidrio multicapa con hasta 3,3 cm de grosor  o bajos blindados.

Por su parte, el habitáculo está herméticamente sellado, incluyendo la superposición de placas en los huecos de las puertas o las juntas de la carrocería. Igualmente, algunas zonas del mismo se encuentran separadas de otras, como la plancha colocada entre la fila posterior de asientos y el maletero compuesta por una capa interna de policarbonato. Otros detalles del X5 Protection VR6 son el depósito de combustible autosellable para evitar derrames de combustible o los neumáticos runflat con paredes laterales reforzadas que permiten seguir rodando incluso si hay una pérdida total de presión.

Inexpugnable

Este BMW X5 resiste cualquier tipo de ataque.

13 fotos

Ampliar

El resultado, un X5 prácticamente a prueba de todo, pues este X5 Protection VR6 puede soportar ataques con armas de fuego hasta un calibre de 7.62 × 39 FeC o 7.62 × 39 como se usa en armas de tipo AK-47, granadas de mano del tipo DM51 o tipo HG85, ataques de drones  con cargas explosivas de la categoría DTG5, que, entre otras cosas, incluye hasta 200 gramos de C4 y más de 500 fragmentos. Además, el compartimento blindado de pasajeros soporta explosiones laterales de hasta 15 kilogramos de TNT desde una distancia de cuatro metros. Los ocupantes también están protegidos de posibles ataque secundarios (incluso después de la detonación) ya que todas las ventanas permanecen firmemente en su posición.

De hecho  la altura de apertura de las ventanas en la parte delantera se puede limitar a unos diez centímetros para permitir la comunicación con el mundo exterior y el intercambio de documentos al tiempo que evita que entren objetos más grandes en el vehículo. En caso de que no se quiera tener contacto con el exterior, monta un intercomunicador que, mediante micrófonos integrados en varias partes del coche, facilita la comunicación con personas fuera del vehículo sin la necesidad de abrir puertas o ventanas.

La función de alarma de ataque asegura al presionar un botón que las puertas se bloquean automáticamente y las ventanas del lado del conductor y del pasajero se cierran. Además, se activan alarmas sonoras y visuales. Los elementos de control para el sistema, además de otras funciones específicas del modelo, se instalan en un panel de interruptores adicional frente a la palanca de cambios.

Potencia de sobra

Pesa más de 3.000 kilos pero tiene un motor de 530 CV.

13 fotos

Ampliar

Con todo este blindaje, es normal que el X5 Protection VR6 marque frente a la báscula un tonelaje cercano a las 3 toneladas. De ahí que BMW haya escogido uno de sus bloques más bestiales para asegurarse una huida con garantías. Así, bajo el reforzado capó se esconde el V8 de 4,4 litros de cilindrada que genera 530 CV entre las 5.500 y las 6.000 rpm con un par máximo de 750 Nm entre las 1.800 y las 4.600 rpm. Vamos, que es el mismo que monta el X5 M50i, logrando así una aceleración de 0 a 100 km/h de 5,9 segundos (1,6 segundos más que el normal) y una velocidad máxima, autolimitada, de 210 km/h. BMW asegura que es el vehículo más rápido de su categoría. ¡Ah! Por si alguien se lo pregunta, homologa un consumo medio de 13 l/100 km con unas emisiones de CO2 de 298 gr/km.

Del mismo modo, el X5 Protection VR6 presenta un chasis revisado, incorporando elementos deportivos como los frenos, una amortiguación regulable con un tarado específico, un control de estabilidad retocado, la incorporación de un eje trasero direccional, barras estabilizadoras activas.

Pero más allá de las características de seguridad que ofrece, este X5 Protection VR6 está pensado igualmente para que sus cuatro pasajeros puedan rodar con él como si fuera un vehículo más (por fuera apenas se distingue). Entre algunos de sus detalles están las ventanas laterales con calefacción, climatizador de 4 zonas, un sistema de altavoces de alta fidelidad, luz ambiental, cierre automático suave para las puertas, volante M de piel, BMW Live Cockpit Professional, con Asistente Personal Inteligente de BMW, a lo que se suma un amplio elenco de opciones.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche