BMW X5 M

30 Julio, 2009, modificada el 24 Enero, 2011 por

Comparte ADN con su hermano coupé X6 M, lo que se traduce por tracción total permanente a las cuatro ruedas y una endemoniada mecánica de 555 CV que desbancará al Porsche Cayenne Turbo S como el todoterreno más potente a la venta en España.

28

BMW lanzará al mercado tras el verano la versión más deportiva de la gama X5, el modelo M. De ADN idéntico al de su hermano coupé X6 M-, ambos comparten el título honorífico de ser los primeros M con tracción total, si bien el precio del X5 será ligeramente inferior –121.700 euros- y su habitáculo tiene capacidad para siete ocupantes.


Mecánica, prestaciones, caja de cambios… son elementos comunes tanto en uno como en otro modelo. El motor es un gasolina V8 de 4.395 cc que despliega nada menos que 555 CV de potencia. Es de inyección directa y tiene dos turbocompresores de doble entrada. Se asocia a una caja de cambios automática y secuencial de 6 relaciones y tres modos de funcionamientos; D, S y el enérgico M. Por compartir con el X6 M encuentra hasta rivales comunes en los Audi Q7, Mercedes-Benz Clase M, Porsche Cayenne y Volkswagen Touareg más potentes.


Gracias a la función de lanzamiento Launch Control, el X5 M alcanza los primeros 100 km/h en unos sobresalientes 4,7 segundos, lo que no le impide declarar un consumo medio de combustible de 13,9 litros a los 100. La velocidad máxima está limitada a 250 km/h -275 con el paquete Drive M-.


La tracción es permanente a las cuatro ruedas xDrive y cuenta con diferencial trasero de última generación Dynamic Performance Control -distribuye el par de forma independiente entre las ruedas del eje trasero, tanto en circunstancias de aceleración como en retención-.


Cuenta con reglajes específicos de suspensión que rebajan la carrocería 10 mm respecto al resto de versiones de la gama X5. Además, la amortiguación es neumática -variable controlada electrónicamente- y las barras estabilizadoras son activas.


El control de estabilidad -DSC– puede desconectarse completa o parcialmente activando el modo MDM -M Dynamic Mode-. Cuando se selecciona, el DSC interviene más tarde y el sistema de tracción total modifica su funcionamiento aumentando la fuerza que llega a las ruedas traseras.


El X5 M lleva dirección Servotronic con asistencia variable en función de la velocidad. Es posible seleccionar manualmente el modo de menor asistencia pulsando la tecla M Drive.


Al igual que la dureza de la suspensión, la asistencia de la dirección y el funcionamiento del control de estabilidad también es posible ajustar la respuesta del motor y de la caja de cambios desde el menú Power mediante los programas Sport y Efficient. En este último, los cambios de marcha se producen a un régimen de giro del motor más bajo para reducir el consumo de combustible. El comportamiento de todos los ajustes citados se modifica con el mando iDrive, desde el que, como es habitual en otros BMW, se controla también navegador, equipo de sonido, climatizador -de dos zonas- y teléfono.


El equipamiento ofrece elementos específicos como los asientos deportivos con logotipo M en los reposacabezas, instrumentación en color blanco  y cuentarrevoluciones con zona roja variable según la temperatura del motor, control de crucero adaptativo, faros de doble xenón y luz diurna con diodos luminosos, seis airbag, sensores de aparcamiento y reposacabezas activos, entre otros.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba