BMW X1

Queda por debajo del X3 y se ofrece con tracción trasera o total permanente. Entre sus grandes bazas figura el comportamiento, similar al de un Serie 1.

BMW opone a los Audi A4 Allroad, Saab 9-3X y Subaru Outback -pero también a los Ford Kuga, Hyundai iX35, Toyota Rav4 o Volkswagen Tiguan– un nuevo modelo de corte SUV o todocamino que, desde el punto de vista externo, se caracteriza por su escasa altura total: sólo 1,55 metros. Por ejemplo, un competidor directo como el Nissan Qashqai exhibe en esa cota 1,61 metros, y eso que es uno de los “bajitos” en el segmento.


Es decir, por dimensiones el X14,45 metros de longitud y 1,80 de anchura, además de 2,76 metros entre ejes- se intercala entre el X3 -12 cm más largo- y un familiar de la marca con tracción 4×4 al estilo del 320d xDrive Touring. De hecho, y diseño al margen, comparte con éste una dinámica muy similar, en la línea del aplomo y equilibrio que también caracteriza a los Serie 1 de la hélice. Y todo fruto de un elaborado tren de rodaje, con suspensiones independientes en los 2 ejes, que compensa con creces su relativo mayor centro de gravedad. Así, ni abordando rutas de montaña a ritmo fuerte balancea o se descompone, lo que en la práctica invita a un ritmo fuerte porque, además, la dirección es muy rápida y los frenos mordaces y resistentes. En esto un 10, como hemos podido comprobar.


Su aptitud offroad le permite encarar con cierta facilidad pistas empedradas, nevadas o embarradas. Pero ojo, pues con 201 mm libres bajo el coche y unos discretísimos ángulos de ataque, ventral y de salida no quiere oír hablar de trialeras o rutas escabrosas. Y es que sobre todo está orientado a uso en asfalto, con ese plus de agarre que otorga la tracción total de la marca xDrive, pero valorando que también se vende en versiones de tracción trasera 4×2 sDrive. En ningún caso los bajos están protegidos -más allá de un conjunto de cubiertas plásticas que los carenan para optimizar la aerodinámica-, no hay reductoras y, como mucho, las versiones xDrive -con reparto de par original del 40 y 60% entre los ejes anterior y posterior respectivamente, aunque puede llegar a ser del 100% en uno de ellos según necesidades puntuales- añade control de descensos.


Interiormente es una delicia, pues aunque no goza de la calidad de un Serie 7 sus ajustes y los materiales aplicados son de primera. Transmite una positiva sensación de robustez, hasta el punto de circular por carreteras muy bacheadas a buena velocidad y comprobar que no libera ni el más mínimo “grillito” o desajuste.


De paso, los asientos son muy buenos por dureza y sujeción, mientras que el puesto de conducción presenta la habitual ergonomía “made in BMW” y, en este caso, una buena dosis de funcionalidad al añadir diferentes huecos para depositar objetos cotidianos -en las puertas, por ejemplo, caben botellas de 1 litro-.


En contraste, las plazas traseras no son particularmente generosas, ni por espacio longitudinal -sobre todo si las butacas delanteras van retrasadas- ni por anchura -más de 2 ocupantes irán mal-. Pueden, eso sí, reclinar sus respaldos -partidos en secciones asimétricas- hasta 31º. El maletero, dotado de cintas elásticas para estibar la carga, es diáfano y aprovechable. Ofrece 420 litros o 490 si fijamos el respaldo trasero en su posición más vertical -incómoda para el pasaje-.


La gama mecánica contempla 3 opciones de gasóleo y una de gasolina. La última es el X1 xDrive28i, con motor atmosférico 3.0 de 6 cilindros en línea, cambio automático Steptronic de 6 relaciones, 258 CV, 310 Nm de par máximo y una velocidad punta de 205 km/h, además de un sprint de 0 a 100 km/h de 6,8 segundos9,4 litros a los 100 km de promedio y 219 gr/km-.


Sobre los diésel, parten de los X1 sDrive18d y X1 xDrive18d de 143 CV y 320 Nm200 km/h, 9,6 segundos hasta 100 km/h desde parado y sólo 5,2 litros de promedio, con emisiones de 136 gr/km-, ambos con cambio manual de 6 velocidades; siguen en los X1 sDrive20d y X1 xDrive20d de 177 CV y 350 Nm -con una velocidad máxima 5 km/h superior a los anteriores, 8,1 segundos en la medición de aceleración pura y 5,3 litros a los 100, además de 139 gr/km-, que puede ser automático Steptronic en el X1 xDrive20d; y culminan en el poderoso X1 xDrive23d, también de 4 cilindros, pero con doble turbocompresor escalonado -uno actúa de forma prioritaria a bajas vueltas, y otro más grande toma el protagonismo circulando a ritmo fuerte-. Libera 204 CV y 400 Nm, y consigue 205 km/h, un 0 a 100 km/h de 7,3 segundos, 6,3 litros a los 100 km y 167 gr/km. Sólo está disponible con el cambio automático y secuencial de seis marchas. Por cierto, unos y otros se benefician de distintos parámetros del programa EfficientDynamics para ahorrar combustible y mermar emisiones, programa que en versiones manuales contempla parada y arranque automáticos de motor Start&Stop.


Entre su interminable lista de elementos opcionales -de serie cuenta con climatizador doble, llantas de 17 pulgadas y cubiertas 225/50 en todas las versiones, audio-CD…- figuran algunos tan interesantes como el mecanismo Perfomance Control, que frena la rueda trasera interior en curvas para ayudar a dirigir la trayectoria marcada por la dirección; navegación con disco duro de 80 GB; faros bixenón direccionales; cámara de retrovisión… No puede llevar ni en opción airbag traseros laterales o de rodilla. Otro dato: 1 de cada 5 BMW vendidos pertenece a la famila X, con cerca de un millón de unidades comercializadas en todo el mundo a estas alturas.


Precios:
X1 sDrive18d: 29.700 euros.
X1 xDrive18d: 31.700 euros.
X1 sDrive20d: 32.700 euros.
X1 xDrive20d: 34.700 euros.
X1 xDrive20d Steptronic: 38.569 euros.
X1 xDrive23d: 38.000 euros.
X1 xDrive28i: 44.300 euros.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

El nuevo BMW X1 se presenta en Nueva York | Autocasion.com 11 abril, 2012

[…] el capó encontraremos la principal novedad de este nuevo BMW X1, que incorpora la versión xDrive 35i. Ésta incluye un motor de 6 cilindros, 3 litros turbo de […]

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba