BMW Serie 5 Gran Turismo

25 Mayo, 2009, modificada el 24 Enero, 2011 por

La interpretación berlina coupé de BMW luce trazos del X6 y del Serie 7, pero también un buen número de soluciones que la hacen muy versátil. Llega con motores de gasolina y gasóleo.

53

Tiene habitáculo para 5 ocupantes y una carrocería grande: 4,99 metros de longitud por 1,90 de anchura y, sobre todo, una considerable altura de 1,55 metros. Llega para hacer la contra a los Aston Martin Rapide, Audi Sportback, Maserati Quattroporte, Fisker Karma, Mercedes-Benz CLS y Porsche Panamera, y se basa, de forma casi milimétrica, en el ensayo Concept Serie 5 Gran Turismo, ya sea por medidas como por soluciones y estampa general.


El nuevo modelo de la hélice, que recibe la denominación Serie 5 Gran Turismo y es la última obra de Chris Bangle, llega a finales de año con los propulsores de gasolina 3.0 biturbo de 306 CV (535i GT) y 4.8 V8, también con doble sobrealimentación, de 407 CV (550i GT). Junto a ellos, un turbodiésel 530d GT –245 CV y 6 cilindros en línea- al igual que los anteriores se conecta a una caja de cambios automático secuencial de 8 relaciones, la misma estrenada por el 760i.


El Serie 5 Gran Turismo, o GT, recibe trazos todocamino del todocamino deportivo de silueta coupé X6, pero también guiños del Serie 7 -los faros, con una luz en forma de anillo y led para el alumbrado de cruce o diurno en el caso de las unidades que monten faros bixenón, y también el doble “riñón” frontal- y otros de la Serie 3 Coupé y Cabrio o de la Serie 6, como las puertas carentes de marco. Cuenta con intermitentes y pilotos mediante led.


Según la marca, su vocación es captar clientes de todoterrenos, berlinas y familiares en mercados europeos y norteamericanos fundamentalmente, hayan tenido o no un BMW con anterioridad. Su peculiar fisonomía se asienta en llantas de 18 pulgadas de serie con cubiertas run flat 245/50 -245/50 y 275/50 con llanta 19 en el caso del 550i GT-.

Una de sus peculiaridades es el portón trasero de doble apertura, similar al que luce el último Skoda Superb: permite abrir sólo la chapa o toda la hoja, vidrio incluído. El hueco para maletas básico es de 440 litros, inferior al de un Serie 3 Touring, aunque la cota asciende a 590 liberando las sujeciones superiores de la pieza que separa ese espacio del habitáculo. Además, si abatimos por completo el asiento posterior el 5 GT se despacha con 1.700 litros, suficientes para acometer una pequeña mudanza doméstica.


Discos de frenos autoventilados en los 2 ejes, freno de parking electromecánico, función Auto-hold para arranque en rampa sin que el coche recule, suspensión Adaptive Drive -varía la flexibilidad y la acción de las estabilizadoras de forma contínua para optimizar la dinámica según la carretera y el tipo de conducción-, dirección posterior Activa Integral, antinieblas y luces de freno de intensidad variable o chasis con suspensión delantera y trasera independientes mediante paralelogramo deformable son otras de sus características.


Tampoco se olvida de control de velocidad adaptable mediante radar, BMW Connected Drive -conexión a un centro de asistencia para planificar viajes, realizar llamadas de emergencia, practicar consultas de marcha…-, head-up display -que ya montan modelos populares como el Peugeot 3008 y desde hace tiempo también otros exclusivos al estilo del Corvette-, aviso por cambio involuntario de carril, Side View para supervisar la circulación perpendicular en cruces de visibilidad limitada, climatizador de 4 zonas, navegación con disco duro de 80 Gb y conexión a Internet -según países-, dispositivo de visión nocturna, sintonizador digital y DVD para las plazas traseras o techo panorámico practicable segmentado de 116×94,2 cm estarán igualmente disponibles en el nuevo modelo.


El habitáculo, aparentemente mucho más amplio que en sus rivales -la marca asegura que el espacio longitudinal para las piernas es como en el Serie 7- y luminoso, puede escogerse en tonalidades negro, marfil, beige y gris. Salvo en el 550i GT, que viene con cuero, el tapizado de serie es de tela. Los asientos se regulan de forma eléctrica, mientras que la instrumentación es idéntica a la del Serie 7, con una pantalla negra mate llamada Black Panel. Junta a ella, un generoso display de 10,2 pulgadas, en el centro de la consola, para mostrar las funciones de navegación y los parámetros del iDrive.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba