BMW Serie 5 Gran Turismo

La interpretación berlina coupé de BMW luce trazos del X6 y del Serie 7, pero también un buen número de soluciones que la hacen muy versátil. Llega con motores de gasolina y gasóleo.

Tiene habitáculo para 5 ocupantes y una carrocería grande: 4,99 metros de longitud por 1,90 de anchura y, sobre todo, una considerable altura de 1,55 metros. Llega para hacer la contra a los Aston Martin Rapide, Audi Sportback, Maserati Quattroporte, Fisker Karma, Mercedes-Benz CLS y Porsche Panamera, y se basa, de forma casi milimétrica, en el ensayo Concept Serie 5 Gran Turismo, ya sea por medidas como por soluciones y estampa general.


El nuevo modelo de la hélice, que recibe la denominación Serie 5 Gran Turismo y es la última obra de Chris Bangle, llega a finales de año con los propulsores de gasolina 3.0 biturbo de 306 CV (535i GT) y 4.8 V8, también con doble sobrealimentación, de 407 CV (550i GT). Junto a ellos, un turbodiésel 530d GT –245 CV y 6 cilindros en línea- al igual que los anteriores se conecta a una caja de cambios automático secuencial de 8 relaciones, la misma estrenada por el 760i.


El Serie 5 Gran Turismo, o GT, recibe trazos todocamino del todocamino deportivo de silueta coupé X6, pero también guiños del Serie 7 -los faros, con una luz en forma de anillo y led para el alumbrado de cruce o diurno en el caso de las unidades que monten faros bixenón, y también el doble “riñón” frontal- y otros de la Serie 3 Coupé y Cabrio o de la Serie 6, como las puertas carentes de marco. Cuenta con intermitentes y pilotos mediante led.


Según la marca, su vocación es captar clientes de todoterrenos, berlinas y familiares en mercados europeos y norteamericanos fundamentalmente, hayan tenido o no un BMW con anterioridad. Su peculiar fisonomía se asienta en llantas de 18 pulgadas de serie con cubiertas run flat 245/50 -245/50 y 275/50 con llanta 19 en el caso del 550i GT-.

Una de sus peculiaridades es el portón trasero de doble apertura, similar al que luce el último Skoda Superb: permite abrir sólo la chapa o toda la hoja, vidrio incluído. El hueco para maletas básico es de 440 litros, inferior al de un Serie 3 Touring, aunque la cota asciende a 590 liberando las sujeciones superiores de la pieza que separa ese espacio del habitáculo. Además, si abatimos por completo el asiento posterior el 5 GT se despacha con 1.700 litros, suficientes para acometer una pequeña mudanza doméstica.


Discos de frenos autoventilados en los 2 ejes, freno de parking electromecánico, función Auto-hold para arranque en rampa sin que el coche recule, suspensión Adaptive Drive -varía la flexibilidad y la acción de las estabilizadoras de forma contínua para optimizar la dinámica según la carretera y el tipo de conducción-, dirección posterior Activa Integral, antinieblas y luces de freno de intensidad variable o chasis con suspensión delantera y trasera independientes mediante paralelogramo deformable son otras de sus características.


Tampoco se olvida de control de velocidad adaptable mediante radar, BMW Connected Drive -conexión a un centro de asistencia para planificar viajes, realizar llamadas de emergencia, practicar consultas de marcha…-, head-up display -que ya montan modelos populares como el Peugeot 3008 y desde hace tiempo también otros exclusivos al estilo del Corvette-, aviso por cambio involuntario de carril, Side View para supervisar la circulación perpendicular en cruces de visibilidad limitada, climatizador de 4 zonas, navegación con disco duro de 80 Gb y conexión a Internet -según países-, dispositivo de visión nocturna, sintonizador digital y DVD para las plazas traseras o techo panorámico practicable segmentado de 116×94,2 cm estarán igualmente disponibles en el nuevo modelo.


El habitáculo, aparentemente mucho más amplio que en sus rivales -la marca asegura que el espacio longitudinal para las piernas es como en el Serie 7- y luminoso, puede escogerse en tonalidades negro, marfil, beige y gris. Salvo en el 550i GT, que viene con cuero, el tapizado de serie es de tela. Los asientos se regulan de forma eléctrica, mientras que la instrumentación es idéntica a la del Serie 7, con una pantalla negra mate llamada Black Panel. Junta a ella, un generoso display de 10,2 pulgadas, en el centro de la consola, para mostrar las funciones de navegación y los parámetros del iDrive.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba