Prueba

BMW Serie 2 220i Coupé, la prueba

26 fotos

Ampliar

05 de diciembre, 2014

Llega a nuestras manos el BMW 220i Coupé, la versión de gasolina de 184 CV del Serie 2 de la marca alemana. Nuestra unidad de pruebas contaba, además, con el paquete ‘M’, lo que aporta siempre un plus en lo que a estética se refiere. ¿Qué es lo que da de sí el pequeño deportivo alemán? Vamos a verlo.

El BMW 220i Coupé es el coche ideal para los jóvenes que quieran disfrutar de calidad por los cuatro costados… además de ‘lucir palmito’. Un gran vehículo, llamativo y con una mecánica que no proporcionará sustos en ningún momento por exceso de potencia. El único problema para este público objetivo, estando en la situación económica que estamos, es el precio, que con el paquete ‘M’ se eleva hasta los 36.324 euros. Eso sí, si eres un padre pudiente que quieras hacer un gran regalo a tu hijo, hay pocos vehículos en el mercado que cumplan con todo lo que hace éste.

Nuestra valoración: 7,3

7

7

9

9

5

7

Destacable

  • Comportamiento dinámico.
  • Interior.
  • Es todo un BMW.

Mejorable

  • Paquete ‘M’ excesivamente discreto.
  • Equipamiento de la unidad de pruebas muy básico.
  • Muy buen motor, pero demasiado "soso".

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: BMW Serie 2 Coupé, sobrio y agresivo a partes iguales

Quizás unas llantas más agresivas habrían ayudado a aportar un plus de deportividad al paquete M del Serie 2 Coupé.

26 fotos

Ampliar

Este BMW 220i Coupé lleva el ADN del extinto Serie 1 y se nota, ya que hereda y actualiza todos los rasgos que caracterizaron a aquel. Sobrio y agresivo a partes iguales, cuenta con los elementos que deben lucir en un BMW. Unas proporciones contenidas, líneas musculosas, la característica parrilla delantera con los famosos riñones de la firma bávara y un toque deportivo extra al poseer el paquete ‘M’ son sus señas de identidad.

Precisamente en el paquete ‘M’ me quería detener. Esperaba más de él. Me explico. Aporta un toque más deportivo al Serie 2, especialmente en el frontal, pero creo que éste debería ser más diferenciador. Y opino que este toque diferenciador debería estar en las llantas, demasiado convencionales en la unidad que hemos probado. Quizás haría falta un perfil algo más bajo o un tamaño mayor que las 17 pulgadas… o a lo mejor es el diseño en sí. Al ver el coche en directo llama la atención, cierto, pero te queda la sensación de que BMW podría haber ido más allá con su paquete deportivo. No debemos olvidar que estamos hablando de un extra cuyo precio supera los 3.000 euros. Al fin y al cabo, estás comprando exclusividad y espectacularidad, y se debería haber dado un paso más en ambos aspectos.

Interior: BMW da en el clavo

El paquete M se deja notar en el interior del BMW Serie 2 Coupé que hemos probado.

26 fotos

Ampliar

Todos los “peros” que tengo del paquete ‘M’ en lo que a imagen exterior se refiere no continúan en el interior del BMW 220i Coupé. A pesar de ser uno de los “pequeños” de la familia, se nota en cada centímetro del habitáculo del coche que estamos ante todo un BMW. Y un BMW especial, muy dinámico.

El volante deportivo de tres radios, el pomo de la palanca de cambios, los asientos… cuenta con una serie de elementos que provocan emociones. Y es precisamente éste uno de los grandes objetivos que deben perseguir los coches deportivos, sean de la índole que sean. Emocionar.

En lo que a funcionalidad pura y dura se refiere, otro aplauso para BMW. Nada más sentarnos en cualquiera de las plazas delanteras nos daremos cuenta de que la comodidad ha sido un aspecto muy cuidado a la hora de fabricar este coche. Además, se trata de unos asientos que agarran muy bien en marcha.

Esta sensación de comodidad baja bastante en la parte trasera, donde el espacio es limitado. Pero -ojo- no debemos olvidar el tipo del coche del que hablamos. ¿O es que acaso conocéis algún coupé donde te sientas como un rey viajando en la zaga? Yo no, desde luego.

En cuanto al maletero, ofrece una capacidad de 390 litros, cifra más que aceptable para un vehículo de este tipo. Su problema es la boca de carga, penalizada de alguna manera por las formas del coche.

Motor: BMW 220i Coupé, 184 CV para todos los públicos

El BMW 220i Coupé cuenta con un motor turbo de 2 litros y 184 CV de potencia.

26 fotos

Ampliar

Vaya por delante que el motor de 2 litros y 184 CV del BMW 220i Coupé es una mecánica perfectamente equilibrada. Un muy buen propulsor. Y que si quieres algo más alegre y divertido, puedes optar a versiones del Serie 2 más potentes. Pero todo esto no quita que esperase algo más de ‘chicha’.

Sobre el papel, parece un motor muy apetecible, pero la realidad es que al volante del 220i creía que iba a tener algo más de movimiento. Y por eso precisamente comento en la conclusión que es un coche perfecto para conductores jóvenes e inexpertos. Sus reacciones son tan suaves como las de una madre el día de tu cumpleaños, por lo que sufrir cualquier tipo de percance por un ‘exceso de peso del pie derecho’ es francamente complicado.

A esta sensación ayudan sin duda las largas relaciones de la transmisión manual de seis marchas. El tacto del cambio, por cierto, es para “hacerle la ola”. Personalmente, me gustan mucho las palancas de cambio de recorridos precisos y directos. Que se pueda sentir bien todo el movimiento en H. Y la de este Serie 2 Coupé me dio esta sensación; buen trabajo el de BMW en este apartado.

Comportamiento: BMW Serie 2 Coupé: todo un BMW

El BMW 220i Coupé es el deportivo perfecto para un conductor joven.

26 fotos

Ampliar

El BMW 220i Coupé es todo un BMW. No hay mayor halago que yo le pueda hacer un coche, ya que, como os he dicho en alguna ocasión, soy un enamorado de la marca bávara y de su filosofía a la hora de construir automóviles. Ese tren delantero situado tan al límite, la propulsión trasera y demás características típicas de la compañía se encuentran en este Serie 2, haciendo que su conducción sea un auténtico placer.

Una dirección precisa y directa nos deja sentir un vehículo de comportamiento totalmente neutro. No tiene ningún vicio. Incluso es “demasiado bueno”, ya que, al menos con este motor, es muy complicado que el conjunto ‘enseñe los dientes’ por mucho que se le provoque, aún en el modo más deportivo.

Además, BMW ha logrado un compromiso perfecto entre aplomo y confort a bordo. La dureza de las suspensiones es la justa para que la estabilidad sea perfecta, sin que por ello echemos en falta una sensación de comodidad que no desaparece ni enfrentándonos a los firmes más complicados.

Equipamiento: Opciones para todos los gustos

La ausencia de LEDs se nota en esta unidad del BMW Serie 2. Uno se acostumbra a lo bueno rápido...

26 fotos

Ampliar

Hablaros de equipamiento siempre me ha parecido algo demasiado generalista, ya que os puedo comentar lo que llevaba la unidad que he probado, pero siempre será decisión tuya qué incorporar en el coche, sin que por ello varíe un ápice todo lo que os he contado hasta ahora.

Sin embargo, esto mismo me lleva a daros un consejo después de probar este Serie 2, que venía bastante justo de dotación, paquete ‘M’ aparte. Si te vas a gastar más de 35.000 euros en un coche de carácter ‘Premium’, no “racanees” un poco de dinero más y equípalo como Dios manda. Se me hacía bastante raro conducir un vehículo de este precio y que no tuviese elementos como el navegador o luces con tecnología LED. Es cierto que estos sistemas encarecen el conjunto, pero prescindir de ellos en todo un BMW es como entrar a una hamburguesería a comerte una ensalada… no tiene mucho sentido, ¿no?

Consumo: El consumo del BMW 220i depende de ti

El consumo de combustible, a pesar de lo que marca el ordenador de a bordo en el momento de la foto, quedó fijado al final de la semana en 8,7 l/100 km.

26 fotos

Ampliar

La afirmación de que el consumo depende de ti y de tu estilo de conducción parece una obviedad. Pero una obviedad que se hace más patente aún en el BMW 220i Coupé. Según utilicemos este coche, el gasto medio de combustible puede variar bastante.

Recordemos que tenemos un modo ‘Sport’ en el que el Serie 2 nos dará lo mejor de sí, para lo cual tendremos que estirar las revoluciones bastante, con el aumento en el consumo que ello supone. En el otro extremo, un modo ‘Eco’, ideal para la ciudad y para aumentar la autonomía. Haciendo un poco de todo, durante la semana que conviví con esta versión del Serie 2 Coupé obtuve un gasto medio de carburante de 8,7 l/100 km, que quedan lejos de los 6,3 l/100 km homologados.

Sin embargo, esta cifra no es sinónimo de visitas frecuentes a la gasolinera, ya que la capacidad del depósito de combustible, 52 litros, nos permite bastante elasticidad.

Rivales

Vehículo

Bmw 220i Coupé Sport

Mercedes-benz CLA 200

Audi A3 1.8 TFSI Ambiente

Precio Desde
34.534 €
Desde
34.300 €
Desde
30.802 €
Combustible Gasolina Gasolina Gasolina
Cambio 6 marchas 6 marchas 6 marchas
Potencia (CV) 184 156 180
Aceleración 0-100 km/h (s) 7,0 8,2 7,1
Consumo Medio (l/100 km) 6,3 5,7 5,8
Emisiones CO2 (g/km) 148 133 135

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche