Nuevo BMW Serie 1: Fruta madura

7 Septiembre, 2011, modificada el 22 Septiembre, 2011 por

Pese a que la segunda generación de la Serie 1 podría ‘chocar’ por su estética, tras conducirla te aseguro que estás ante un coche mejor. Sigue siendo deportivo, pero es menos exigente. Crece en tamaño y amplía el espacio de las plazas traseras y del maletero. Los motores son una auténtica delicia. Y su precio es inferior. Lee y te lo cuento.

No valorado

Destacable

  • Más amplio.
  • Más completo.
  • Más eficiente.

Mejorable

  • Precio elevado.
  • Maletero justo.
  • Retrovisores ‘molestos’.

En la breve toma de contacto que he realizado hoy de la nueva Serie 1 (en concreto, con la versión 5 puertas, la primera que se pondrá a la venta), he salido satisfecho de la renovación del benjamín de BMW. El coche estrena un diseño que, con el tiempo, acabará gustando a todos. A mí todavía no me acaba de convencer, aunque las dudas se disipan una vez lo has conducido.

El nuevo BMW Serie 1 crece en tamaño. Es 8 cm más largo, 1,7 más ancho y mantiene inalterada la altura, estiramiento que supone un interior más amplio, sobre todo en las plazas traseras y en el maletero, dos importantes pegas de la primera generación. Ahora pueden viajar detrás dos adultos de 1,80 metros sin agobios -la plaza central sigue siendo válida sólo para un menor- y en el vano trasero hay 30 litros extra para el equipaje -360 litros en total-. También crecen la distancia entre ejes o batalla y las vías -la existente entre las ruedas de cada eje-, lo que se traduce en una mayor estabilidad.

Interior de calidad, personalizable al máximo

Dentro nos encontramos el ambiente típico de BMW: materiales de calidad, ajustes robustos y detalles deportivos y tecnológicos. El puesto de conducción, perfecto. Vas cómodo y bien encajado para estar atento. La única pega está en los retrovisores, demasiado grandes y ubicados en una posición que limita la vista.

Tampoco puedo reprochar nada al equipamiento, muy completo y sofisticado, tanto de serie como en opción, algo lógico en una marca premium y en un compacto que puede marcar tendencia y cuyo precio está por encima de la media del segmento.

Como novedad, BMW ofrece a los clientes dos líneas de personalización diferenciadas en forma de paquetes: Urban y Sport -además del Pack M, que llegará más tarde-. La primera lleva detalles de diseño ‘chic’, como elementos en blanco, tapicerías suaves o luces de ambiente en tonalidad variable azul y blanca. La Sport ofrece un aspecto más agresivo y deportivo. Y para que no coincidan dos Serie 1 idénticos, BMW ofrece 2.800 combinaciones diferentes en cada una de ellas, un catálogo completo de colores, tapicerías, embellecedores y llantas, entre otros.

Igual de sofisticado que sus hermanos mayores

En la nueva Serie 1, BMW mantiene sus señas de identidad en cuanto al placer de conducir y eleva al máximo los estándares de seguridad, precisión y eficiencia dinámica. La gama de motores se ha revisado por completo y todos son ahora sobrealimentados, tanto los de gasolina –116i de 136 CV y 118i de 170 CV- como los diésel – 116d de 116 CV, 118d de 143 y 120d de 184 CV-. Unas mecánicas mejores que las anteriores: más potentes, menos contaminantes y con importantes reducciones en los consumos.

Una de las novedades está en la incorporación del cambio automático de 8 velocidades, excelente transmisión heredada de sus hermanos mayores, que hace más efectiva, cómoda y económica la conducción. Es la primera vez que se monta en un compacto y lo he probado tanto en el 118d como en el 120d: es una auténtica delicia. Los motores ‘empujan’ con decisión en cualquier régimen mecánico y las mejoras en el chasis se traduce en una mayor precisión al volante. Os recuerdo que los anteriores Serie 1 eran más exigentes, tanto por su delicado chasis como por unos propulsores menos finos en la entrega de potencia.

No te pierdas el vídeo presentación del nuevo Serie 1

Todos los Serie 1 cuentan con el sistema EfficientDynamics para reducir al máximo el consumo y las emisiones contaminantes, pero sin renunciar a un comportamiento decidido. BMW da un paso más con otro ingenio de nueva factura: junto a los modos de conducción Sport Plus -opcional-, Sport y Confort, introduce el Eco Pro. Éste se encarga de disminuir el gasto de carburante hasta un 20% -según BMW– modificando electrónicamente la aceleración, climatización y otros dispositivos, e informa al conductor, incluso minuto a minuto, de la conducción más óptima, en pos de aumentar la autonomía del vehículo.

A la venta, a partir del 22 de septiembre

Ese día estará disponible el nuevo Serie 1 5 puertas; el resto de las versiones llegará más tarde. Los precios van desde los 25.950 euros del 116d hasta los 30.300 del 120d. Más abajo tienes el listado completo y, entre paréntesis, el ahorro de dinero correspondiente respecto a la generación anterior -puede llegar hasta los 1.1150 euros en el caso del 120d-. Interesante esfuerzo el de la marca, ya que a todas luces el BMW Serie 1 es más coche que su predecesor.

En cuanto a las líneas Urban y Sport, el cliente debe pagar 1.800 euros extra, cantidad que, según BMW, sale más económica que si adquirimos cada uno de los elementos por separado. Otros packs a la venta son el Cruise -1.100 euros-, el Comunicación -890 euros- y el Visibilidad -1.190 euros-.

BMW Serie 1 5 p 116d: 25.950 euros (-400 euros).
BMW Serie 1 5 p 118d: 27.250 euros (-350 euros).
BMW Serie 1 5 p 120d: 30.300 euros (-1.150 euros).
BMW Serie 1 5 p 116i: 25.950 euros (-450 euros).
BMW Serie 1 5 p 118i: 27.950 euros (-400 euros).

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba