BMW M6 Coupé y Cabrio: con 560 CV

BMW M6 Coupé y Cabrio: con 560 CV

Llega al mercado el nuevo BMW M6, equipado con un motor V8 de 4,4 litros capaz de entregar una potencia máxima de 560 CV, lo que supone un importante aumento respecto a la cifra que ofrecía la anterior versión del coche. Además, la firma alemana ha conseguido mejorar la eficiencia.

Con una estética tan agresiva que asusta y un motor que hará las delicias de cualquier aficionado a las cuatro ruedas llega el nuevo BMW M6, tanto en su versión Coupé como Cabrio. Ambos tienen una imagen muy similar, salvando las distancias obvias que existen entre una variante convencional, con techo sintético y fibra de carbono, y otra descapotable, con techo de lona. También comparten de serie las llantas de 19 pulgadas, aunque como opción se pueden incorporar unas de 20”.

El BMW M6 es una de las estrellas de la firma alemana en el Salón de Ginebra.
El BMW M6 es una de las estrellas de la firma alemana en el Salón de Ginebra.
Ampliar

El interior del BMW M6 continúa con la línea deportiva de su exterior, típica de todos los modelos de la firma alemana con el apellido M. Para ello, la marca  ha dotado al M6 de diversos detalles en fibra de carbono, un nuevo tablero de instrumentos, volante de radios dobles y asientos deportivos, todos ellos con el logotipo M bien visible.

Bajo el capó, el BMW M6 cuenta con la misma mecánica que el M5, es decir, un motor V8 TwinPower con una potencia de 560 CV. Esto supone un aumento de 53 CV respecto al propulsor del anterior M6, que en este caso era atmosférico y tenía arquitectura V10 de 5 litros. Las prestaciones alcanzadas por el M6 nos hablan de una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos (4,3 en el caso de la versión descapotable) y una velocidad máxima limitada electrónicamente a 250 km/h, que puede aumentar a 305 km/h con el paquete M Drive.

Los ingenieros de BMW también han trabajado para ajustar lo más posible las cifras de consumo y emisiones del motor del M6. Éstas se sitúan en 9,9 litros a los 100 kilómetros en el caso de la versión Coupé y en 10,3 litros para el descapotable, lo que supone un ahorro en ambos campos del 30% respecto a lo que se homologó para la anterior generación del BMW M6.

Las prestaciones de la versión descapotable del M6 son levemente inferiores a las de la versión coupé.
Las prestaciones de la versión descapotable del M6 son levemente inferiores a las de la versión coupé.
Ampliar

Asociado al propulsor, encontramos una caja de cambios M de doble embrague con siete relaciones, que se puede accionar con las levas situadas tras el volante. La potencia del BMW M6 se traslada al asfalto a través del tren trasero, al que sacaremos su máximo rendimiento si utilizamos el Launch Control. También cuenta con un diferencial M, Head-Up display, sistema Low Speed Assistance, control de estabilidad DSC, dirección M Servotronic, faros con tecnología LED autoadaptables, dispositivo de visión nocturna BMW Night Vision y cámara trasera. Por último, y como opción, el cliente podrá equipar un sistema de frenos carbocerámicos.

Comparte este artículo

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibirás en tu email las últimas noticias, novedades y pruebas del mundo del motor

* He leído la Política de privacidad

Tus datos serán incorporados en las bases de datos de Autocasión para gestionar los envíos de comunicaciones. Más información en la Política de privacidad

Te puede interesar...

Comenta este artículo

* He leído la Política de privacidad

Ir arriba