BMW M6 Cabrio

11 Julio, 2006, modificada el 24 Enero, 2011 por

Las perstaciones del propulsor 5.0 V10 de BMW unidas a las posibilidades de un coupe cabrio como el Serie 6 dan como resultado un deportivo de impresión

4

Las perstaciones del propulsor 5.0 V10 de BMW unidas a las posibilidades de un coupe cabrio como el Serie 6 dan como resultado un deportivo de impresión

Las prestaciones del deportivo más potente de BMW unidas a las posibilidades de un coupe cabrio, dan como resultado un vehículo tan impactante como el BMW M6. Con respecto al 650i cabrio es algo más largo y mas ancho debido a las modificaciones aerodinámicas y a la inclusión de elementos estéticos que dotan al M6 de un aspecto más ‘musculoso’. El techo de este M6, como no podía ser de otra forma tratándose de la marca alemana, es una capota textil de estilo clásico. Y el techo de las prestaciones de su propulsor de 507 caballos sólo se lo pone el limitador de velocidad que incluye y que no permite que este deportivo descapotable rebase los 250 km/h.


El propulsor del BMW M6 es el mismo que el del M5. Se trata de un 5.0 V10 de 510 caballos que acelera de 0 a 100 en 4,8 segundos. La conducción deportiva está garantizada con el cambio secuencial SMG que emplea y con el que manejamos una caja de cambios de seis relaciones.
Este BMW dispone además de un programa de rendimiento denominado ‘P400’ que hace que el M6 disponga inicialmente de ‘sólo’ 400 caballos, para un menos consumo, y que cuando el conductor accione un botón donde se lee: ‘power’ para disponer de toda la potencia del motor de diez cilindros. Potencia que necesaria para medirse con sus principales rivales: el Mercedes SL 55 K AMG y el Porsche 911 996 Turbo S.


En cuanto al equipamiento, y los sistemas de seguridad del M6 cabrio llaman especialmente la atención los frenos, de una potencia excelente que consiguen detener completamente el coche circulando a 100 km/h en 36 metros. De 200 a 0 lo consigue en menos de 140 metros.
El equipamiento de seguridad lo engrosan los cinturones de seguridad con limitadores de tensión,  los airbags y un amplio número de componentes de seguridad que se controlan mediante el sistema de seguridad e información ‘Advanced Safety Electronics’ (ASE), que detecta con gran exactitud la fuerza del impacto para activar los sistemas de retención de modo rápido y selectivo. Además, como la mayoría de los coches nuevos de su categoría incluye luces de frenado con dos intensidades para evitar alcances.  


Los cambios en la carrocería no han sido demasiado significativos, tratando de otorgar rasgos de cierta mayor deportividad pero sin perder la elegancia de un coupe cabrio. 
Con sus 4.871 milímetros, el BMW M6 Cabrio es algo más de cinco centímetros más largo que el BMW 650i. Al igual que en el caso de la silueta lateral del coupé, el frontal tiene una línea ascendente que continúa a largo del capó. Estos pequeños rasgos ‘personales’ y los colores exclusivos de la gama  ‘M’ son las diferencias estéticas más relevantes del M6 con resecto al resto de la gama.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba