Prueba

Probamos el nuevo BMW iX3: SUV eléctrico con conducción deportiva

14 fotos

Ampliar

27 de abril, 2021

Hemos conducido el iX3, el nuevo eléctrico de BMW, con 460 km de autonomía y el mismo nivel de calidad, confort y habitabilidad del X3 en el que se basa. Su tracción trasera permite disfrutar de auténticas sensaciones deportivas, todo un placer por el que hay que pagar, de entrada, 72.300 euros.

Desde que lanzó el i3, BMW rompió el cliché de que los coches eléctricos son aburridos de conducir. La propulsión (tracción trasera) siempre logra proporcionar intensas sensaciones deportivas que embelesan a esos compradores que se sienten representados por una mano al aire y un “¿Te gusta conducir?”.  Con el lanzamiento del iX3, la marca bávara logra combinar un diseño atractivo, una gran habitabilidad interior y capacidad de carga con acabados de impecable calidad y alta tecnología. Con ello consigue un SUV de 286 CV con 460 km de autonomía (WLTP) que ya ha puesto a la venta en España por un precio, en la versión más básica (Inspiring), de 72.300 euros. Como ocurre con el resto de eléctricos en el mercado, el precio marca una línea roja que convierte al iX3 en un coche para -pocos- afortunados. Dichosos ellos.

Nuestra valoración: 8,8

Diseño 8

Motor 9

Comportamiento 10

Interior 9

Equipamiento 9

Consumos 8

Destacable

  • Habitabilidad
  • Potencia y aceleración

Mejorable

  • Precio muy alto

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: Un X3 con detalles diferenciadores

Llantas con nuevo diseño, más ligero y aerodinámico, para aumentar la eficiencia del BMW iX3

14 fotos

Ampliar

Poco que añadir a lo que ya sabemos del X3. El indicativo “i”, que marca la gama eléctrica de BMW, ocupa una placa azul situada en la aleta delantera izquierda, junto a la puerta del conductor. Otras muchas inserciones azules adornan el modelo en el exterior y en el interior, para señalarlo como modelo ecológico.

Por fuera, en el frontal, taloneras y faldones traseros (en el lugar ocupado por los escapes en las versiones con motor de combustión); por dentro, en el botón de encendido, volante y pomo de la palanca de cambios. Las dimensiones no cambian, aunque el centro de gravedad el iX3 es más bajo debido a la posición de las baterías.

Los icónicos “riñones” de BMW, que constituyen la parrilla que permite la refrigeración del motor en las versiones térmicas, cuentan aquí con dos placas (con el motor eléctrico no es necesaria la aireación de la mecánica).

Interior: Amplitud, calidad y confort

La habitabilidad en el interior del BMW iX3 es la misma que en el X3, la variante no eléctrica del modelo.

14 fotos

Ampliar

Cuando entras en el interior del iX3, la sensación de espacio es evidente. Tanto en las plazas delanteras como traseras, cualquier tipo de ocupante se sentirá a gusto y no irá apretado. El maletero, por su parte, tiene 40 litros menos de capacidad que el del X3 debido al motor eléctrico: 510 litros en lugar de 550 (1.560 litros si se abaten los asientos de la segunda fila)..

Sentados al volante, de nuevo las inserciones azules en algunos de los elementos nos hacen reconocer que este es un vehículo eléctrico. La palanca del cambio cuenta también con un elemento característico: la posición B, que se puede seleccionar con un toque hacia la izquierda. Con ella el iX3 consigue una mayor retención, algo ideal para la circulación por ciudad, ya que consigue que el coche se pueda manejar con un solo pedal, sin apenas necesidad de tocar el freno.

Motor: Con sonido de gran compositor

El nuevo eléctrico de BMW está fabricado en China

14 fotos

Ampliar

Con esta versión eléctrica, el X3 es el primer modelo disponible con motor de gasolina, diésel, híbrido enchufable o completamente eléctrico. El iX3 dispone del nuevo motor eléctrico BMW eDrive de quinta generación, que desarrolla una potencia máxima de 210 kW/286 CV y un par máximo de 400 Nm.

Un nuevo software unifica en una sola unidad la gestión del motor, la electrónica de potencia y la transmisión. Una de las novedades que aporta es la batería (de litio y cobalto) modular con celdas, que, entre otras ventajas, permite una reparación menos costosa y más rápida en caso de que dejen de funcionar correctamente.

Con una energía bruta de 80 kWh, el motor del iX3 permite una autonomía de hasta 460 kilómetros bajo ciclo WLTP que se convierten en 520 bajo ciclo NEDC.

Y una curiosidad que también es responsable de parte de la emoción que se puede sentir al conducir este modelo: gracias al BMW IconicSounds Electric, el iX3 estrena el nuevo sonido para los modelos eléctricos de BMW, desarrollado en colaboración con nada más y nada menos que Hans Zimmer (autor de las bandas sonoras de Gladiator o Interstellar, por ejemplo). Los  clientes que lo deseen podrán disfrutar de esa opción, disponible en el paquete de equipamiento “Impressive”.

El nuevo y optimizado concepto de almacenamiento de energía permite una potencia de carga de hasta 150 kW en estaciones de carga rápida de corriente continua; desde cero al 80 % de capacidad de la batería en 34 minutos y una carga de 10 minutos, genera unos 100 kilómetros de autonomía (bajo ciclo WLTP). Los clientes del BMW iX3 podrán disfrutar de tarifas reducidas en las estaciones de carga rápida IONITY, dependiendo del país (p.ej. de 0,29 € por kWh en Alemania).

Comportamiento: Deportivo y emocional

¿Te gusta? Ya se vende y el precio de salida son 73.200 euros

14 fotos

Ampliar

Al volante, agradable al tacto, se domina visualmente la carretera y sus contornos, gracias a la altura mayor típica de los SUV y la buena visibilidad en todas direcciones. Con toda la información necesaria en la pantalla digital de la instrumentación (y datos esenciales en el head up display) y la que ofrece el sistema de infoentretenimiento, en la consola central, el conductor dispone de todas las ayudas para disfrutar del viaje.

Circulando por ciudad, el punto B de la palanca del cambio automático hace la conducción sumamente cómoda, reteniendo al iX3 en cuanto se levanta un poco el pie del acelerador y haciendo que nos olvidemos que existe otro pedal, el del freno. Sin problemas de maniobra en las zonas más céntricas del casco histórico, en carretera este eléctrico se suelta y hace valer su potencia para transportarnos con ligereza, toda la que le pidamos. Eso sí, la velocidad máxima está limitada electrónicamente a 180 km/h.

En carreteras secundarias y zonas de curvas, el trazado se ve facilitado por la tracción trasera, que ayuda a redondear los virajes con total solvencia, transmitiendo en todo momento una gran seguridad y pisando el asfalto con aplomo. El BMW iX3 acelera de 0 a 100 km/h en 6,8 segundos, y esa es, desde luego, una sensación que merece la pena recordar.

Si con la posición B del cambio se consigue una gran regeneración de energía, con la denominada “regeneración adaptativa” es el propio sistema de gestión del vehículo el que elige el nivel de retención óptimo para cada situación de conducción. La regeneración adaptativa mejora el confort y la eficiencia de la conducción, porque ajusta la regeneración de energía en la frenada y la función de avance por inercia a cada situación de la conducción.

Comparte este artículo:

Comentarios

* He leído la Política de privacidad.

Guarda mi nombre y correo electrónico en este navegador para la próxima vez que comente.

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche