BMW ConnectedDrive: coches que hablan entre ellos

25 Octubre, 2011, modificada el 26 Octubre, 2011 por

La comunicación entre varios vehículos, o entre un vehículo y la infraestructura vial abre nuevas posibilidades. Además de ser un solución para la seguridad proactiva y la prevención de accidentes, ayuda a una gestión inteligente del combustible. Es decir, a ser más eficientes y a reducir las emisiones.

10

La clave de la conducción inteligente, sinónimo de conducción eficiente y segura, es la visión de futuro. Para ayudar a los conductores a planificarlo, los vehículos de BMW, como los de Ford, ya están equipados con un gran número de sensores diseñados para mejorar la comodidad, eficiencia y seguridad. Sin embargo, a menudo dichos sensores tienen una capacidad limitada de predicción. La comunicación entre vehículos o entre vehículos e infraestructuras hace que los mensajes se extiendan significativamente y en el futuro permitirá a los automovilistas ver a grandes distancias por delante, en áreas que actualmente están ocultas a la vista.

Este dispositivo es un medio de comunicación de redes electrónicas que permite intercambiar información directamente entre dos conductores y entre éstos y la infraestructura vial, como los semáforos. Se trata de una red integral de comunicación en la que cualquier usuario de la carretera puede participar.

Por lo general, opera a través de WiFi o conexiones de telefonía móvil. De aplicación estándar en el automóvil, utiliza la red de alta velocidad WLAN basada en la IEEE802.11p de alta frecuencia/WiFi estándar G5A, diseñada para permitir comunicaciones en tiempo real. Así, el protocolo hace posible que un gran número de participantes se comuniquen a la vez sin interferencias. Mientras, el rendimiento de las redes de telefonía móvil está mejorando  con un aumento de ancho de banda y una reducción en el retraso de los datos; por lo tanto, este medio también se está volviendo cada vez más importante para la comunicación coche a coche, por ejemplo, como un complemento a la comunicación directa a través de WLAN.

Las funciones de conectividad integradas no son nuevas en los modelos BMW, que ya ofrecen este tipo de aplicaciones de entretenimiento desde 1990 con  el BMW ConnectedDrive. Desde hace algunos años, la marca de la hélice ha desarrollo la conectividad integrada para el confort y, en particular, para la seguridad.

Aquí, se abren nuevas posibilidades. En el caso de un peligro, una amplia conectividad entre vehículos permite un aviso previo de riesgos potenciales y, por lo tanto, una reacción de manera apropiada y a su debido tiempo. Pero las advertencias son sólo un posible uso de esta plataforma de comunicación, puesto que los datos de infraestructura -como las fases del semáforo- también pueden integrarse en este sistema. Así, se dispone de información que permite a los automovilistas adaptar fácilmente su estilo de conducción para una mayor eficacia, lo que reduce significativamente las emisiones de vehículos. Por lo tanto, esta tecnología ofrece nuevas soluciones para la seguridad proactiva y la prevención de accidentes, sin olvidar la gestión inteligente de la energía.

Combinado con el aporte propio del conductor, estos dispositivos crean un macrosistema de altísimo rendimiento, capaz de garantizar un viaje seguro y eficiente de principio a fin.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba