BMW Concept CS

20 abril, 2007, modificada el 24 enero, 2011 por

El BMW Concept CS muestra la futura berlina de lujo deportiva que presentará la marca bávara en el plazo(…)

10

Así será el futuro cupé de cuatro puertas de BMW, agresivo a tope y lleno de tecnología. Su piel de tiburón esconde toda la deportividad que sugiere.

El BMW Concept CS muestra la futura berlina de lujo deportiva que presentará la marca bávara en el plazo de dos años. Entrará de lleno en la lucha por un  nuevo segmento en plena expansión abierto por el Mercedes CLS y al que se unirán el Aston Martin Rapide y el Porsche Panamera. Volkswagen-Audi también han mostrado su interés por estar ahí y en Italia Maserati seguirá el estilo en el próximo Quattroporte. Tras la irrupción de los grandes SUV de lujo las berlinas de representación tradicionales han visto mermada su penetración y tanto los fabricantes de coches de lujo como los de grandes deportivos han entendido el mensaje del mercado: más prestaciones y dinamismo.


 Este es el contexto en el que llega el Concept CS, y desde luego la marca muniquesa ha echado el resto abandonando su tradicional planteamiento estético. Las tensas líneas típicas de BMW se afilan y modernizan, el frontal se inclina hacia abajo como el hocico de un tiburón retomando una tradición que hizo inconfundibles a sus coches hasta los años 80 y en la zaga se mantiene la caída recta, pero se reduce mucho la presencia del maletero, lo que junto a la luneta generosamente inclinada, las llantas de 21 pulgadas y una altura máxima de solamente 1,36 metros introducen la imagen necesaria para dotar a este producto del ADN de un cupé de más de cinco metros de largo -concretamente 5,10 m.- y altas prestaciones.


En el exterior se aprecian elementos técnicos ingeniosos, como las manillas de las puertas enrasadas en el nervio lateral de la carrocería y que sólo sobresalen cuando unos sensores advierten que alguien quiere entrar en el coche. Los faros también muestran una nueva tecnología. Se trata de retroproyectores con fuentes luminosas LED que concentran la luz sobre una superficie reflectante que emite sobre la calzada una luz más homogénea que los sistemas actuales. Esta tecnología permite que la fuente luminosa quede oculta a la vista.


CUATRO PLAZAS Y POSICIÓN DE DEPORTIVO
En el interior sólo hay sitio para cuatro ocupantes que eso sí cuentan con asientos individuales tanto delante como detrás. Las envolventes butacas situadas en posición muy baja y el volante muy vertical son propios del habitáculo de un auténtico deportivo más que de una berlina. Toda una declaración de intenciones, lo mismo que la palanca del cambio de marchas situada muy cerca del volante -para favorecer un corto y rápido movimiento del brazo para soltar la dirección accionar el cambio- o el salpicadero orientado hacia el conductor.


El diseño de las superficies está realizado en capas, es decir, con planos superpuestos en vez de uniones enrasadas de los diferentes componentes. En los resquicios de estas uniones los diseñadores de interiores de BMW -que gozan de un merecido prestigio como creadores de tendencias ergonómicas que después son seguidas por otros fabricantes- han incluido elementos funcionales como la iluminación interior, las entradas de aireación o las pantallas de información.


La referencia de la marca en su comunicación es la tradición de la saga M5, modelo del que a buen seguro tome la mecánica, de la que por cierto no se dice nada. Eso sí, sabemos que el corto voladizo delantero se debe a que el motor irá situado por detrás de la suspensión, lo que favorece un reparto de pesos más centrado que se deberá traducir en un comportamiento muy neutro.

0 Comentarios

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba