BMW Concept ActivE

18 Diciembre, 2009, modificada el 24 Enero, 2011 por

La firma de la hélice no es ajena a la moda de impulsión eléctrica. Buena prueba es este ensayo sobre el Serie 1 Coupé, con emisiones cero.

30

En la consecución de automóviles sin emisiones a través de impulsión eléctrica de cara a una movilidad sostenible, BMW propone ahora un ensayo basado en la Serie 1 Coupé llamado Concept ActivE inscrito, junto al Mini E, en el proyecto “i” de la marca bávara. La intención de este vehículo es seguir ahondando en la verificación de este tipo de coche en uso diario.


Entre sus características figura la tracción trasera o propulsión, una de las grandes tradiciones en la marca, y una autonomía superior al uso urbano puro. Además, su habitáculo mantiene 4 plazas y el maletero ofrece una capacidad justa, pero aceptable: 200 litros.


Su mecánica sincrónica ha sido específicamente desarrollada para la ocasión. Rinde un máximo de 170 CV con un par máximo de 250 Nm instantáneo desde la puesta en marcha del vehículo. La batería, de iones de litio, ha sido desarrollada entre BMW y SB LiMotive para el coche, y disfruta de un sistema de estabilización automático de temperatura que garantiza unas prestaciones óptimas en todo momento.


La carrocería recibe medidas concretas para aquilatar peso, mientras que el diseño de los componentes permite una integración perfecta sin restar apenas espacio.  Por ejemplo, el motor eléctrico se posiciona en el tren posterior, mientras que la electrónica se ubica en el vano delantero. El espacio del tanque de combustible en el modelo de combustión queda aquí reservado a la acumulación energética. Sus 1.800 kg están distribuidos conforme al equilibrio típico de la marca. Junto a un bajo centro de gravedad, el comportamiento debe ser muy favorable, con la agilidad próxima a la de cualquier Serie 1.


El Concept ActivE completa la progresión de 0 a 60 km/h en 4,5 segundos, y la de 0 a 100 km/h en 9. Su velocidad máxima es de 144 km/h -electrónicamete limitada-. Como en el Mini E, su autonomía ronda los 160 km con una recarga simple, en función del tipo de conducción -las simulaciones en ciclo FTP72 llegaron a 240 km-.


Precisamente, la recarga se realiza a través de la red doméstica, bien en un enchufe convencional, bien en estacioens específicas. En la red europea la operación exige una red de 50 amperios y 3 horas; en Norteamérica, y con 32 amperios, la carga exige unas 4,5 horas.


Entres sus particularidades el ConnectedDrive, exclusivamente diseñado para este coche. Así, ofrece prestaciones remotas que por ejemplo permiten visualizar en un móvil la carga de la batería, búsqueda de puntos de repostaje e incluso la activación a distancia de la climatización del vehículo.


La marca lo ha singularizado con una decoración que incluye tono de carrocería Liquid White metallic combinado con elementos gráficos Electric Blue derivados de las enseñas de circuito en el capó, las puertas, el techo y la tapa del depósito. También calza llantas y logos privativos, elementos iluminados en azul, un interior con asientos de cuero de diseño diferente y grabados, además de instrumentación azulada de efecto tridimensional. Las funciones remotas del ConnectedDrive se visualizan en el display del navegador, pero también en un móvil específico completamente integrado con el sistema de infoentretenimiento del vehículo.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba