Prueba

BMW 435i Coupé xDrive 2014: la máxima expresión de la Serie 4

25 fotos

Ampliar

27 de enero, 2014

Nos ponemos al volante de la máxima expresión deportiva, si dejamos de lado el M4, del BMW Serie 4. Te presento el 435i Coupé xDrive, una auténtica bestia del asfalto que cuenta bajo el capó con un poderoso 6 cilindros de 3 litros y 306 CV de potencia. ¿Cuesta lo que vale? Vamos a verlo...

No vamos a andarnos con rodeos. El BMW 435i xDrive es el coche ideal para padres con ganas de marcha. Corre mucho, es divertido de conducir, y siempre lo puedes “colar” en casa como un coche para toda la familia. Además, el paquete M con el que cuenta nuestra unidad de pruebas le da un toque juvenil y agresivo que todo propietario agradecerá.

Su único problema real son los 64.700 euros que vale -versión xDrive y paquete M incluidos-. Pero no por el precio en sí, sino porque no serán muchos los que hoy en día puedan permitirse el lujo de desembolsar esta cantidad en un coche. Eso sí, si puedes hacerlo, no lo dudes.

Nuestra valoración: 8,3

9

8

10

8

9

6

Destacable

  • Comportamiento dinámico.
  • Equipamiento.
  • Compromiso confort/rendimiento.

Mejorable

  • Ausencia de levas tras el volante.
  • Consumo de combustible.
  • Se echa en falta un punto más de agresividad.

Ver ficha técnica y equipamiento

Diseño: BMW Serie 4: Nuevo nombre, misma filosofía

El BMW 435i es el coche ideal para un padre de familia con ganas de marcha.

25 fotos

Ampliar

Los alemanes no son amigos de las revoluciones radicales y una vez más ha quedado demostrado. Si esta nueva Serie 4 se hubiese vendido como una nueva generación de la Serie 3, no habría supuesto ningún problema. Existe una evolución en el diseño de este BMW 435i respecto al 335i anterior, pero no será un coche irreconocible, ni mucho menos.

El aspecto del BMW 435i es más musculoso que el de su antecesor. El paquete M del que está dotado nuestra unidad ayuda, pero sin duda lo que le aporta este toque extra de “volumen” es el aumento de sus dimensiones. Estamos hablando de un vehículo 26 milímetros más largo, 43 milímetros más ancho y con un ancho de vías -45 mm (delante) y 80 mm (detrás)- mayor.

Su aspecto exterior llama la atención de una forma discreta y elegante. Lo tienes delante, sabes que es un coche especial, pero no aciertas a decir la razón. Sin embargo, cuando lo miras durante más de dos segundos, su verdadera naturaleza empieza a surgir. Las llantas, las dos salidas de escape… sí, estamos ante un vehículo diferente con una estética muy deportiva.

El diseño del interior es más continuista (si cabe) que el del exterior. Sutiles son los cambios que el BMW 435i presenta respecto a anteriores versiones, si bien los toques azules que le proporciona el paquete M le dan un aroma especial. No obstante, a pesar de la sobriedad típica de la marca, se trata de una apuesta que personalmente me parece muy acertada. No hay elementos que sobren o que desentonen, siendo bastante fácil caer en este tipo de defectos cuando hablamos de coches de este estilo. Si hay que ponerle una pega, que para los amantes de los deportivos será bastante grande, es la ausencia de levas tras el volante para accionar de forma manual el cambio.

Motor: 6 cilindros, 3 litros y 306 CV para este BMW Serie 4

El nuevo Serie 4 cuenta con un motor de 6 cilindros, 3 litros y 306 CV bajo el capó.

25 fotos

Ampliar

Bajo el capó encontramos una de las claves de este BMW 435i, su elemento diferenciador. Los tres litros de cilindrada de su motor y sus seis cilindros en línea nos aportan una potencia de 306 CV, siendo su par máximo de 400 Nm. La aceleración de 0 a 100 km/h que homologa BMW es de 5,1 segundos. Casi nada.

No obstante, no debemos esperar una mecánica bestial, difícil de conducir al límite. Se trata de un propulsor que permite que el vehículo corra mucho, pero lo hace de una forma controlada. Esto me lleva a plantear una vez más la siguiente pregunta: ¿estamos ante un deportivo “de raza” o simplemente ante un coche muy rápido? Yo me inclinaría más bien por lo segundo. Para mi, un deportivo como tal debe cumplir ciertas características, como tener una mecánica agresiva, cierto grado de “incomodidad” al volante (os aseguro que este BMW es confortable con mayúsculas) o reacciones “de circuito”. Aunque también sé que la mayoría de los conductores no buscan eso, desde luego.

Ojo, no entendamos esto como una crítica; no lo es. Simplemente estamos ante un modelo orientado a clientes que gusten de vehículos potentes y rápidos sin que ello suponga “sufrir” como en un deportivo más radical.

Se asocia a este motor una transmisión automática de 8 relaciones. Ésta también se puede manejar de forma manual, si bien solamente se podrá jugar con ella desde la palanca de cambios; como decíamos, no tenemos levas tras el volante. Eso sí, BMW ha apostado por un accionamiento lógico de la palanca: para subir marchas, debemos tirar hacia atrás, mientras que para reducir tendremos que empujar hacia arriba. Es el movimiento intuitivo, el que llevan los vehículos de competición.

Además, el BMW 435i ofrece cuatro programas electrónicos de gestión del motor, orientados a proporcionar una mayor eficiencia energética o su máximo aprovechamiento. El modo seleccionado por defecto es el Comfort, teniendo por encima el Sport y el Sport+. El rendimiento de la mecánica aumenta sutilmente en cada paso, a la par que van desapareciendo las ayudas electrónicas -las cuales nunca están ausentes al 100%-. Donde más cambio se nota es en el modo Eco, que recorta sustancialmente las prestaciones del V6 con el único objetivo de favorecer el ahorro de combustible.

Comportamiento: En pocas palabras: este BMW Serie 4 es brillante

El sistema de tracción total xDrive no resta un ápice de diversión al 435i respecto a su versión de propulsión.

25 fotos

Ampliar

Vaya por delante que soy muy pro-BMW en lo que a comportamiento de un vehículo se refiere. La marca alemana tiene una filosofía mediante la que logra transmitir al conductor unas sensaciones que no ofrecen otras firmas: un tren anterior muy adelantado, responsable en gran parte del tacto tan directo de la dirección, sistemas de propulsión trasera (o tracción total, como el caso que nos ocupa) y, en definitiva, una apuesta clara por la diversión al volante.

El BMW 435i no es diferente. Aunque yo me compraría sin dudarlo el de propulsión, este xDrive no desentona para nada con lo que conocemos. Si bien en determinadas situaciones sí te das cuenta de que las cuatro ruedas empujan, cuando conduces de forma “alegre” no existe mucha diferencia entre esta versión y cualquiera de las de propulsión trasera, con el extra de seguridad que aporta el sistema.

Seguimos teniendo presentes las características que he nombrado al principio de este párrafo. Es increíble la capacidad que tiene este BMW 435i para redondear las curvas. Ni un amago de subviraje -ni sobreviraje, cosas del xDrive-, con una estabilidad y un agarre que, una vez en frío, no hacen más que continuar sacándote una sonrisa de la boca. Ni un pero en este apartado, sinceramente.

Equipamiento: BMW Serie 4: Completo no, lo siguiente

La cámara de visión de 360º ofrece una imagen que recuerda más a la de un videojuego que a la realidad.

25 fotos

Ampliar

Estamos ante el modelo más completo de la Serie 4 y se nota. Un BMW 435i como el que hemos probado cuenta con todo lujo de detalles: tapicería de cuero, materiales de alta calidad, asientos con calefacción que regulan -y guardan en la memoria- electrónicamente su posición, un navegador que se maneja con la voz, sistema de arranque sin llave…

Mención aparte merece la cámara de visión de 360º. El objetivo de la misma no es otro que el de tener los alrededores del coche totalmente controlados en maniobras como la del aparcamiento. Sin embargo, su vista cenital hace que un servidor prefiera el tradicional sistema de avisadores acústicos acompañados de una cámara de visión trasera convencional. Cuestión de gustos, no obstante.

Además, el paquete M aporta al 435i un plus de exclusividad que hará muy complicado que veas otro coche como el tuyo. Un aspecto más agresivo, unas llantas de diseño y detalles azules -presentes hasta en la llave de arranque- son sus señas de identidad.

Consumo: No olvidemos lo que llevamos bajo el capó…

Clásico y a la vez moderno, así es el nuevo BMW Serie 4.

25 fotos

Ampliar

Si te doy así, en frío, las cifras de consumo de este BMW 435i, te parecerán bastante elevadas. Pero, como siempre, debemos tener en cuenta las circunstancias. Y éstas nos hacen recordar que bajo el capó contamos con un auténtico “motorazo”. Como se suele decir: el que algo quiere, algo le cuesta, así que quien compre esta versión de la Serie 4 de BMW debe estar preparado para ver frecuentemente dígitos mayores a 10 litros cada 100 kilómetros, si bien la marca bávara homologa un gasto mixto de 7,2 l/100 km.

Sin embargo, el antes comentado modo Eco nos permitirá ahorrar bastante combustible. Será el programa que llevemos seleccionado en la mayor parte de la vida útil del vehículo: cuando circulemos por ciudad, no vamos a necesitar todo el potencial del 6 cilindros de BMW. En carretera, por su parte, una vez que hayamos alcanzado nuestra velocidad de crucero, tampoco precisaremos más de lo que ofrece este modo Eco.

Aumenta considerablemente el consumo de carburante si decidimos aprovechar todas y cada una de las posibilidades que ofrecen los 306 CV del propulsor de la firma bávara. Pero claro, de nuevo recordamos que el que algo quiere, algo le cuesta…

Rivales

Vehículo

Bmw 435i Coupé xDrive Sport

Porsche Cayman S PDK

Mercedes-benz E Coupé 350 Aut.

Audi S5 Coupé 3.0 TFSI quattro S-Tronic

Precio Desde
60.792 €
Desde
74.753 €
Desde
64.750 €
Desde
71.327 €
Combustible Gasolina Gasolina Gasolina Gasolina
Cambio 6 marchas 7 marchas 7 marchas 7 marchas
Potencia (CV) 306 325 306 333
Aceleración 0-100 km/h (s) 5,2 4,9 6,2 4,9
Consumo Medio (l/100 km) 8,2 8,0 6,9 7,7
Emisiones CO2 (g/km) 193 188 160 179

Comparte este artículo:

Comentarios

Germano 27 enero, 2014

Un paso adelante evidente, pero… ¿era necesario realmente dejar de lado la mítica Serie 3 rebautizando el modelo?

Jorge Morillo 27 enero, 2014

Interesante debate… personalmente me hubiese gustado mantener la Serie 3 tal y como la conocíamos. Pero bueno, la realidad es la que es y nos acabaremos acostumbrando. Siempre lo hacemos.

Sacato 27 enero, 2014

Muy buena prueba!!!!…..gracias…yo estoy esperando un 435d x-drive que tendrá más patada que este 435i…saludos

* He leído la Política de privacidad

Síguenos en las redes

Aquí está tu coche