BMW 335d

24 Agosto, 2009, modificada el 9 Febrero, 2011 por

¿Buscas un deportivo que no castigue tu bolsillo, al menos por consumo? La marca de la hélice lo tiene: se llama 335d y es una de las berlinas medias turbodiésel más rápidas. Es automático, pero no te defraudará.

35

En la estrategia comercial de BMW, tanto la Serie 1 como la Serie 3 son sus piedras angulares. En la segunda, y hablando de berlinas -rivaliza con los Audi A4 y Mercedes-Benz Clase C, pero también con los Alfa Romeo 159Honda Accord, Mazda6, Seat Exeo, Toyota Avensis o Volkswagen Passat-, los más solicitados son los 318d y 320d. Y eso que la potencia diésel de la gama no para en los 177 CV del segundo -143 da el primero-, pues escala a 197 CV (325d), 245 (330d) e incluso ¡¡286 CV!!, como en el 335d que nos ocupa.

Interior

Con 4.531 mm de largo y 2.760 entre ejes, el habitáculo del Serie 3 no es particularmente grande. Pero está muy bien aprovechado, tanto que un conductor de 1,85 metros puede llevar sentado detrás un pasajero de esa talla. El maltero, de 450 litros, es correcto. Su capacidad se beneficia de la ausencia de rueda de repuesto -el coche calza neumáticos de tipo antipinchazo, de esos que pueden rodar un centenar de kilómetros sin aire hasta alcanzar la asistencia- pero, ojo, los respaldos traseros abatibles suponen 451 euros.


El año pasado la gama recibía una puesta al día que exteriormente acarreó nuevos frontal y ópticas -aquí bixenón por 830 euros-, paragolpes, capó y pilotos, nuevas llantas y colores…- Y el habitáculo, de por sí con una calidad soberbia, pasó a beneficiarse de revestimientos todavía más suntuosos, además de nuevos sistemas de audio y navegación, estos con un mando iDrive de gestión más racional dotado de 7 teclas de acceso directo.


Con todo, la equipación sigue sin ser su fuerte, incluso en esta cara variante. Doble climatizador, volante multifunción, 4 elevalunas, llantas de 17 pulgadas o cierre con mando están incluídos, pero la alarma cuesta 570 euros, el puerto USB para enchufar el iPod 356, el acceso/arranque inteligente 796, el techo solar 1.304, el tapizado de piel desde 1.340 y la suspensión sport M 462 euros. Hasta el retrovisor interior fotocromático -201 euros- y los sensores de lluvia y luces -178 euros- van aparte.

Comportamiento y Prestaciones

Al volante esos “males” desaparecen. Esta versión no puede llevar cambio manual, aunque el automático/secuencial Steptronic de serie, con 6 marchas y convertidor, es una maravilla por rapidez; tampoco tracción total xDrive, que no iría mal para apurar cada caballo en conducción exigente.


A partir de ahí el propulsor, un 3 litros de 6 cilindros en línea common rail con doble turbo escalonado -uno más pequeño que actúa a bajas vueltas y otro más grande que lo hace a ritmo fuerte- es demoledor. Ya lo conocíamos del 535d, pero aquí, con una relación peso/potencia –5,8 kg/CV– aún más favorable las prestaciones son todavía más deportivas.


Por ejemplo, despacha el 0 a 100 km/h en 6 segundos y limita la punta a 250 km/h vía electrónica. Y eso que que los desarrollos finales son larguitos -sexta de 59,7 km/h-, pero da igual, porque cargado o vacío recupera velocidad de forma instantánea, al punto que obliga a cotejar de contínuo el velocímetro para evitar “fotografías” inesperadas. El consumo real, de 8 litros a los 100 km –6,7 anuncia BMW-, es brillante dado el potencial. A ver qué deportivo de gasolina de maneras similares le tose en esto…


Otra “guinda” es la dinámica. Aunque no cuenta con la citada tracción xDrive -curiosamente el 330d sí puede llevarla– y es de tracción trasera o propulsión, se beneficia de ese ajuste BMW que tan bien sienta a cualquier modelo de la hélice. De entrada reparte masas suspendidas al 50% -por eje-, y además juega con un chasis que lo amarra como una lapa, una dirección rápida y directa -puede serlo aún más con la opción Activa por 1.552 euros– y frenos potentes, resistentes y dosificables. Evidentemente, 286 CV y sobre todo 580 Nm de par máximo son cifras muy abultadas, sobre todo si las buscamos en tramos virados, pero ahí la batería electrónica dispuesta -desde estabilizador DSC a control de frenada en curva CBC- ataja todo desman. Imposible mejor colofón a una variante cara, pero contundente y extremadamente gratificante.

Destacable

– Motor explosivo.
– Consumo coherente.
– Calidad y dinámica.

Mejorable

– Precio alto.
– Sin opción xDrive.
– Sólo automático.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba