BMW 123d Coupé

4 Agosto, 2009, modificada el 9 Febrero, 2011 por

El diésel más potente de la Serie 1 Coupé presume de motor. Sus 204 CV coronan la eficacia del chasis y el hacer de un cambio automático opcional de lo mejor en la categoría. Claro está, no es barato.

35

Hace unos meses pasaba por nuestras manos el Serie 1 Coupé de gasóleo más accesible con un balance de primera. Ahora probamos para tí la opción más potente, un coche que no sale barato –37.236 euros con cambio automático, como en nuestro caso, o 34.900 sin él-, pero que a buen seguro satisfará las exigencias de una gran mayoría de usuarios “dinámicos”.


Y es que, como ahora veremos, su motor de 204 CV, aunque silencioso y progresivo, da realmente de sí. A todo ello el coche, rival de los Alfa Romeo GT, Mercedes-Benz CLC Sportcoupé, Volkswagen Scirocco y Volvo C30, fundamentalmente, completa sus excelencias con un comportamiento de altura y un tacto exquisito.

Interior

El 123d Coupé comparte base con otros Serie 1. Es decir, es un automóvil de 3 volúmenes y dimensiones compactas -4.360 mm de largo- con algo de aquellos legendarios 2002 de la marca. Homologa 4 plazas, las posteriores separadas por una pieza plástica que oficia de bandeja. El espacio en esa zona es justo, sobre todo en altura: pasajeros de más de 1,75 metros no lo tienen fácil. Pero el acceso no es malo gracias al notable avance de las butacas anteriores.


Delante, sin pegas. El puesto de conducción, sencillo -faltan, por ejemplo, una luz de cortesía en el parasol o una tapita para la tapa de la guantera a la izquierda del volante- pero estudiado, orienta el cuerpo central de la consola al conductor. Materiales sólidos y finos -aunque la calidad dista mucho de un Serie 7-, ajuste perfecto, buena visibilidad, asientos de primera, maletero capaz 370 litros y respaldo trasero abatible-… Hasta el equipo de serie integra lo preciso en términos generales. Y eso que se deja por el camino unos simples asideros de techo.


También los faros bixenón, que cuestan 683 euros, la recomendable dirección activa -1,5 vueltas entre topes a coche parado, por 1.480-, el sensor de parking trasero -513 euros-, las levas del cambio automático en el volante -137 euros- o el retrovisor fotocromático -193 euros-. Por no citar el tapizado de piel -1.651 euros-, el acceso/arranque tipo keyless -683 euros-, los sensores de lluvia y luz -149 euros más-, el techo solar -1.117 euros-, el puerto USB -342 euros- o el navegador -desde 1.753 euros-. De serie monta llantas de 17 pulgadas, y como extra las hay de hasta 19 con gomas traseras 255/40.

Comportamiento y Prestaciones

La magia del 123d es su 2.0 de 4 cilindros con doble turbo. Un common rail de baja compresión -16:1- que rinde 204 CV y un abultado par máximo de 400 Nm de 2.000 a 2.250 rpm. Sobre el terreno, un portento de fuerza y empuje solapado por una suavidad, un nivel sonoro -esencial la citada compresión- y una entrega energética tan lineal que al principio invita a pensar que anda menos de lo que puede.

Ojo, pues sin ser el diésel más rápido del mundo roza los 240 km/h -exactamente 236-, completando los primeros 100 km/h en unos rápidos 7,1 segundos con un consumo mixto homologado de risa: 7,6 litros a los 100 -no más de 8,3 sin prestar mucha atención a la cartera-. Son datos de la versión automático/secuencial analizada -convertidor de par y 6 marchas-, recomendable porque trabaja con rapidez y disfruta de desarrollos perfectamente ajustados -sexta de 53,5 km/h- para sacar jugo al motor.


La verdad es que el 120d ya nos pareció una joya, pero para quien persiga ese “plus” de energía los 3.200 euros que los separa merecerán la pena. Eso sí, empatan en dinámica, muy eficaz por lo afinado de un chasis con suspensiones independientes, una dirección rápida, frenos mordaces y un equilibrado reparto de masas.

Si le buscamos las vueltas aflora su condición de propulsión y el estabilizador trabajará a destajo, en parte por la firmeza de la suspensión y su contenida distancia entre ejes -2.660 mm-. Pero normalmente es neutro y fácil de llevar -hasta rápido-, predecible y seguro, sobre todo con firme en condiciones.

Destacable

– Calidad en general.
– Motor soberbio.
– Comportamiento eficaz.

Mejorable

– Sequedad sobre baches.
– Levas del cambio opcionales. Precio alto.
– Plazas traseras justas.

Suscríbete a nuestro boletín

Al suscribirse aceptas las condiciones del Aviso legal y la Política de privacidad de Autocasion.com

Ir arriba